Ana Rosa llevó como 'experto' en leyes a un socialista que ni siquiera es jurista

Las trampas de Ana Rosa Quintana en su debate con Santiago Abascal en Telecinco

Santiago Abascal estuvo ayer en el programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco. Iba a ser una entrevista, pero fue un debate en el que la presentadora estuvo todo el rato a la contra.

Jordi Évole, que trató cordialmente a Otegi, acribilla a insultos al partido de Ortega Lara
Las dos trampas que le hizo Cristina López Schlichting a Santiago Abascal en la COPE

No fue une entrevista: fue un debate entre Abascal y una periodista progre

Para los que no lo hayan visto, la parte del programa dedicada a Abascal se puede ver pulsando aquí. Ana Rosa Quintana tomó partido abiertamente por una ideología determinada que defienden determinados partidos, en oposición a Vox. Por supuesto, esta señora es muy libre de oponerse a los planteamientos de Vox, pero que no lo llame “entrevista”: llámelo “debate” y no engañe a su audiencia. Por otra parte, lo que me parece muy grave es que el programa de Telecinco haya pretendido lanzar el mensaje de que las ideas de Vox son ilegales porque no le gustan a esa cadena o a su presentadora, incluso recurriendo a trampas, como veremos más abajo.

Para empezar, Ana Rosa dijo que es “un contrasentido” que un partido que está contra las autonomías se presente a unas elecciones autonómicas. ¿Ha preguntado alguna vez a los partidos separatistas, que están contra España, por qué se presentan a las elecciones generales? ¿O sólo se le ocurren las preguntas tontas cuanto toca entrevistar a alguien de Vox?

Citó como ‘experto’ en leyes a un socialista que ni siquiera es jurista

En el minuto 8:24 del vídeo dicen que van analizar la “legalidad” del programa de Vox con un “experto”, del que ni siquiera dicen su nombre. Lo dijo Abascal, dejando en evidencia al programa: se trataba del socialista Luis Arroyo, antiguo asesor del gobierno de Zapatero. Pero resulta que este señor ni siquiera es un jurista: es un experto en comunicación, con estudios en sociología y ciencias políticas. Lo primero que Arroyo dice es que las famosas 100 medidas de Vox son “100 disparates”. ¿Defender la unidad nacional es un disparate? ¿Que las administraciones no discriminen el uso del español es un disparate? ¿Lo es acaso defender la vida, oponerse a la inmigración ilegal o pedir igualdad ante la ley para hombres y mujeres?

Así se columpió el ‘experto’ socialista citado por Telecinco

A Arroyo le preguntan: “¿es legal el programa electoral de Vox?” Y contesta categóricamente: “no”. Dice, concretamente, que no es legal pedir la eliminación de las autonomías, aunque Abascal ya había dejado claro que pedían una reforma de la Constitución por los cauces previstos en la misma. Entonces, ¿es legal pedir que se rompa España y sin embargo las autonomías son sagradas e intocables? Arroyo -que insisto, no es jurista- también dice que es ilegal las menciones que ese programa hace a la inmigración, “siempre en términos despectivos”. Pero es incapaz de poner ni un ejemplo. También dice sobre Vox: “ellos no creen que haya violencia de género”. Es cierto: Vox cree que la violencia es condenable siempre, sea cual sea el sexo del agresor: su medida 70 propone “promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños”. ¿Es esto lo que le parece “ilegal” al “experto” Arroyo? Lo más tronchante es que Arroyo llega a preguntarse “si es legal” reducir los impuestos a todo el mundo. Entonces, ¿lo único legal es subirlos? Finalmente, el “experto” socialista dice que el programa de Vox parece hecho por “cuatro machotes metidos en una taberna una tarde antes de un gran evento en Madrid”. Pues resulta que entre esos “machotes” figuran un catedrático de Derecho como es Francisco José Contreras, y varios licenciados en Derecho, Economía, Medicina, Ciencias Químicas y Filología.

