Algunos datos contra las intoxicaciones mediáticas y políticas sobre este caso

Stop desinformación: Pablo Hasel NO está en prisión por rapear ni por insultar a la Corona

Medios españoles y extranjeros están haciendo una campaña de desinformación sobre el encarcelamiento en España del rapero comunista Pablo Hasel.

El Gobierno de España sella sus presupuestos con un grupo que hace homenajes a terroristas
La ‘normalidad democrática’ de Podemos: dar impunidad a un delincuente por ser comunista

Las falsedades de Amnistía Internacional y de algunos medios

Este caso está dejando en evidencia la falta de rigor de medios como The Wall Street Journal, Euronews, SkyNews, la BBC y Ouest France, que están afirmando que Pablo Hasel ha sido encarcelado por insultar a la Monarquía y a la Policía. Además, la organización Amnistía Internacional ha lanzado una campaña de apoyo a Hasel bajo el lema “Rapear no es delito”, dando a entender que el rapero comunista ha sido encarcelado por cantar. Quizá porque una parte del ejecutivo socialista-comunista tiene una clara afinidad ideológica con Hasel, el Gobierno español no está haciendo nada por contestar esa campaña de desinformación que está siendo utilizada para desprestigiar a España.

Pablo Hasel con una camiseta comunista. El rapero español ha hecho apología del terrorismo de grupos de extrema izquierda como ETA y la banda comunista GRAPO (Foto: Blog Pablo Hasel).

Pablo Hasel fue condenado a prisión por apología del terrorismo y agresiones

Para informar con rigor sobre las causas del encarcelamiento de Hasel, hay que repasar los delitos por los que ha sido condenado:

Así pues, Hasel ha sido condenado a penas de prisión por dos delitos de enaltecimiento del terrorismo y por dos agresiones a personas. No ha sido condenado a penas de prisión ni por sus injurias a la Corona ni por sus injurias a las instituciones del Estado (concretamente a la Policía), delitos en los que se le han impuesto multas. Así mismo, es rotundamente falso que haya sido condenado por “rapear”, como da a entender Amnistía Internacional. En España es totalmente legal rapear y muchas personas se dedican a eso con total libertad. Lo que es evidente es que ensalzar al terrorismo no deja de ser delito por hacerlo con música o rimando.

El precedente de la condena contra dos bandas musicales neonazis en España

De hecho, hay que recordar que en enero de 2021 los miembros de dos bandas musicales neonazis fueron condenadas por el Tribunal Supremo a penas de prisión por letras que incluían afirmaciones racistas, xenófobas e incitaciones a la violencia contra los demócratas. Nadie afirmó entonces que “cantar no es delito” ni que los delitos en cuestión dejasen de serlo por transmitirse mediante canciones, por lo que cabe preguntar a los que piden libertad para Pablo Hasel si están defendiendo la “libertad de expresión” (que no ampara la exaltación y la incitación a organizaciones terroristas para que vuelvan a atentar) o si están defendiendo que un rapero comunista está por encima de la ley por razón de su ideología, un planteamiento radicalmente antidemocrático, ya que choca con uno de los pilares de toda democracia: la igualdad ante la ley.

Fotos: Blog Pablo Hasel.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Amnistía Internacional, once again, cubriéndose de gloria al entrar en todo como un pulpo en un garaje.

  2. Alejandro

    Muy bien explicado. Claro y conciso es este artículo.
    Ahora falta que el gobierno, mande a los principales periódicos extranjeros, el motivo real del ingreso en prisión del delincuente Pablo Rivadulla.
    Por cierto, Ricardo Cano Zamorano (abogado comunista próximo a Podemos) denunció al cantante Albert Pla en 2014, por amenazas a Podemos y a plataformas ciudadanas. Hay una entrevista en la que participan Monedero y Albert Pla, y éste le cuenta como Podemos lo había denunciado y había sido condenado (Posteriormente fue absuelto por la Audiencia Provincial de Valencia).
    Es decir, libertad de expresión cuándo nos conviene.
    Comunismo y totalitarismo a tope.
    Nos quieren imponer una dictadura comunista, no hay ninguna duda.
    ¿Lo vamos a permitir?

