Nuevo espectáculo de periodistas que escriben sin tener ni idea de aviación

Datos frente a los disparates mediáticos sobre el accidente de un EF-18 en Torrejón

El pasado 17 de octubre, el teniente Fernando Pérez Serrano, del Ala 12 del Ejército del Aire, falleció en un accidente de aviación cuando su EF-18 Hornet se estrelló en la Base Aérea de Torrejón.

Supuestas exclusivas, periodismo y el accidente del F/A-18 en Torrejón / Drizzt
En memoria del teniente Fernando Pérez, del Ala 12 del Ejército del Aire, muerto en Torrejón

El encargado de investigar este tipo de accidentes es el CITAAM

Según el Real Decreto 1099/1994, la investigación de los accidentes de aeronaves militares españolas y de los accidentes de aeronaves militares extranjeras que tengan lugar en España es competencia de la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), dependiente del Ministerio de Defensa y adscrita al Mando del Apoyo Logístico del Ejército del Aire. En esta comisión figuran representantes de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil. La elaboración de sus informes puede llevar meses. El mismo día del accidente, la Ministra de Defensa se comprometió a comparecer en el Congreso para informar sobre ese accidente cuando se conociesen sus causas. Pero sin esperar a conocer las conclusiones del informe de la CITAAM ni a la comparecencia de la Ministra sobre el accidente, algunos medios se han lanzado a columpiarse de una forma bochornosa. Y con lo de “columpiarse” me quedo muy corto.

Las tremendas falsedades publicadas por ‘El Independiente’

El 17 de enero, el diario digital El Independiente publicaba una noticia con el siguiente titular: “Fernando Pérez, el piloto militar fallecido en Torrejón, sabía que uno de los motores no funcionaba”. Sin identificar a sus fuentes, el citado digital publicó uno de los párrafos más plagados de falsedades que he leído nunca sobre un accidente de aviación:

“Según ha podido saber El Independiente, uno de los mecánicos del Ejército del Aire comunicó al teniente Pérez que uno de los motores no funcionaba. Aún así, éste decidió coger el caza para iniciar un vuelo de instrucción habitual contando con que con el otro motor tendría suficiente para volar. Este tipo de decisiones son habituales entre los pilotos, ya que el F-18 tiene dos potentes motores de doble flujo y con solo uno de ellos la aeronave puede volar sin problema. Este tipo de averías no asusta a los pilotos como Pérez, que pese a su corta edad consiguió ser el primero de su promoción y acumulaba más de 700 horas de vuelo.”

Cuando leí este párrafo me eché las manos a la cabeza. Me cuesta creer que esto lo haya redactado alguien que tenga una mínima idea de aeronáutica.

Lo que dice el manual NATOPS del F/A-18 sobre despegar con pérdida de empuje

Como bien señala hoy mi colega Drizzt en un detallado artículo que os recomiendo leer, el manual de vuelo NATOPS del F/A-18 (ver PDF), en su capítulo 14, recomienda “abortar” el despegue en caso de una pérdida de potencia. Y añade:

“Con un motor averiado, con mucho peso, en condiciones de día caluroso, incluso el uso del máximo empuje A/B en el motor operativo puede no proporcionar una capacidad de ascenso suficiente para continuar el despegue de manera segura. A menos que los depósitos externos puedan desecharse con seguridad, los despegues en estas condiciones, según lo determinado por los cuadros adyacentes, deberían ser abortados.

Así mismo, en el capítulo 7.2 del manual, dedicado al despegue, se indican las condiciones en las que deben estar funcionando ambos motores. Ningún piloto de F/A-18 se arriesgaría a despegar sin un motor para un simple vuelo de instrucción. Si hace algo así pone en peligro su vida, su avión y las vidas de los que se pueden ver afectados por la caída del aparato. La seguridad en vuelo de un avión militar no es ninguna broma. Pero además de lo señalado, hay una incongruencia supina en la citada información: El Independiente señala la causa inicial apuntada por Defensa del accidente (“una pérdida de potencia” del caza), y al mismo tiempo el diario afirma que un caza puede despegar sin un motor, una situación que supone una clara pérdida de potencia para el avión (hay que tener en cuenta que muchos despegues se hacen usando las postcombustión en ambos motores, para ahorrar pista). ¿La redactora de la noticia no reparó en esa incongruencia?

El diario Público y sus trampas con las fuentes anónimas

Abundando en este circo mediático, este mediodía el diario Público, un medio muy afín a Podemos, titulaba otra noticia sobre ese accidente afirmando que el teniente Pérez “fue presionado días antes para que despegara con problemas mecánicos”. Como ya hizo El Independiente, Público también apela a fuentes anónimas, en este caso para afirmar lo siguiente:

“Fuentes de esta base aérea denuncian a Público, en una exclusiva que comparte con Las Mañanas de Cuatro, que el piloto había sido presionado por el coronel el 11 de octubre por abortar otro despegue por los problemas mecánicos del aparato. Según explican estas fuentes, el F18 de Pérez no superó el control rutinario de seguridad y el piloto decidió permanecer en tierra, lo que le valió la reprimenda de su superior. Fuentes del Ministerio de Defensa niegan esta versión: aseguran que el vuelo que el teniente Pérez tenía previsto ese día se abortó porque el piloto “estaba indispuesto” y “no se encontraba en disposición de volar”, y no se llegó a hacer un chequeo de seguridad al F18.”

