Beatriz Mato (PP) dice que sobre esa ley eugenésica había un 'acuerdo tácito'

Defiende la ley abortista de 1985 el mismo día que visita un centro de discapacitados

Anteayer la consejera de Trabajo y Bienestar de la Xunta de Galicia, Beatriz Mato, dijo que “no le gusta” la ley del aborto que anunció Gallardón: “Se puede hacer una ley mejor y espero que cambie”. Hasta aquí estoy totalmente de acuerdo. Pero Mato añade: “desde el año 1985 había un acuerdo tácito”. ¿Ese acuerdo tácito consistía en dejar intacta -como lo hizo el PP- la ley socialista de 1985 con la que se llegó a matar al año a más de 115.000 niños y niñas por nacer?

Firma: Ejerce tu derecho de petición: exige ya la reforma del aborto
El debate del aborto deja en evidencia la colosal falta de principios del PP de Rajoy
Aborto: Feijóo quiere una ley que permita liquidar a los discapacitados antes de nacer
En 2009 Monago tachó de ‘aberrante’ la ley de Aído y ahora defiende lo mismo que ella

El CERMI denunció que esa ley lesionaba los derechos de los discapacitados

Hay que recordar que la citada ley socialista de 1985 daba de plazo hasta las 22 semanas para matar a los niños por nacer con discapacidad, a los que se refería como fetos con “graves taras físicas o psíquicas”. En 2008 un diario abortista, El País, reconoció sin rodeos que esa ley permitió liquidar antes de nacer al 30% de los niños y niñas con síndrome de Down. El año pasado el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) denunció:

Ni la legislación española del año 2010 ni menos aún la anterior del año 1985, que en términos de derechos de las personas con discapacidad es mucho más negativa, son compatibles con el tratado internacional del que España es parte y que tiene que ser observado fielmente.”

El tratado al que se refiere el CERMI es la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, cuyo Artículo 10 señala:

“Los Estados Partes reafirman el derecho inherente a la vida de todos los seres humanos y adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar el goce efectivo de ese derecho por las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás.”

En enero de 2011 el Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED), en su Informe Olivenza 2010, ya mencionó el aborto eugenésico entre otras cuestiones “que comprometen los derechos fundamentales” y “que vulneran el principio de no discriminación por razón de discapacidad”.

Mato visitó el viernes el CEE Nuestra Señora de Lourdes, de Aspronaga

Resulta especialmente chocante ver a la consejera defendiendo una ley que según el CERMI lesiona los derechos de los discapacitados, autorizando su eliminación antes de nacer, teniendo en cuenta que ese mismo día Beatriz Mato visitó el Centro de Educación Especial Nuestra Señora de Lourdes, perteneciente a Aspronaga, la Asociación Pro Personas con Discapacidad Intelectual de Galicia. El viernes a mediodía la propia Mato publicó en su Twitter la foto que encabeza esta entrada (ella es la que lleva el abrigo anaranjado). ¿Cuántos discapacitados como los que atienden en ese centro habrán muerto por culpa de la citada ley abortista de 1985 sobre la que Mato asegura que había un acuerdo tácito para no tocarla? Personalmente me parece el colmo de la incoherencia ir a hacerse la foto con personas discapacitadas y, el mismo día, ponerse a defender una ley en la que se daba por hecho que esas personas no merecen nacer.

En 2011 Mato defendió la “protección institucional del derecho a la vida”

No voy a preguntar si Beatriz Mato considera que las víctimas del aborto son seres humanos o si, como opinan en el PSOE, piensa que las mujeres conciben seres no humanos o incluso seres no vivos. En 2011 Mato fue la defensora de una ley autonómica de apoyo a la familia en cuyo texo leemos lo siguiente (Artículo 26):

La Xunta de Galicia, en el ámbito de sus competencias, promoverá la protección de la maternidad bajo los siguientes principios rectores:
a) La protección institucional del derecho a la vida.

b) El apoyo y protección a la mujer gestante, promoviendo los derechos y libertades constitucionales y civiles en los cuales se asienta su dignidad.
c) El fomento de la maternidad y paternidad responsables y, en su caso, el derecho de los hijos e hijas a desarrollarse en un entorno familiar alternativo al biológico, cuando este no sea propicio.
d) El fomento de la natalidad.

