Cristina Losada, candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Xunta de Galicia

¿Qué defenderá C’s en Galicia en materia de libertad lingüística y educación diferenciada?

Anteayer se confirmó que la periodista viguesa Cristina Losada será la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Xunta de Galicia en las elecciones gallegas del 25 de septiembre.

Por qué no votaré a Ciudadanos / Elentir
Una decepción llamada Ciudadanos / Luis del Pino

Una valiente defensora de la libertad

Cristina es colaboradora de Libertad Digital y presidenta de la asociación Vigueses por la Libertad, que lleva años defendiendo con valentía la bandera de la libertad y la dignidad de las víctimas del terrorismo en la ciudad de Vigo. Tengo una gran estima por Cristina y hasta la fecha he coincidido con la amplia mayoría de sus puntos de vista (de hecho, he enlazado desde este blog muchos artículos escritos por ella). La considero una persona valiente y de principios. Confieso, no obstante, que su designación como candidata de C’s me ha pillado por sorpresa y, además, me plantea un dilema. Si me preguntasen si votaría a Cristina Losada como candidata a la presidencia de la Xunta, mi respuesta sería un sí lleno de entusiasmo, porque creo que si algo hace falta en la vida política gallega son personas con ganas de dar la batalla de las ideas y con arrojo para defender la libertad frente a los desvaríos nacionalistas, y en ambos casos el PP de Galicia está siguiendo unos derroteros del todo equivocados. Pero si alguien me pregunta si votaré a Cristina como candidata de C’s a la presidencia de la Xunta, entonces la cosa cambia.

Mis reparos a Ciudadanos

Ya he experimentado otras veces la situación de votar a una persona admirable que concurre a unas elecciones en las filas de un partido hacia el que tengo reparos ideológicos. Mis motivos para no votar a Ciudadanos ya los expresé aquí el año pasado, y los mantengo, por cuanto el partido mantiene las mismas tesis programáticas que me motivaron a escribir ese artículo. En España tenemos un sistema partitocrático en el que el candidato tiene que someterse a lo que diga el partido, aunque el partido cambie de discurso cada poco tiempo, como quien cambia de chaqueta. Que un fichaje político defendiese con anterioridad determinados planteamientos no garantiza que el partido por el que ha fichado vaya a hacerlo. Y ésta es la duda que, como comprenderá mi estimada Cristina, me surge en su caso, y pondré como muestra dos ejemplos.

Libertad lingüística en la escuela: Cristina a favor, C’s en contra

El primer ejemplo se refiere a uno de los temas que más suelo abordar en este blog: el lingüístico. Ciertamente, la postura de C’s en este tema me parece más presentable que la del PP, aunque sólo sea porque el PP de Galicia ha acabado asumiendo sin rodeos tesis abiertamente nacionalistas. Ya os conté aquí el caso de la concejala de C’s en Ferrol que cuestionó una ordenanza ilegal que excluye el español, con una moción en la que se quedó sola. El PP, el PSOE y los nacionalistas salieron en apoyo de la ordenanza. Con actitudes como ésta, el PP de Feijóo le está haciendo la campaña a C’s en ciudades con altos porcentajes de hispanohablantes como Ferrol y Vigo. El caso es que hay algo en la letra pequeña del programa de C’s que no me convence. Esto es lo que dice el punto 133 del programa de C’s:

Implantaremos una educación bilingüe y trilingüe de calidad en la escuela pública, que garantice a nuestros jóvenes el dominio de idiomas. En todas las escuelas públicas se educará a los jóvenes en dos idiomas, y en tres o más lenguas en aquellas comunidades autónomas donde existan dos o más lenguas cooficiales. Todos nuestros jóvenes aprenderán inglés en la escuela pública, independientemente de los recursos económicos de sus familias.”