Ana Rosa Quintana niega las denuncias falsas: lo que revelan las estadísticas

En el minuto 11:54 Ana Rosa Quintana dijo que “las denuncias falsas son una minoría”. ¿Ah, sí? Recordemos que en los siete primeros años de aplicación de la Ley de Violencia de Género sólo el 20,1% de las denuncias acabaron en condenas. El 79,89% de las denuncias (826.616 casos) o bien acabaron en absolución o bien fueron archivadas por falta de pruebas. ¿Esto no le dice nada a Ana Rosa? Recordemos, así mismo, que en 2006 y tras constatar que las denuncias falsas habían aumentado, el ministro socialista que promovió esa ley las consideró un “coste soportable”. Había sido advertido de que la ley generaría denuncias falsas y no le importó, y cuando las denuncias falsas aumentaron siguió importándole un bledo, hasta que en 2015 él mismo fue denunciado en lo que calificó como “denuncia falsa”. Lo más llamativo es que cuando Abascal le dijo a Quintana que hay que proteger la presunción de inocencia, la reacción de ella fue como si le importase un bledo, cuando estamos hablando de un derecho humano y constitucional.

La presentadora niega los homicidios de hombres por violencia doméstica

Indiferente a todos los argumentos, Quintana se enrocó en el discurso del feminismo progre sin admitir que pueda haber opiniones distintas, insistiendo una y otra vez en el tema del “machismo” como si todos los casos de violencia en el hogar se explicasen por una supuesta relación de opresión, formulada sobre la base de la lucha de clases marxista, entre hombres opresores y mujeres oprimidas. Es más: en el minuto 12:46 Quintana mintió con descaro al afirmar que “no hay ningún hombre muerto por violencia dentro del hogar“. Basta con revisar las hemerotecas, y me limito a algunos casos de este año:

En total, la web Mereces Saberlo lleva contabilizados 12 hombres muertos a manos de mujeres en 2018. Pero a diferencia de los casos de la llamada “violencia de género”, los homicidios cometidos por mujeres en el ámbito doméstico -tanto contra hombres como contra otras mujeres- no son contabilizados en las estadísticas oficiales de una forma específica. ¿Cómo se justifica esto? ¿Nos están dando a entender que si te mata una mujer es menos grave, simplemente porque eso no encaja en el discurso neomarxista del feminismo progre?

Quintana defendió el aborto y la entrada de inmigrantes ilegales

A continuación, y siguiendo con su defensa de las tesis de la izquierda progre, Ana Rosa Quintana se puso a defender el aborto frente al alegato de Abascal en defensa de la vida. Lo más irónico es que acto seguido, hablando de la inmigración ilegal, Quintana dijo que hacen falta inmigrantes porque los españoles no tenemos hijos. Es el colmo del absurdo. En cuanto a los inmigrantes ilegales, Quintana dijo que eso es “irremediable”. ¿Qué propone, entonces, abrir las fronteras a todo el mundo? En este punto, Ana Rosa empezó a adoptar una pose propia de una inculta que no sabe de lo que habla. Por ejemplo, preguntó: “¿y cómo se evita que lleguen?” Oiga, ¿le suenan a usted de algo cosas como las fronteras, las aduanas, las verjas y los muros? ¿Cómo evita Ana Rosa Quintana que entren extraños en su casa? Pues lo mismo, oiga.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Russell

    Santiago me pareció un poco flojo. No sé si es que no se lo esperaba o que está todavía en una nube. Al presunto jurista yo le habría dicho que veía su envite y lo subía a un órdago: si es ilegal… que lo denuncie.
    Me llamó la atención que le colase lo de que no había denuncias falsas, no sé si no quiso entrar al trapo o que esa no se la sabía. Lo mismo con lo de que no hay hombres muertos por violencia de género.
    He de confesar que cuando dejó de hacer preguntas y empezó a recitar temas/mantras/lemas de tres en tres y Santiago le empezaba a responder y ella repetía los que no había podido responder todavía lo corté.
    Ana Rosa repugnante, sectaria, ignorante y cortita. Santiago me pareció un poco más flojo que otras veces, creo que Javier Ortega o Alicia Rubio habría lidiado mejor con este bicho.

  2. Sharovarov

    Yo, al igual que Rebeca Olmedo, también le recomendaría cosas a Santiago Abascal: comete errores en la entrevista, sin duda. Quizás envíe luego otro comentario para señalarlos. Un adelanto: cuando la progra le saca el tema “inmigración/Trump”, podría haberle dicho que Obama deportó a muchos inmigrantes.

    Ese “experto” me suena de haberlo visto en un vídeo de Youtube donde discute con Cristina Seguí.

