El cineasta cosecha ya su tercer fracaso de taquilla tras 'Ágora' y 'Regresión'

Amenábar fracasa con su manipulación sobre la Guerra Civil: recauda menos de lo esperado

La última película de Alejandro Amenábar ha tenido su primer pinchazo en taquilla en el fin de semana de su estreno. «Mientras dure la guerra» ha recaudado menos de lo que se esperaba.

Pues a mí no me da la ‘puta gana’ de que el gobierno me haga pagar películas que no veo
Los Héroes de Baler no merecen ofensas como la de ‘1898: Los últimos de Filipinas’

Una película que vende como histórico un relato que fue inventado en 1941

Como ya señalé ayer, Amenábar basa su película en un falso relato sobre la Guerra Civil Española, escrito por una persona que no fue testigo de los hechos ocurridos en Salamanca el 12 de octubre de 1936 y que, además, se inventó lo ocurrido en un texto escrito cinco años después de aquellos hechos. Se trata, además, de una película que se presenta como histórica pero está plagada de hechos que no ocurrieron. A su favor, la película tenía una amplia campaña de promoción que el propio director ha intentado aumentar recurriendo a la polémica política, comparando la España actual con el franquismo, orientando así su largometraje hacia el público izquierdista. Así mismo, Televisión Española ayudó a promocionarla con un desafortunado reportaje en el que se presentaba al General Millán-Astray como «el fundador de la Falange».

Taquilla Cine España estimó en 1,7 millones la recaudación en su estreno

El pasado viernes, la web Taquilla Cine España publicaba un pronóstico calculando que la película recaudaría 1,7 millones de euros en su estreno, que se ha llevado a cabo en un total de 283 salas de cine. La cifra ya estaba por debajo de los 2,55 millones recaudados en 2015 por la anterior película de Amenábar, «Regresión». La citada web advertía que «la guerra civil es, para muchos espectadores, un tema recurrente que podría retraer a cierta parte del público» (y más si el propio director orienta la promoción de su película hacia el público de izquierdas) y añadía que su anterior película «no dejó un gran sabor de boca, lo que también podría afectarle negativamente».

La película se quedó en 1,19 millones en su primer fin de semana

Finalmente, aunque la machacona campaña de promoción ha hecho que la película sea la más taquillera del pasado fin de semana en España (ayudada por el pinchazo de la última entrega de Rambo, todo hay que decirlo), finalmente la recaudación en su estreno ha sido de 1,19 millones de euros según Taquilla Cine España. Cinemanía publica la cifra exacta: 1.199.912 euros. El resultado no es malo, pero está por debajo de las previsiones y contrasta bastante con un hecho: la película ha costado 6,4 millones de euros y recibió una subvención estatal de 1,4 millones, concedida por el Gobierno de Rajoy, dicho sea de paso. Así pues, «Mientras dure la guerra» podría ser ya el tercer fiasco consecutivo de un largometraje de Amenábar. Recordemos que «Ágora» (2009), una película también plagada de manipulaciones, en ese caso contra los cristianos, costó la friolera de 50 millones de euros pero recaudó 40 millones en taquilla, no consiguiendo así cubrir el propio coste de la película. En «Regresión» Amenábar se gastó 18 millones de euros, pero esta decepcionante película no llegó a los 9 millones de recaudación.

¿Por qué se nos obliga a pagar una película aunque no queramos verla?

Por supuesto, Amenábar es muy libre de despilfarrar el dinero de sus inversores haciendo películas donde tergiversa hechos históricos de una forma descarada (y los demás somos libres de no ver sus películas). Si sus inversores quieren tirar su dinero y él desea dilapidar su prestigio, allá ellos. Lo que no entiendo es a cuento de qué nos obligan a todos los españoles a pagar los despilfarros y manipulaciones de este señor por medio de nuestros impuestos. El que quiera ver las películas de Amenábar, que se las pague de su bolsillo y no del mío.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. trtry

    Alejandro Lerroux, presidente del Gobierno de la Segunda República:
    – No se trata de un pronunciamiento militar, sino de un alzamiento nacional tan sagrado, tan legítimo, como el de la independencia en 1808. Mucho más sagrado todavía, puesto que no se trata sólo de la independencia política, sino también de la organización social y económica, del hogar, de la propiedad, de la cultura, de la conciencia, de la vida, en fin, de toda una civilización y toda una historia.
    – La posteridad hará justicia al gesto heroico del general Franco y al impulso patriótico del ejército. Los espíritus apegados a las apariencias de la legalidad, como los fariseos a la letra de su doctrina, pueden tranquilizarse. Ni Franco ni el ejército se salieron de la ley, ni se alzaron contra una democracia legal, normal y en funciones. Ni hicieron más que sustituirla en el hueco que dejó cuando se disolvió en la anarquía de sangre, fango y lágrima

  2. trtry

    el PSOE lleva ochenta años intentando reescribir la Historia

  3. Elentir. Inventar la historia por los cineastas no es nada nuevo. Tu mismo escribiste hace tiempo sobre el ‘Ultimo de Filipinas’ y como la version del 1950 era estupenda comparada con la segunda y reciente version. Otro ejemplo vivo es lo del ‘Titanic’ en donde se han hecho dozenas de versiones. La ultima de 1996 con ‘Di Carpio’ era un puñetero insulto a lo que verdaderamente ocurrio. Un pasajero de tercera no llegaba ni asomarse a la segunda clase y menos a la primera. Sin embargo gano oscares y fue aclamado como un exito. Hay ver ‘A night to remember’ del año 1958 que esta basado en los testimonios y los archivos de los juicios.
    Solo son dos ejemplos.

