Martiño Noriega insiste en no pedir perdón por el pregón cristianófobo

El alcalde de Santiago considera una ‘crítica’ llamar ‘puta’ a la Virgen y ataca al periódico que lo contó

El separatista Martiño Noriega no está dispuesto a pedir perdón por los graves insultos lanzados contra la Virgen María en el pregón de carnaval de Santiago el pasado sábado.

El pregonero del carnaval de Santiago llamó ‘puta’ a Santa María ante familias con niños
El alcalde de Santiago afirma que llamar ‘puta’ a Santa María ante niños pequeños es ‘humor’

Noriega habla de ‘ola represiva’ pero se olvida de la ‘Ley Mordaza’ de sus aliados de Podemos

Así lo ha dejado claro esta mañana en una comparecencia ante los medios de la que se ha hecho eco Europa Press. En ella, el alcalde compostelano ha enmarcado ese insultante pregón “dentro de la sátira y la crítica” y “dentro de los límites del humor”. Es más: considera que las críticas al pregón cristianófobo, lanzado en una plaza en la que había familias con niños pequeños, forman parte de “una ola represiva que intenta regular la libertad de expresión y los derechos fundamentales”. Se le olvidó decir, sin embargo, que precisamente es su partido, Anova, y sus socios de Podemos han presentado una propuesta de “Ley Mordaza” en el Congreso de los Diputados, que contiene mecanismos abiertamente inconstitucionales para perseguir las críticas a la ideología de género.

Invoca el ‘derecho de crítica’ para amparar los insultos a la Virgen

El alcalde separatista también considera que se está “criminalizando” el pregón y que eso le parece “terriblemente peligroso”. Es decir, que le parece peligroso que la gente se queje cuando la insulta un tipo en un acto pagado con dinero público, pero no se lo parecen los insultos. El regidor municipal también ha hecho un llamamiento a “entender los contextos, a entender el humor, a entender las sensibilidades”… a menos que seas católico, claro. En ese caso, a tu sensibilidad que la zurzan. Noriega también ha pedido no convertir el carnal “en el único espacio sin derecho a la crítica en la democracia”. ¿Desde cuándo llamar “puta” a la Virgen María ante niños pequeños en un acto pagado con dinero público es “derecho de crítica”? Y si el alcalde cree en serio eso, ¿qué diría si eso lo dijesen de su madre? ¿Le parecería entonces “derecho de crítica”, o se sentiría lógicamente ofendido? La respuesta es obvia. Lo que este alcalde está defendiendo no es un “derecho de críticar”, sino un “derecho” a injuriar y a humillar a quienes no opinan como él. Un derecho inexistente, pues el derecho a la crítica acaba donde empiezan los límites de la injuria.

¿Una plaza con niños pequeños es un ‘contexto’ adecuado para lanzar obscenidades?

Hoy Martiño Noriega ha vuelto a demostrar que su concepto de la libertad de expresión se basa en la aplicación de la Ley del Embudo, con el extremo grande para él y sus amiguetes y con el extremo pequeño para los que no opinan como él. En la citada comparecencia ante los medios el alcalde ha hablado de “manipulación”, pero no ha explicado en qué ha consistido esa supuesta manipulación. ¿Acaso es falso que Carlos Santiago, el pregonero, lanzó esos insultos? Noriega no los ha desmentido en ningún momento. Se ha limitado a justificarlos en el “contexto”, como si una plaza en la que estaban familias con niños pequeños fuese un contexto en el que cabe justificar injurias y obscenidades como las del citado pregón. ¿Es así como Noriega propone educar a los pequeños?

Noriega carga contra el medio que contó lo ocurrido

Pero además, esta tarde Noriega ha cargado en Twitter contra El Correo Gallego, el primer medio que informó de ese insultante pregón. El alcalde le acusa de hacer “una campaña poco rigurosa”, pero no indica en qué ha faltado ese diario al rigor o a la verdad. Y es que el alcalde no puede negar lo que dijo el pregonero porque hay docenas de testigos que lo oyeron. Pero además, Noriega culpa al diario de amenazas que dice haber recibido “en mis RRSS”, adjuntando capturas de pantalla que se supone será de la página de Facebook del alcalde (porque tampoco lo indica). ¿Qué culpa tiene El Correo Gallego de lo que escriban unos individuos en la página de Facebook del alcalde? ¿Quién es el que está criminalizando aquí a alguien? Lo que Noriega está haciendo es retratar su doble vara de medir. Mientras invoca el “derecho a la crítica” para justificar graves ofensas contra los católicos, carga contra un medio por contarlas. Ésta es la idea de la libertad que tiene Martiño Noriega. La capital de Galicia no merece tener como alcalde a un tipo como éste.

(Foto: Flickr Compostela Aberta)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Pues nada, si el buen hombre sigue considerando que eso es libertad de expresión, yo sigo, basado en la libertad de expresión, que él y el pregonero son unos hijos de la gran p***.

    Por cierto, lo típico de los dictadorzuelos es matar al mensajero. Ahora la culpa la tiene el periódico que los destapó. Seguramente la culpa será del cha cha cha.

  2. Marea tiene que cambiar el chip o perderán en las elecciones municipales el año que viene. No pueden insultar a su propia ciudadanía – que no es tonta – de esta manera. Yo tengo un amigo en este partido (no es tan radical) y le he preguntado por el ‘Programa para Galicia’. ¡No tienen uno!

  3. Ignacio

    Lo que faltaba por leer, ¿qué cree que pensaron los pobres críos y sus familias?

    Es penoso, ni nadie merece ser excluido de no ofender con palabras ni ese periódico tiene la culpa de que se publique lo sucedido. Esto no tiene ningún sentido: en otras palabras, es como decir “acepto lo que piensen los otros, pero no que publiquen mis cosas”.

  4. Luis Recinos

    Bueno, si el Sr. éste tiene el “derecho” de expresarse “libremente” así, entonces, la Profesora Alicia Rubio también debería tener el derecho a expresarse libremente en Santander o en cualquier otro lugar de España. Pero ya sabemos que no es así, a juzgar por la columna de Elentir del día de ayer. Y si, ya sabemos que en aras de la “igualdad y de la libertad de expresión”, hemos eliminado la igualdad y la libertad. ¡Así va Europa! Saludos.

  5. Angel

    Aunque no me gustaría que lo hiciera por ser ofensivo, que pasaría si hiciese un pregón cambiando la virgen por mahoma, por supuesto es pos de la “libertad de expresión”,? .
    Seguro que no habría lugar en el mundo donde se pudiera esconder.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]