Esto es casi lo mismo que implantó Feijóo en Galicia, traicionando su promesa de libertad lingüística. La propuesta de C’s no deja ningún margen para que los padres elijan la lengua en la que han de escolarizarse sus hijos. Lo que defiende Galicia Bilingüe es que los padres tengan libre elección de lengua en las escuelas. Eso es lo que fuimos a defender a Santiago en febrero de 2009 miles de socios y simpatizantes de Galicia Bilingüe, entre las amenazas y las pedradas de los fanáticos separatistas. Cristina estuvo en aquella manifestación, a la que también acudió Albert Rivera (cosa que me pareció digna de agradecimiento, dicho sea de paso). En mayo de 2010 la asociación Vigueses por la Libertad criticó el decreto de plulingüismo de Feijóo, señalando que este sistema “mantiene los presupuestos esenciales del sistema de imposición lingüística que hemos venido padeciendo”, pues “niega la posibilidad a los padres de elegir la lengua vehicular en Primaria y en Secundaria. Se trataba de una elección reducida a un mínimo de asignaturas, pero aún así ha sido eliminada.” El caso es que el programa de C’s descarta también la posibilidad de que los padres elijan. ¿Vas a proponer, Cristina, un cambio de discurso de C’s en Galicia en esta materia?

Educación diferenciada: Cristina a favor, C’s en contra

Por otra parte me gustaría abordar el tema de la educación diferenciada, una opción pedagógica plenamente válida pero que se ha convertido en el blanco de las iras del progresismo, ideología empeñada en dictar a los padres cómo deben educar a sus hijos. En 2012 Cristina defendió la legitimidad de esta opción pedagógica, denunciando el uso de acusaciones como el sexismo para estigmatizar ese modelo que está ampliamente difundido en otros países, incluso entre sectores progresistas y feministas: “En lugar de un debate sobre las ventajas o desventajas pedagógicas del sistema, tenemos un proceso de demonización por la vía, tan orwelliana, del lenguaje”, señalaba Cristina. Pues bien: en abril de 2015 Albert Rivera cerró la puerta a permitir la financiación pública de la educación diferenciada, diciendo que respeta ese modelo pero “que se lo pague cada uno”, cuando la realidad es que los padres que eligen la educación diferenciada sin ninguna ayuda estatal están pagando la educación dos veces: la de sus hijos y la de los demás. Lo deseable, en éstas y en otras cuestiones relativas a la libertad de educación, sería que se implantase el cheque escolar, pero es un modelo que ni siquiera contempla el programa de Ciudadanos.

¿Votar a C’s será votar por las ideas de Cristina o las de C’s?

Tengo el convencimiento de que Ciudadanos es un partido esencialmente socialdemócrata -como también lo es el PP actual, por cierto-, y que una liberal como Cristina tiene poco margen de maniobra en sus filas. Lo que me pregunto es si existe siquiera ese margen. ¿Quien vaya a votar a Cristina el próximo 25 de septiembre estará votando las ideas de Cristina o las de C’s? Si fuesen las primeras yo mismo me animaría a ir a votarla, pero insisto, lo que tenemos es una partitocracia.

(Foto: Twitter @christinalosada)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Hombre, si te presentas en las listas de un partido que defiende unas ideas, es que asumes esas ideas. Eso funciona así en nuestro sistema, y a pesar del aprecio que se le pueda tener a la candidata, la cosa está bastante clara. Al menos, a mí me parece muy evidente.

  2. Lorenzo

    Me parece muy triste ver a gente brillante como Girauta o Cristina Losada metida en el fango político. Al final, Cristina acabará como Girauta, hablando con patéticos circunloquios cantinflescos para quedar bien con el partido sin que dé la sensación de que se traiciona a sí misma.

  3. A Cristina Losada deberían leerla los de Ciudadanos, así ganarían muchos votos y enjundia. Y que ciudadanos se sintonice con Cristina y no al revés.

  4. Sharovarov

    A mí, la verdad, no me ha sorprendido mucho. Para mí esta mujer, antes de dar el paso de meterse en Ciudadanas y Ciudadanos, ya tenía al menos medio pie en el lado oscuro.

  5. pacococo

    Veo que hay unanimidad en el blog. Meterse en ciudanos y ciudadanas ha sido un gran error pues no merece la pena torcer la conciencia. Ahora bien si lo que dice
    Sharovarov es cierto y no tengo por qué dudarlo, tal vez no tenga que torcer tanto su conciencia.

    De todas formas saldrá lo que tenga que salir, tal vez en el pacto de gobierno haya un punto oculto, porque los seis puntos son de risa, que le proporcione varios escaños extra en Galicia. Ni la valía de los candidatos ni los votos tienen mucho que ver en el resultado.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.