La Liga Antidifamación Polaca reclama al diario disculpas y una rectificación

Una organización polaca demanda al diario El País por culpar a Polonia del Holocausto

Hace dos meses el diario del Grupo PRISA publicó un polémico artículo atacando a Polonia por documentar que los campos de exterminio alemanes tenían centinelas alemanes.

Contra la difamación: algunos datos sobre la actitud de los polacos ante el Holocausto
El País se enfada con Polonia por documentar que los guardias de Auschwitz eran alemanes

Un artículo que provocó indignación en Polonia

En su momento ya contesté aquí las falsedades de El País, cuyo artículo abundaba en las mentiras lanzadas por la propaganda estalinista de la postguerra para desprestigiar a la Segunda República polaca. El artículo del diario de PRISA provocó indignación en Polonia (un medio polaco incluso se hizo eco de mi réplica a El País), pues desde hace años ciertos políticos -por ejemplo, Barack Obama- y algunos medios de Alemania y de otros países occidentales vienen haciendo circular la expresión “campos de la muerte polacos” para referirse a lo que, en realidad, eran campos de la muerte alemanes instalados por los nazis en Polonia, un país ocupado militarmente por Alemania.

La demanda se presentó el 24 de mayo en el Tribunal Regional de Varsovia

El pasado jueves día 25, una organización polaca, Reduta Dobrego Imienia (la Liga Antidifamación Polaca) anunció en su web la presentación de una demanda civil contra El País. La demanda fue presentada el 24 de mayo por Maciej Świrski en el Tribunal Regional de Varsovia. En la demanda se le reclama al diario izquierdista español y que rectifique la noticia publicada en marzo, además del pago de las costas judiciales. El sistema jurídico de Polonia permite presentar estas demandas contra los diarios electrónicos, al ser accesibles desde ese país. También apelan al Reglamento europeo (CE) nº 1206/2001, relativo a la cooperación entre los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros en el ámbito de la obtención de pruebas en materia civil o mercantil, para la posibilidad de que o bien el demandado comparezca mediante una videoconferencia o incluso un juez polaco se desplace a España para recabar los testimonios pertinentes. La abogada Monika Brzozowska-Colmenar, que representa al demandante, señala que “no hay absolutamente ningún obstáculo ahora para reconocer esto de acuerdo a nuestra legislación”.

Enviaron una carta de rectificación que El País no contestó

La Liga Antidifamación Polaca acusa a El País de considerar a los polacos no sólo responsables del Holocausto, sino también de los “progromos” o “cazas de judíos”. La organización polaca dirigió una carta de rectificación al diario de PRISA el 12 de abril: “hasta la fecha no respondió a la carta”, señalan. La Liga Antidifamación Polaca señala que el artículo provocó “indignación” en la sociedad polaca. “Los polacos salvaron a judíos, a menudo arriesgando a sus propias familias”, recuerdan Maciej Świrski, fundador de Reduta. “Tengo estudios de historia y no estoy de acuerdo con tales mentiras sobre Polonia y los polacos”, añade. La Liga Antidifamación Polaca considera que artículos como el publicado por el diario español “son engañosos para gente que sabe poco acerca de la historia de Polonia o incluso la desconocen”.

Lo que dicen lectores polacos del diario de PRISA

En la entrada correspondiente de la web de esa organización polaca se han publicado docenas de comentarios de lectores apoyando la demanda y felicitando a Reduta por defender el buen nombre de Polonia. Alguno llama “oszczercami” (calumniadores) a los de El País. Incluso apoya la demanda una polaca residente en España y lectora habitual del diario de PRISA, que señala que el artículo en cuestión le “irritó en gran medida”. Otro lector denuncia que “esta propaganda es deliberada para trasladar la responsabilidad de los opresores a las víctimas.” Un lector recuerda que cuando los judíos fueron expulsados de España “encontraron refugio principalmente en Polonia, que era famosa por su tolerancia en toda Europa”. Una lectora, hija y nieta de polacos deportados a Alemania por los nazis en la Segunda Guerra Mundial, escribe: “Los editores y periodistas de El País probablemente no son personas lo suficientemente educadas como para comentar sobre la ocupación de Polonia por Alemania”. Otro lector polaco de El País se queja de que el diario “no escribe sobre Polonia casi nunca, y si escribe algo, siempre es negativo”.

El País se topa con su propia receta sobre la “memoria histórica”

Entiendo bien el enfado y la indignación de los polacos ante las mentiras de El País, pero personalmente no soy partidario de judicializar la historia. Creo que artículos tan lamentables como el de El País merecen ser contestados por periodistas, historiadores y por cualquier persona decente que conozca bien la historia de Polonia en la Segunda Guerra Mundial, pero meter a jueces dictar sentencias al respecto es improcedente. La paradoja es que El País sí que apoyó que la historia fuese reescrita a golpe de ley. En octubre de 2007 apoyó con un editorial la llamada “Ley de Memoria Histórica”, creada entonces por el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero para imponer como historia oficial la lectura izquierdista sobre la Guerra Civil Española. Sin ir más lejos, otro editorial del diario de PRISA reafirmó su apoyo a esa ley el año pasado. Sin embargo, en su artículo sobre Polonia El País criticaba lo mismo que apoyó en España: que el Estado imponga una determinada lectura de la historia. A ver con qué cara contesta a la demanda de Reduta después de haber publicado esos dos editoriales.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir. España, que sepa es el único país del mundo desarrollado que aprueba una ley sobre historia que se ha convertido en una campaña demoladora de erradicación de signos, señales, representaciones históricas de la España contemporánea, guste o no guste que fue la cruel Guerra Civil y la dictadura de Franco. Se puede intepretar la historia de una manera u otra como se viene haciendo durante siglos y siglos pero nunca tratar de hacerla desaparecer para satisfacer a ideología políticas que es exactamente lo que hizo ZP. Yo lo llamaría mas bien la Ley de la Memoria Mordaza. Dentro de unas décadas, las nuevas generaciones se preguntaran: ¿Que paso entre 1936 y 1975? ¡A ver si no comienzan a buscar ‘debajo de las piedras’ donde están los restos del Franquismo del que nunca se ha hablado?

  2. Juan Toledo

    Comparto todo lo que dice James Skinner . Es una ley VERGONZOSA

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]