El diario del Grupo PRISA parece haber olvidado quién es uno de sus accionistas

Sobre El País, el PNV y Qatar: ¿me repiten eso de las manos ‘manchadas de sangre’?

«No nos doblegaremos». Así titula hoy El País un editorial empeñado, precisamente, en insistir en que Occidente se doblegue ante las políticas que están colando a terroristas en nuestro suelo.

Atentado en Berlín: ¿querían que un ataque islamista nos pareciese un accidente polaco?
40 medios silencian la quema de una iglesia tras informar de bengalas ante una mezquita

Muy duro contra la derecha populista y blandito con el PNV

Dice el diario de PRISA que quienes tienen las «manos manchadas de sangre» son «aquellos que pretenden obtener beneficios electorales de la muerte de compatriotas inocentes». Y añade: «sucumbir al terrorismo, algo que las sociedades no pueden ni deben hacer, es tanto aceptar las demandas de los terroristas como usarlos para llegar al poder». Hay que decir que con esa dura acusación El País se refería a partidos de derecha populista como el Frente Nacional francés, o a los conservadores de Alternativa por Alemania. El País nunca acusó de tener las manos «manchadas de sangre» por los mismos motivos, por ejemplo, al PNV, a pesar de que el propio diario publicó en 1994 estas miserables palabras del entonces dirigente jeltzale Xabier Arzalluz:

«No conozco ningún pueblo que haya alcanzado su liberación sin que unos arreen y otros discutan; unos sacudan el árbol, pero sin romperlo para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas.«

En un editorial del año 2000, El País reconocía: «Fue el PNV el que rompió el consenso democrático frente al terrorismo al pactar por su cuenta con ETA en condiciones que equivalían a que los no nacionalistas pagaran el precio de una paz eventual. Eso nada tiene que ver con la democracia, y mientras no rectifiquen será imposible el acuerdo.» Y a continuación añadía: «Pero el PNV es un partido de trayectoria y electorado democráticos». Ni una mención, insisto, a que el PNV tuviese las manos «manchadas de sangre». Y eso que, a diferencia del PNV, el FN francés o la AdF alemana no han entablado nunca pacto alguno ni con el terrorismo islámico ni con sus sostenedores. Al contrario: son abiertamente hostiles a ellos, algo que no se puede decir de otros…

Un sultán de Qatar, accionista de PRISA

Me veo en la obligación de recordar, además, que El País fue uno de los medios que en septiembre de 2015 reclamó la acogida masiva de refugiados sirios en Europa. Y matizo: sólo en Europa. El editorial publicado por El País no pedía a las monarquías islámicas del Golfo Pérsico que se uniesen a la acogida. De hecho, no han querido acoger a ninguno. Da la casualidad de que en febrero de 2015 la CNMV anunció que un sultán qatarí entraría en el accionariado de PRISA. A lo mejor ese dato sirve para que más de uno empiece a comprender el trasfondo de la línea editorial de El País, un periódico que está censurando noticias incómodas para Qatar, según ha denunciado el Comité de Redacción del diario. Pero no quiero terminar estas líneas sin señalar un dato más: Qatar ha sido acusado de dar soporte al Estado Islámico en Siria. Lo ha señalado no cualquier mindundi, sino el Secretario de Terrorismo e Inteligencia financiera de Estados Unidos, David Cohen. Y ahora, señores de El País, ¿me repiten eso de las «manos manchadas de sangre»?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Es tan sórdida la historia del chafardero indomable, que nada nos puede extrañar, lamentablemente hay muchos que aun lo consideran su periódico de cabecera.

    No entiendo mucho de asuntos financieros internacionales, pero los gobiernos deberían cuidar quienes entran en algunas compañías de tipo estratégico y no cabe duda que la editorial de un periódico tan influyente lo es.

    No es de recibo que por ejemplo los narcos compren acciones de empresas y supongo que eso estará perseguido, pues lo mismo respecto a un estado terrorista, por muy amigo que sea del primo de zumosol.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.