  3. Jandro

    Pues yo no he visto ni tan sectaria y hostil a Ana Rosa ni tan flojo a Abascal. Exceptuando las majaderías del “experto”, que a saber por qué han sacado esa estupidez, ha sido una entrevista más o menos bastante cordial, y por el minutaje hasta generosa. Si bien ella ha sacado temas desde la óptica de miope típica del que se pone a hablar de todo sin saber muy bien de nada y contagiada de los apriorismos de los medios, no ha sido agresiva ni le ha hecho un tercer grado ni nada por el estilo. Ha permitido muy bien a Abascal mostrar quién es VOX y explicar su programa, y él ha tratado de adaptarse a ese formato y a ese contexto, pensando en el televidente medio de ese programa pero sin hacer concesiones ni quitar nada a las ideas de VOX. En lo de las denuncias falsas, Abascal no ha querido entrar al trapo por no andar con una guerra de cifras, y sí que ha dicho que la cuestión aquí es la desigualdad de hombres y mujeres ante la LIVG.

    El único punto en el que, para mí, Abascal ha mostrado un perfil bajo es en el tema del aborto. No me ha gustado la insinuación de idea minoritaria. Muchos votos de VOX son ante todo por eso. Espero también que haya sido cosa de evitar confrontación brusca.

    Por lo demás, ha exhibido una brillantez notable como líder entrevistado y le da mil vueltas a Casado o a Rivera.

  4. Axel

    Por presentadores y programas como ese con más razón hay que votar a vox

  5. Oscar

    INMIGRACION,sr.Abascal planteo Abril 2018 que los hispanos somos iguales en idioma,cultura y religion y hay 270000 nietos esperando ciudadania muchos calificados que esperan para llevarlos poblar España y aportar a la seguridad social.

  6. Rigoberto Ortiz TReviño

    El riesgo que corre VOX es caer en la trampa de los medios tendenciosos. Santiago se ha defendido…pero creo que estuvo mucho mejor Ortega Smith en la SER. Ana Rosa tiene mucha experiencia y más mala leche… Era fácil darle KO…pero es conveniente prepararse mejor ante esta gentuza.

  7. Sharovarov

    Al principio, la presentadora dice: “Su partido, ¿qué es?, ¿es de extrema derecha?, ¿es de ultraderecha?, ¿es filofascista? Porque claro, todos sabemos que el PP es la derecha; Ciudadanos, centro-derecha/centro-izquierda, depende; el PSOE, centro-izquierda o izquierda clásica; y de Podemos algunos dicen que es extrema izquierda…”
    Inmejorable ocasión para que le hubiera dicho que el PP ya no es derecha porque, entre otras razones, dejó intacta toda la ingeniería social de ZP, además de subir los impuestos una barbaridad…de modo que traicionó completamente a sus votantes y dejó huérfana a la derecha social, la cual, en parte, ha decidido dejar de votarles para confiar en Vox, que sí está dispuesto, a diferencia del PP, a luchar contra las leyes liberticidas y totalitarias de la izquierda. Es que, claro, si Santiago Abascal admite ese planteamiento no diciendo nada, y dado que, evidentemente, Vox está a la derecha del PP, pues por más que diga que no son de extrema derecha y que ellos no están en el debate de las etiquetas, estaría cayendo en la trampa de ese planteamiento, con lo cual sería percibido por mucha gente, y por supuesto de forma equivocada, como un partido de extrema derecha. Además, no hace mucho, en sus carteles, Vox se definía como “la derecha”. ¿Qué problema hay ahora para no decir lo mismo?
    Bueno, a ver cómo gestionan ahora esos espectaculares resultados.

    Russell, Javier Ortega estuvo en la SER. Está en Youtube: “Vox carga contra las feminazis y niega que exista violencia machista”.

  8. Sheila

    Yo pienso que a la ANA ROSA QUINTANA, la tenían que haber despedido pero de hace mucho tiempo atrás. Estoy totalmente de acuerdo con la señora RUSELL. Esta mujer tan progre es para mí repugnante, sectaria, ignorante y cortita. Que la lean a RUSELL, está señora dá una opinión muy clara de cómo un debate en tele cinco, con semejante bicho como entrevistadora, se puede convertir en personajes invitados, que saben muy bien lo que está pasando en esta sociedad con un montón de problemas y que…no quieren entrar al trapo. Cuánto amiguismo y corporativismo, entre Santiago, la Colase y la Ana Rosita Quintana. Soís todos iguales y daís auténtico asco, ni hos veo ni veo esa cadena, por favor…. tan cutre. Qué pena.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.