Una web para quejas de los diseñadores

Hace poco descubrí Clients From Hell, un blog alojado en Tumblr en el que se recogen -en inglés- ejemplos de curiosas peticiones de clientes a diseñadores web y diseñadores gráficos. Hoy, por ejemplo, nos cuentan el caso de un cliente que quería pagar un encargo con comics de los X-Men. Hace dos días nos relataban la petición de un cliente de hacer un diseño con Microsoft Word porque es “un programa mucho mejor para trabajar”.

Creo que este blog no sólo hará gracia a los que trabajan como yo en cuestiones de diseño, sino que también servirá a muchos clientes para que se dejen asesorar por los profesionales de este cambio. A menudo la gente tiene la idea de que el diseño web o el diseño gráfico son cosas que hace cualquiera y esa idea está muy alejada de la realidad.

Hay que tener en cuenta que un diseñador es un profesional que hace un trabajo para el que se ha preparado. Como tal un diseñador tiene que comer, pagar los gastos que genera su trabajo, cotizar a la Seguridad Social, etc., y eso cuesta dinero. Choca tener que recordarlo pero hay mucha gente que sigue sin aceptar que el diseño sea un trabajo y que un diseñador cobre determinadas cantidades por emplear su tiempo y su capacitación para llevar a cabo los encargos que se le hacen. Para lo mismo con los expertos en redes sociales o posicionamiento en buscadores. En fin, será cosa de tiempo que la sociedad vaya asumiendo estas cosas.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. jang

    Parece que esto que cuentas es algo común en todas las profesiones que se dedican al diseño. Yo me dedico a la arquitectura y puedo dar fe de que muchos clientes parecen arquitectos amateur que te quitan el lápiz a la que te descuidas. Sobre el tema de cobrar por el trabajo realizado idem de idem. Pagar por cuatro dibujitos que casi podría haber hecho yo… se lleva muy mal. El arquitecto además de todos los gastos de producción del proyecto, tiene responsabilidades civiles y tiene que dirigir la ejecución material de las obras. Como la profesión de arquitecto es una profesión muy antigua yo descarto que con el tiempo la gente vaya mentalizándose.
    Esta situación genera una degradación de la profesión, por decirlo de algún modo, en la que gran parte de arquitectos deja que el cliente diseñe su edificio y él le da forma de proyecto. El cliente se queda tan contento y él incluso le cobra un poco menos (no le ha supuesto casi nada concebir el edificio) y se hace más competitivo. Así están las ciudades. Llenas de maravillas.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.