Ningún encuestado marcó el terrorismo como problema que más la preocupa

¿En serio hubo 16 muertos? Un dato del CIS sobre Cataluña que debería causar asombro

Hoy el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado el avance de resultados de una encuesta preelectoral hecha en Cataluña de cara a los comicios autonómicos del 21 de diciembre.

Manifestación de Barcelona: ¿importa más la hispanofobia que las víctimas?
Hispanofobia: el odio a España fomentó y facilitó el trabajo al islamismo en Cataluña

Sólo el 0,6% de los encuestados han señalado el problema del terrorismo

Muchos medios se han hecho eco a lo largo del día de las estimaciones de voto que recoge esa encuesta, pero hay un dato que me ha llamado mucho más la atención. La pregunta 5 de la encuesta es la siguiente: “En su opinión, ¿cuál es el problema más importante que tiene Cataluña en la actualidad? ¿Y en segundo lugar?” El mayor problema es el paro (27,6%), algo comprensible. Lo más llamativo es que los siguientes problemas que encabezan la lista son políticos: el independentismo (14,6%), la falta de diálogo Estado/Generalidad (12,2%), la falta de autogobierno (un problema ficticio que sin embargo preocupa al 11%), la inestabilidad política (9,3%) y el gobierno central (9,3%). Lo más llamativo es que ninguna persona encuestada marcó el terrorismo como primer problema, y sólo el 0,6% lo marcó como segundo. Para que nos hagamos una idea, es el mismo porcentaje que se ha llevado la falta de entendimiento con Europa y un porcentaje inferior al problema de la incomprensión y el rechazo de Cataluña en el resto de España (1,4%).

Hace menos de 4 meses que los terroristas asesinaron a 16 personas en Cataluña

Tal vez los encuestados lo hayan olvidado, pero el 17 y 18 de agosto, no hace ni cuatro meses, hubo en Barcelona y Cambrils dos atentados reivindicados por el ISIS que se saldaron con 16 personas asesinadas (entre ellas 2 niños) y 152 heridas. Además de sacar de la lista de los problemas que más preocupan a las pensiones, las vivienda, la educación y los problemas económicos, el golpe separatista en Cataluña ha generado tal bronca política que ha conseguido que los catalanes se olviden de ese grave peligro que les afectó mortalmente el pasado verano. Y eso después de una vergonzosa manifestación manipulada por los separatistas para culpar a España de los atentados: el colmo de la hispanofobia. Algunos deberían pararse a pensar un poco la anestesia social que les están provocando con ese desafío separatista.

(Foto: AFP / Javier Soriano)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luna

    Una muestra peor de cómo la sociedad está completamente distraída de lo esencial fue la “performance” que se hizo en la manifestación de rechazo a este atentado, en donde soportamos sin reacciones dignas que se desviara la realidad con la estupidez de que “el rey vende armas”, mientras otros estaban más por la labor de insultar al Presidente del Gobierno o cualquier otro representante del mismo que por las víctimas.

    Tenemos que elegir en Cataluña entre la alucinación constante que no nos permita ser personas ni sociedad, y la realidad, que nos lleva a la denuncia de esta programación sectaria con lavado de cerebro. Yo lo tengo claro: Ninguna nación puede aspirar a que sus ciudadanos sean simples autómatas ni imponerse sobre lo que es humano en esta vida; la nación es para el hombre y el hombre para la nación, no puede situarse por encima de esta ambivalencia.

    Hay un motivo muy claro para esta situación: La visión muy empañada, que confunde claramente entre los términos “nación”, “país”, p
    “patria” y gobierno”. Todo esto es el resultado de una pugna por el mayor alcance de poder de algunos que por el camino se pervirtieron, que se dio entre corrupción y nos ha llevado a un estado desesperado (ya no es de bienestar), en donde se buscan soluciones en donde no pueden estar.

    José Antonio dio con una definición concisa y muy exacta: “Unidad de destino en lo universal”, nuestros poetas supieron ubicarla en su contexto: “Madre de corazones y de brazos”. Lo siento, pero entre las divagaciones y laberintos de quienes pretenden encontrar en el contexto de los problemas actuales (que ellos mismos han generado)la entidad de España, me quedo con lo anterior.

  2. Schwan

    Un gran apunte, Elentir. Todos hemos mirado e interpretado esta encuesta del CIS en clave exclusivamente política, queriendo extrapolar los resultados a la noche del día 21. Pero, curiosamente, muy pocos nos habíamos fijado en ese dato.

    El problema ha sido que, realmente, el nacionalismo ha manipulado tanto a todos y a los sentimientos de todos, sobre todo de los catalanes; que el propio atentado permanece en la retina de todos como una macromanifestación separatista.

    Es muy triste, pero creo que esa es la razón.

  3. tamaran

    De pequeño oia aquello de “no seas maleducado” ante un gesto grosero, palabra malsonante o actitud chulesca. Nunca pensé que se podia llegar a tal grado de (mala) educación o mejor dicho de manipulación masiva, como para llegar a pervertir a pueblos y regiones enteras de esta manera.

    No me considero pesimista, quizas demasiado confiado, pero no hace falta ser profeta para atisbar lo que se avecina. Preveo si no espabila el personal un negro horizonte social, económico y político no solo para Cataluña, también para el resto de este pais.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]