El Artículo 27 añadía, así mismo, que las políticas de la Xunta de protección de la maternidad se desarrollarán “promoviendo campañas de sensibilización destinadas a la concienciación social de la importancia de la maternidad y paternidad, al fomento de la natalidad y a la protección del derecho a la vida en formación.” Estamos hablando, insisto, de la misma ley que defendió la señora Mato en su tramitación parlamentaria. ¿Le parece a la consejera que su renuncia a defender la promesa electoral de “reforzar la protección del derecho a la vida” (ver programa del PP, página 108) se corresponde con los principios que ella misma defendió para la Xunta? ¿Piensa desarrollar la “protección institucional del derecho a la vida” apoyando la vuelta a una ley con la que España sobrepasó los 115.000 niños y niñas liquidados por aborto? ¿Su idea del apoyo a la maternidad y a la mujer gestante consiste en asumir una legislación con la que se dejó absolutamente solas a las madres embarazadas que no querían abortar, presionándolas para que abortasen? ¿Para Beatriz Mato defender la maternidad pasa por ceder ante el PSOE, que se opuso a la citada ley autonómica dando a entender que tener hijos es cosa de ultraderechistas?

También avisó de las consecuencias de la crisis demográfica de Galicia

Pero además de lo anterior, hay que recordar que la propia Beatriz Mato viene alertando de las graves consecuencias que va a tener el envejecimiento de la población, consecuencias de las que ya hablé aquí. El pasado mes de septiembre en una entrevista publicada en La Voz de Galicia, la consejera declaró: “hay momentos en el año en los que los pensionistas y parados son más que la población activa, que los que contribuyen al sistema. Esto continuado en el tiempo aboca al cataclismo del sistema. Y tenía razón. La media de reemplazo generacional está en los 2,1 hijos por pareja, pero en Galicia la media es de 1,07 hijos, casi la mitad. Si seguimos así, Galicia acabará convirtiéndose en un geriátrico en el que los pocos jóvenes en edad activa tendrán cada vez más insoportables cargas fiscales para sostener a una enorme población pasiva -en su mayoría pensionistas-, lo que agravará todavía más el problema de la emigración juvenil, metiéndonos en un círculo vicioso de muy graves consecuencias. Ese círculo vicioso sólo se puede romper generando las condiciones adecuadas: para empezar, aliviando las cargas que soportan las familias, protegiendo la maternidad, fomentando la natalidad, amparando a los niños por nacer, y por supuesto, bajando los impuestos. Desde la Xunta tendrían que estar haciendo pedagogía con todo ello, pero en vez de eso, Feijóo y Mato piden ceder ante los que quieren apagar el incendio echando gasolina a las llamas, es decir, más aborto y más desprotección a las mujeres gestantes, que es lo que buscan el PSOE y el resto de la izquierda con su ofensiva abortista.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. sofia saxe ivanovna

    ¿Pienso quién los votará? El hombre es anterior a cualquier ley.

  2. Ésta es la dialéctica del PP, una de cal y otra de arena.

  3. Hay un tema que nunca se discute. ¿Cuántos países en el Occidente que tiene aprobado alguna clase de ley de aborto ostentan abortos TOTALMENTE GRATIS? Tengo entendido que muchos solo lo paga el contribuyente si son por culpa de lo de siempre, o sea salud de la madre, violación, feto mal formado o familia en el umbral de la pobreza. Si eres ricacho A PAGAR. En España, como todo lo socialista es ‘café para todos’. ¿O no?

  4. En USA lo paga el seguro privado sino DE TU BOLSILLO.

  5. En 1985 AP (luego PP) votó en contra de la ley del aborto (una ley muy parecida a la que ahora promueve Gallardón). Además, recurrió al Tribunal Constitucional. De hecho, el TC anuló la primera ley del aborto del PSOE, y el PSOE hubo de redactarla otra vez; el PP nuevamente votó en contra, y nuevamente recurrió ante el TC. En esta segunda ocasión, el TC ya estaba “domesticado” por el PSOE y, con un margen escaso y unas condiciones que se han incumplido, declaró la ley constitucional.

