GAL

He ido esta tarde a ver GAL, una película de Miguel Courtois sobre la banda terrorista formada desde el Ministerio de Interior durante los años del felipismo. Ya puse aquí el trailer a finales de septiembre. Esperaba una producción algo más floja, pero me ha gustado, y aunque tampoco es una joya cinematográfica, me ha parecido un excelente documento histórico. Con la lógica dramatización, la trama repasa los hechos que muchos fuimos viendo en la prensa durante tantos años. Es un buen antídoto para el olvido.

Ver todo lo ocurrido en menos de dos horas y en una película hace que uno tome, de nuevo, verdadera conciencia de la gravedad de lo que ocurrió en España durante aquellos años. En lugar de respetar la ley y el Estado de Derecho, un gobierno democrático prefirió organizar con dinero público una banda terrorista para luchar contra ETA utilizando sus mismos medios, es decir, el secuestro y el asesinato. En el camino, entre chapuza y chapuza, mataron a 30 personas, parte de ellas sin relación alguna con ETA ni con su entorno, y se gastaron millones de fondos públicos en contratar a mercenarios, en ir de putas, en jugar en casinos y en llevar una vida de lujo. El secuestro de Segundo Marey, que aparece bien reflejado en la película, fue la chapuza más sonada de este grupo terrorista, adjetivo este último que se merece en toda regla, al igual que se merece la más firme condena de cualquier demócrata.

Desde luego, quiero agradecer desde aquí el trabajo y el valor que demostraron los periodistas que llevaron a cabo esta importante investigación, que llevó a la cárcel a toda la cúpula del Ministerio del Interior, incluyendo al propio Ministro, en un hecho inédito en una democracia europea, como señala al final la película. Podría reprochársele a esta obra, en todo caso, ciertas tomas casi publicitarias a favor del diario El Mundo, pero viendo las presiones, las amenazas y las coacciones que sufrieron, es un hecho más que disculpable. Además, he observado un gesto de caballerosidad tal vez innecesario que ha tenido este filme, producido precisamente por El Mundo: no cita ninguna de las cabeceras que se empeñaron en enterrar la verdad sobre los GAL, entre ellas El País y el Abc.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. NotaBene

    Estupenda crónica, Elentir.

    Pese a que amo el cine, he estado años enteros haciéndole boicot al cine español por razones obvias que no viena a cuento desgranar aquí, pero voy a ponerle fin a eso y voy a ir a verla. Finalmente he llegado a la conclusión de que si no apoyamos a las poquitas películas españolas buenas que se hagan, todo seguirá siendo torrentes, faunos y engendros de Almodovar.

  2. Elentir!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Voy en unas horas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Cierro los ojos, no quiero leer, no quiero leer.

    ¡Siempre te adelantas! :surprised: 😛

  3. NotaBene, desde luego, esta película la recomiendo, y la de “El Lobo” (es de la misma productora), también. Por cierto, que ésta no deja nada bien a ETA, por si alguien lo piensa.

    Por cierto, Chesk, ahora ya sabes a qué viene la expresión “andar con pies de elfo”. :mrgreen:

  4. filomeno

    El carballinés José García…….¿Doblada la voz?

  5. Pues parece que sí, por lo que comentó en El Mundo:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2006/01/17/blog01/1137513073.html

    Hace de “Manuel Mallo”, aunque claramente representa a Amedo. Hay que decir que el papel lo borda, sobre todo en lo de la voz.

  6. Gracias amigo Elentir por el e- mail. No cabe duda de que José García es un gran actor, de origen gallego y un hombre simpático. Un abrazo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.