  4. Sharovarov

    He leído por ahí críticas de la película y ha habido una que me ha hecho mucha gracia: lleva por título «Mientras dure la subvención». ¡Jajaja! Además, le da una nota de 2/10.

  5. Estoy totalmente de acuerdo con James Skinner en su argumento. La diferencia entre un director de cine Americano y uno español es que el americano por lo general modifican las historias normalmente no americanas, y las modifican para que sean mas comerciales y rentables, cosa, que consiguen como bien ha mencionado James con Titanic, creando una historia romántica super comercial y exitosa, por lo que se le perdona la herejía. Los directores españoles suelen modificar la historia impulsados y alentados por politicos de izquierda esos mismos que luego les subvencionan con dinero publico, con el fin de ofrecer una imagen de bondadosa y ganadora al publico mas joven y con escasos conocimientos de historia. Vamos que después de iniciar la guerra civil y perderla, quieren ganarla 83 años después y sobre todo convencer a la gente de que los buenos son los de izquierdas criminalizando a la derecha como los malos, cuando en realidad es al revés.

  6. Dardo

    Estamos hartos de las subvenciones a esta «industria» maniquea, que celebra sus aquelarres, también en clave maniquea, en los premios Goya. Subvenciones, por otra parte, que no tienen retorno alguno en caso de una hipotética ganancias. Es sonrojante que tengamos que pagar con nuestros impuestos a los que nos sermonean falsamente sobre nuestra historia más reciente de modo obsesivo y enfermizo.

  7. Julio Tuñón

    Está claro que son inventos farsa y falsos, que sabrá este de lo que pasó realmente de aquella, inclúso durante el franquismo, como la mayoría de los politiquillos de pico de oro actuales. Solo les interesa hacer caja a consta de seguir engañando al pueblo español. Yo viví los mejores años del franquismo que fueron los años setenta, años de oro y brillantes para todo el pueblo, jamás viví una época tan majestuosa como en esos años, y no lo digo yó, lo dice todo el mundo que pasamos en esa época la grandeza de España, cuando teniamos veinte años y más teniamos de todo, sobre todo juventud sana que nos daba un país libre y democrático. Estos son la basura de la Memoria Histórica.

  8. Juio. Tambien vivi esos años y los sesenta y estoy totalmente de acuerdo.

  9. Luis Carlos

    Estamos en lo que yo llamo la contrarrevolución cultural, y es que el público se está hartando de la maquinaria propagandística del ministerio de la posverdad. No es sólo el cine español, sino también los norteamericanos se están hartando de Hollywood. Un par de síntomas de ello es la baja audiencia de la última gala de los Emys, o la cancelaciones a las suscripciones a Netflix tras su postura nada ambigua sobre el aborto.

    Si de verdad quieres convencer a alguien, no le ofendas, o no confiará en ti ni querrá seguir escuchando, y nunca le lleves la contraria directamente ni le fuerces a que te de la razón. Estos han tratado de imponer un falso dilema y es que eres un escéptico o un anticlerical, o eres un pringado repelente como Ned Flanders como poco, o como la loca fanática Margaret White, la madre de la protagonista de Carrie, la novela de Stephen King.

    Pero en internet por fin tenemos la oportunidad de devolver los golpes, y se nota a que no están acostumbrados a que les lleven la contraria ni a esforzarse para vencer las dudas de los que discrepamos de los dogmas progres. Pueden imponer una tumultarquía, una tiranía de los ruidosos, en las redes sociales, pero la gente ha perdido la confianza en la izquierda al ver sus malos frutos, y convence quien te inspira confianza porque conoces cara a cara, no el que sale en la tele.

    Santiago Segura ha hecho una comedia para toda la familia y es un éxito en taquilla, y hay teleseries españolas que consiguen tener un aceptable éxito de audiencia, porque se nota cuando las productoras al jugarse sus propios dineros en vez de vivir de la teta del estado se esfuerzan de verdad en hacer algo que le guste al público.

  10. Completamente de acuerdo con el Sr. Turón.
    Yo siempre divido el régimen en dos etapas
    la 1ª hasta 1960 y la 2ª hasta el fallecimiento del Caudilo.
    No lo reconocen porque son unos miserables.

  11. Los grandes entrenadores, ‘místeres’ y técnicos deportivos han de lograr sus títulos «partido a partido». Pero España es el único país donde los malos directores de cine ganan renombre, dinero y estatus truño a truño…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.