El ministro pone la guinda a la penosa actuación del Gobierno ante el golpe

El despreciable motivo por el que Montoro intenta torpedear la labor del juez Llarena

Este lunes, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, concedió una entrevista al diario El Mundo en la que hizo una declaración poco creíble sobre el golpe separatista encabezado por Puigdemont.

Vox contacta con abogados alemanes para conseguir que Puigdemont vuelva a prisión
El Gobierno de Rajoy confiesa a la BBC su intención de ceder al chantaje separatista

Montoro tendría un problema si se demuestra el uso de fondos públicos en el golpe separatista

Diversos medios se han hecho eco de esa entrevista, señalando que el ministro ha negado que el golpe separatista del 1 de octubre se sirviese de fondos públicos. El motivo de la negativa figuraba en la propia entrevista:

Montoro sabe que tendría un problema muy grave si llegara a demostrarse que la rebelión independentista se ha financiado con recursos públicos por falta de celo en el departamento de Hacienda. Su titular afirma que desde septiembre tiene el control sobre los 35.000 millones que maneja la Generalitat intervenida, y que el sistema finalista de control de pagos certificados funciona”.

Así pues, si Montoro niega ese uso de fondos públicos es porque él mismo puede quedar en entredicho por no haber hecho su trabajo de fiscalizar el uso de esos fondos por parte de la Generalidad. Es decir, que está torpedeando la causa judicial contra los golpistas para librarse él de su responsabilidad al respecto. Pero al mismo tiempo, en la entrevista sí deja la puerta abierta a esa posibilidad:

“Cuando se emplaza a Montoro a volver a prometer que ni un solo euro de los españoles ha ido a parar al procés desde que Hacienda intervino la autonomía, responde que eso sólo habría podido ocurrir por un delito de falsificación de un funcionario conchabado con algún proveedor de la causa. «Por eso hay una investigación judicial en marcha. Pero la malversación no requiere solo desvío de fondos: es también abrir un recinto público para un acto político ilegal, por ejemplo»”.

Las pruebas que demuestran que Montoro no dice la verdad

Obviamente, a efectos penales y políticos sería mucho menos grave haber prestado locales públicos para un referéndum ilegal que haber desviado millones de euros de fondos públicos para financiar ese golpe de Estado. Por otra parte, el uso ilegal de locales públicos no afectaría a Hacienda. Pero estamos hablando de algo mucho más grave que el uso de locales públicos. A modo de ejemplo, en mayo del año pasado la Fiscalía ya estaba investigando un posible desvío de 900 millones de euros para el proceso separatista. Es una cantidad astronómica. Cuando el Gobierno intervino las cuentas de la Generalidad en septiembre lo hizo, precisamente, para evitar el desvío de fondos, y la propia intervención es señal de que tenía constancia de ese desvío.

En octubre, durante una operación policial en la que se incautaron documentos de la Generalidad que pretendían destruir los Mozos de Escuadra, fue hallada documentación sobre el desvío de 3 millones de euros procedentes del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), una partida que habilitó el Gobierno central para afrontar las deudas e impagos de la Generalidad. A finales de febrero, la Abogacía del Estado admitió que cabe la posibilidad de que “los fondos estatales pudieran haber sido malversados por miembros de la Generalitat”, y que por tanto “existen indicios de un presunto delito de malversación de caudales públicos”. Hay que recordar que la Abogacía del Estado está personada en la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga los delitos relacionados con el referéndum ilegal del 1 de octubre, precisamente en representación de Hacienda como parte perjudicada en el uso de fondos públicos para fines ilegales.

Los golpistas se aferran a las palabras de Montoro para quedar impunes

Finalmente, hoy mismo el juez Pablo Llarena, que lleva la causa del golpe separatista en el Tribunal Supremo, ha dictado una providencia dirigida al ministro Montoro para que justifique su afirmación sobre la ausencia de fondos públicos en el proceso separatista, algo que contradice las fuentes de prueba recogidas en esta instrucción. En su providencia, el juez señala que estos dos últimos días varios de los procesados han justificado sus alegatos de inocencia en relación a los delitos de malversación de los que se les acusa en las declaraciones hechas por el ministro en la citada entrevista a El Mundo. Es el colmo de la vergüenza ver a los golpistas escudándose en el ministro de Hacienda para defenderse. Esto ya es el colmo de lo que ha venido siendo la actuación del ejecutivo ante el golpe.

Un episodio más de la negligente actuación del Gobierno ante el golpe

Y es que lo que destapan las declaraciones de Montoro en relación al golpe separatista es la incompetencia y la desidia que ha demostrado el Gobierno de Rajoy ante el golpe separatista. Ante un hecho tan grave, el ejecutivo siempre ha ido a remolque de los acontecimientos. Recordemos que en julio del año pasado Rajoy dijo que ese referéndum ilegal no se celebraría, porque era contrario a la ley, pero al final se celebró. La Generalidad se pasó meses ignorando las advertencias del Gobierno y de la Justicia, llevando a cabo un golpe separatista con el fin declarado de romper la unidad nacional, a pesar de lo cual el Gobierno sólo aplicó el Artículo 155 de la Constitución casi tres semanas después de ese referéndum ilegal. Y como estamos viendo, lo ha aplicado bastante mal, permitiendo que los separatistas mantengan el control de la televisión pública y de la radio pública de la Generalidad, lavándose las manos en el sistema educativo y permitiendo que el separatismo siga usando recintos públicos como centros de propaganda.