  3. Martín Doncel

    Exactamente igual que esos medios extranjeros, están haciendo los tres principales grupos de comunicación españoles, RTVE, Atresmedia (Antena 3) y Mediaset (Telecinco).
    Además, se empeñan en difuminar la autoría de la violencia, desvinculando los disturbios de los partidos y colectivos izquierdistas. Se están haciendo pasar por simples protestas de descontentos o de jóvenes violentos. No les importan los lemas y las expresiones, o toda la simbología izquierdista que exhiben. A pesar de las banderas rojas, a pesar de la hoz y el martillo o de la A inscrita en un círculo: a pesar de la barrada con la estrella roja, un presentador como Matías Prats en el noticiario de mayor audiencia de Antena 3, ha llegado a decir, que se trata de colectivos sin un color o ideología política concreta.
    La sospecha de que el Gobierno de España está tapando bocas y comprando lealtades con el dinero de todos, para que no se relacione la violencia desatada con la izquierda es inevitable.

  4. In aqua veritas

    Esa basura antropomórfica (de fuera y dentro del gobierno) que está armando todo esto dice que lo hace para defender la libertad de expresión, pero NO ES VERDAD. Sus motivaciones son otras.

    Y para comprobarlo por vía experimental propongo el siguiente test:

    Sitúese usted en cualquier espacio público y, con la adecuada megafonía, póngase a rapear algo como, por ejemplo,

    “Venga, Policía y Guardia Civil,
    hay que liquidar a unos cinco mil.

    No fue suficiente con Zabala y Lasa:
    tiros y cal viva a toda esa masa.

    Queda todavía mucho sitio en las fosas
    al lado de Companys y de las Trece Rosas”.

    o cualquier otra barbaridad de este jaez.

    No puedo predecir en qué medida la chusma se encresparía, pero sí que apuesto una mariscada (nivel sindical) a que de la libertad de expresión no se iba a acordar ni uno. Pero ni uno, oiga.

  5. Luna

    No me cabría en la cabeza que nadie se manifestara por la libertad de expresión y aprovechara la circunstancia para amenazar o directamente agredir a los periodistas. Esto es lo que está sucediendo estos días. Pero bueno, Pablo Hasel es lo de menos. Hay convocatoria y para allá que se van a quemar y saquear. Lo mismo que vimos con la sentencia del “procès” y que veremos de nuevo una y otra vez con cualquier otra excusa.

    Sepan los podemitas y comunistas más refinados que Pablo Hasel hizo una entrevista junto a Valtonyc (el otro rapero del mismo rollo) que parecía un concurso de a ver quién la decía más gorda de Pablo Iglesias, de Julio Anguita o de Podemos. Y me ha llegado también una foto en la que está besando la bandera del PP, pero no tengo claro si es fake o real. El caso es que hay un Hasel que no tiene demasiado que ver con el mito que han creado los rojimedios de desinformación.

    Mirad, va llegando la hora de que salga a la luz la verdad. Hay una mafia de corsarios que trincan pasta por colarse entre los chavalillos que esa noche viven una aventurilla transgresora e intentar partirle el cráneo a un policía, o quemar vivos a los que se encuentren dentro de un furgón. Y los políticos van a donde sea a negociar. Es un “Toma pasta” y la consigna es “tal”. (Ya sea que si volem butá o black live matter). Esto es un mercado con su ley de la oferta y la demanda y unas mismas personas para una causa u otra. Disparos a helicópteros con cohetes, bolas de acero, ballestas, arpones… Quieren matar a uno o más policías, eso está claro.

    Muchos de los que están estos días en los disturbios son viejos conocidos de los cuerpos de Policía de varios países. Vienen de Francia, Alemania, Italia y hasta EEUU porque son los que llevan las estrategias de los grupúsculos organizados que hacen los atentados, valiéndose del tumulto. Gente entrenada y aleccionada para la guerrilla urbana que no tendría escenario para sus crímenes si no se los brindaran aquellos que creen que tampoco es para tanto si quemas un contenedor o desvalijas un poco una tienda y te llevas unos patinetes que no tendrán mucho que ver con la libertad, pero son mazo molones.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.