  6. Alfonso

    “Hay un tema que nunca se discute. ¿Cuántos países en el Occidente que tiene aprobado alguna clase de ley de aborto ostentan abortos TOTALMENTE GRATIS?” Me opongo a crimenes abominables como el aborto y el infanticidio pero siendo realistas, la supresión del aborto a cargo del contribuyente es un primer paso en el sentido correcto. La ACLU ha reconocido que suprimir el dinero público al aborto baja un 18% a un 35% la rasa de feticidios.

  7. pacococo

    Está claro que el tiempo pone a cada cual en su sitio y los pperos quedan sin lugar a dudas donde siempre estuvieron y que como jugaban a la ambigüedad, nos quedaba la duda. Mis dudas se resolvieron cuando Aznar no tocó la ley socialista, en realidad no tocó ninguna ley socialista.

    Ahora esta señora nos cuenta lo que siempre pensaron pero como son unos maricomplejines, nunca se atrevieron a decir.

    José María

    AP no es el pp, sobre los restos de AP se montó el pp con gentes muy diversas y por otra parte, en el 85 a la derecha sociaológica aún le repugnaba el aborto, con lo cual tenían que luchar o quedarse sin votos.

    Ahora no existe la derecha sociológica, lo que hay son progres de derechas.

  8. MR (Monárquico y Republicano)

    Estes foran, seguro, os inventores do helicóptero incendiario, que bota gasolina no canto de auga… E os que mentan a corda na casa do aforcado, tamén. Explíquelles a estes nenos especiais, señora Mato, que as súas vidas non merecen a pena e habería que habelos matado… Pro digalles á cara, valente Mato, que ben lle vai o apelido.

  9. MR (Monárquico y Republicano)

    De acuerdo con Alfonso: si el aborto es algo tan, tan, tan personal y, por tanto, incuestionable, según dicen los abortistas, ¿por qué ha de ser una cuestión pública, y financiarse con fondos públicos? Que yo sepa, existe el derecho a la sanidad pública, pero ¿desde cuándo abortar es curar y, por tanto, una cuestión sanitaria? Abolición del aborto, ya.

  10. Kalikatres

    Soy claramente “pepero”, pero si no puedo votar a un partido antiaborto, no votaré ni los míos tampoco. Lo siento. Eso de Centro democrático es un “cajón de sastre” donde cabe todo. Quiero un partido que se defina de una cochina vez.

  11. Jandro

    ¿VOX o Impulso Social? He ahí la cuestión.

  12. El actual sistema sanitario de España (17 distintas entidades) es ‘café para todos’. Aborto gratis, cambio de sexo gratis entre tantas otras operaciones. ¿Alguien o algún medio nos dice cuanto cuesta a los contribuyentes un aborto entre quirófano, médicos, enfermeras y medicinas?

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La invasión rusa de Ucrania ha llevado a dos países nórdicos tradicionalmente neutrales a pedir urgentemente su adhesión a la OTAN para protegerse de Rusia.

Ayer por la tarde, el Rey Emérito llegó al Aeropuerto de Vigo procedente de Abu Dabi, para a continuación trasladarse a la localidad de Sangenjo.

En España ya estamos acostumbrados a que el PSOE mienta, pero que lo haga muchas veces no significa que sus mentiras deban quedar sin respuesta.

En el mundo hay muchos cementerios de coches, pero ninguno es como éste que se puede ver cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania.

Hoy se cumplen 12 semanas del inicio de la invasión rusa de Ucrania. Dentro de las abundantes pérdidas militares, hay un dato que llama mucho la atención.

Se ha anunciado que esta tarde llegará a Vigo el Rey Emérito de España, don Juan Carlos de Borbón, que tiene previsto pasar unos días en Sangenjo.

Este miércoles, el Parlamento Europeo vivió un momento especialmente vergonzoso en relación con ciertas violaciones de derechos humanos.