Obsérvese un detalle curioso que revele el concepto de la ética periodística que tienen algunos: el Ministerio de Defensa, fuente identificada, niega lo que afirman fuentes anónimas, pero Público pone en el título la versión de esas fuentes anónimas. Así mismo, el diario enlaza la información de El Independiente, pero matiza: “Varias fuentes han desmentido a Público, incluido el propio Ministerio de Defensa, que ningún piloto militar, ya sea de un caza de combate como el F18, de un helicóptero o de un avión de transporte, despegue con la consciencia de que uno de sus motores está averiado.” Así pues, ya no es sólo Defensa: Público también ha accedido a otras fuentes -que tampoco identifica- que niegan que un piloto despegue con un motor averiado, pero el diario ha preferido fiarse de quienes afirmar lo contrario, aunque esa insensatez contradiga el propio manual de vuelo del F/A-18.

Intentan pringar a Defensa y acaban acusando al piloto

Público también contradice a El Independiente, afirmando que el motor funcionaba, pero nuevamente apela a fuentes anónimas para afirmar lo siguiente: el mecánico de su aparato le informa de que uno de los motores hace un sonido raro, pero que funciona, explican fuentes de la base. El teniente se sube a la cabina y continúa las pruebas de potencia con el mecánico. Las lecturas que ofrecen los instrumentos son normales, aunque el ruido persiste. Fernando Pérez decide continuar con la misión, un simple vuelo de instrucción. Lo que viene a decir Público, en base a fuentes anónimas, es que el piloto se arriesgó a hacer “un simple vuelo de instrucción” sin tener la seguridad de que su aparato estaba en condiciones. Dicho sea de otra forma: en su intento de pringar a Defensa, Público está acusando de negligencia al piloto sin que aún se hayan conocido los resultados de la investigación. ¿Dónde están los límites del periodismo? ¿Todo vale para conseguir visitas?

Público y Cuatro comparten una exclusiva pero se contradicen

Por otra parte, el diario Público señala que su información es “una exclusiva que comparte con Las Mañanas de Cuatro”, otro medio conocido por su afinidad a Podemos. Sin embargo, ese programa televisivo contradice al diario y afirma que el teniente Pérez “voló presionado sin un motor”:

Para respaldar su información, Cuatro entrevistó a un hombre encapuchado y con la voz alterada digitalmente, que sin dar ningún detalle técnico sobre el vuelo afirmó: “La impresión que hay es que voló presionado”. El entrevistado también dijo tener “miedo” a represalias. Si es cierto que este señor es militar, que lo desconozco, sí debería tener motivos para estar preocupado, ya que el Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, en su Artículo 7 considera una falta grave lo siguiente: “Hacer peticiones, reclamaciones, quejas o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas, así como formularlas con carácter colectivo o a través de los medios de comunicación social.” Si uno se mete en las Fuerzas Armadas, y se le confía armamento al que no tenemos acceso los civiles, es a cambio del cumplimiento de unas normas que no son opcionales. Que un militar vaya a un programa de televisión a lanzar “impresiones” sobre las causas de un accidente aéreo es una completa irresponsabilidad.

El Ejército del Aire desmiente esas informaciones y anuncia acciones legales

Hoy, pocos minutos después de las 15:00 horas, el Ejército del Aire publicaba un comunicado desmintiendo esas informaciones y anunciando posibles acciones legales:

“El Ejército del Aire desmiente que el teniente Fernando Pérez Serrano, fallecido el pasado 17 de octubre en el accidente de un F18 en Torrejón de Ardoz, fuera presionado por sus superiores para que pilotara el avión. La seguridad de vuelo a la hora de iniciar cualquier ejercicio aéreo es prioritaria, y así está recogida en la normativa que rige los vuelos militares.
Actualmente hay en marcha un procedimiento judicial para determinar las causas del accidente.
Ante la gravedad de las acusaciones, el Ejército del Aire y el Ministerio de Defensa se reservan el ejercicio de acciones legales contra todos aquellos que difamen acerca de este accidente y sus causas.”

Podemos quiere usar políticamente los disparates de sus medios afines

Si alguien se pregunta si hay gato encerrado detrás del penoso espectáculo mediático que hemos visto hoy, esa pregunta ya tiene respuesta. Esta misma tarde se conocía que Podemos ya se ha apresurado a registrar una pregunta parlamentaria sobre el tema, usando como trampolín los disparates publicados por sus dos citados medios afines. El partido de Pablo Iglesias pretende que la Ministra de Defensa comparezca de “con carácer urgente”, es decir, antes de que se conozca el resultado de la investigación del CITAAM. No puedo hacer menos que sentir indignación ante esta jugada parlamentaria. Me parece muy grave que Podemos pretenda convertir en motivo de debate parlamentario un asunto sometido a una investigación judicial y sobre cuyos detalles, por tanto, la Ministra de Defensa no está autorizada a hablar hasta que se concluya esa investigación. ¿Dónde están los límites de la acción política y de la labor periodística? ¿No tienen suficiente con los demás frentes en los que andan metidos, como para convertir en motivo de bronca la muerte en accidente de un piloto militar?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Julio

    Es una forma más de desprestigiar al Ejército, sigue siendo el enemigo a batir por estos indeseables, no quieren reconocer que el Ejército es la defensa de España y no esta prensa farsante y engañabobos diarios. Espero que el Ejército sea duro ante tales descalificaciones.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]