Mera desidia, cobardía e incompetencia, ¿o hay algo más?

En una situación tan grave para España, Rajoy ha actuado con los complejos y la debilidad a los que nos tiene acostumbrados, dando alas a los golpistas y permitiendo que la imagen de nuestra Nación quede manchada ante el mundo por un proceso rupturista en el que, además, el Gobierno ha hecho un esfuerzo nulo por contestar la propaganda separatista en el exterior. Es más: tras el reciente incidente provocado por la Justicia alemana al negar la extradición de Puigdemont, invadiendo competencias de los tribunales españoles al ponerse a valorar los hechos sin haber comprobado siquiera la documentación remitida por el Supremo, la respuesta de Rajoy ha sido salir en defensa de la Justicia alemana. Algún día sabremos si este constante disparate es fruto de la desidia, la cobardía y/o la incompetencia, o si había algún pacto entre el Gobierno y el separatismo para zanjar el golpe sin que nadie vaya a prisión, porque la actuación del ejecutivo empieza a provocar sospechas de lo segundo.

La firmeza de Vox contra los golpistas deja en evidencia al Gobierno

Por lo demás, ¿para qué ha servido la mayoría parlamentaria que los españoles dieron al PP en las últimas Elecciones Generales? La desidia y la dejación de funciones del Gobierno son especialmente graves si tenemos en cuenta que tenía todos los recursos para hacer frente con firmeza a ese golpe separatista, cosa que no ha hecho. Pero la demostración más clara de que ni siquiera hacían falta muchos recursos, sino ganas de defender a España con firmeza, es la actuación en este asunto de un pequeño partido sin presencia parlamentaria y sin subvenciones públicas: Vox. La causa del citado Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona la inició Vox como acusación popular, gracias al dinero aportado por sus afiliados y donantes. Por esa causa entraron en prisión Turull, Rull, Romeva, Bassa y Forcadell. Vox también está presente como acusación popular en la Audiencia Nacional, lo que ha permitido procesar por un delito de rebelión a Puigdemont y a los demás cabecillas del golpe separatista. Lo que todo esto demuestra es que con sus respectivas actuaciones, el Gobierno ha demostrado ser parte del problema y Vox ha demostrado ser parte de la solución. Recordadlo la próxima vez que toque ir a votar.

Llarena publica la documentación que demuestra que Montoro miente

+ ACTUALIZADO 0:52h: Vox acaba de dar a conocer la siguiente información: Llarena acaba de levantar el secreto de la pieza separada de investigación de la posible malversación de caudales publicos acreditándose en la misma, según informe de la Guardia Civil, de la cantidad de 1.915.067,22 euros malversados. Esta información demuestra que el ministro Montoro mintió en su entrevista a El Mundo al negar esa malversación. Ante este hecho, Vox pide la inmediata dimisión/cese del ministro de Hacienda por haber faltado a la verdad y haber causado un grave perjuicio a la acusación penal contra los golpistas, perjudicando igualmente la aplicación de la euroorden y entrega de Puigdemont a España por Alemania”.

(Foto: La Moncloa)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Manuel

    Veamos Elentir, el gobierno quiere a los golpistas en la calle. No quieren acabar con ellos, quieren negociar un acuerdo y convertir Cataluña en una especie de Puerto Rico.

  2. Los grandes partidos llevan tantos años cediendo al chantaje de los separatistas que parece que son incapaces de vivir sin ellos.

  3. Angel

    Deseando que llegue las elecciones, lo tengo muy claro. Todo empieza desde pequeño, y se va haciendo grande. Ya es hora que lo bueno valla creciendo.
    Es tremendo lo que se esta viendo en España, y también en parte de Europa.

  4. Blanca

    Les echan una de cal y otra de arena, así no se arreglará nunca el problema catalán. Está claro que al gobierno no le interesa. Si no fuera por VOX, ni siquiera habrían aplicado este simulacro de artículo 155… Tengo ya muy claro que voy a votarles, parecen ser los únicos que tienen valores morales y que realmente les importa España.

  5. Luna

    La estrategia de exculpación de Montoro es la más torpe que pueda existir, ya que al lavarse las manos está incurriendo en encubrimiento y probable complicidad. Aun podría pasar de la inocencia a la culpabilidad por estas declaraciones, ya veis lo que digo. Y todo por un error de cálculo incomprensible en un Ministro de Hacienda: No ver que los períodos de ejercicio de malversación son necesariamente anteriores a los que corresponden a la intervención por aplicación del Art. 155 de la Constitución.
    Da pena ver una traición tan inútil, como también la da el ver como nos están tomando por imbéciles a todos los españoles. No nos pueden engañar con algo tan pueril.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.