Izquierdistas arremeten contra el Cristianismo en vez de contra los talibanes

Seis motivos por los que la izquierda está desquiciada con lo que pasa en Afganistán

El desastre provocado en Afganistán por la retirada estadounidense adelantada por Joe Biden tiene a la izquierda desquiciada desde hace días.

El infame blanqueamiento de los talibanes por parte de la ultraizquierda occidental
El ‘feminismo’ de la ultraizquierda española: así quiso abandonar a las mujeres afganas

Las bajezas de la izquierda para no admitir su equivocación

A los estúpidos intentos de equiparar a cristianos y conservadores occidentales con los talibanes, e incluso a las mentiras para presentar a los cristianos como peores que los fanáticos islamistas, se unen afirmaciones no menos absurdas, como intentar igualar la situación de las mujeres en Afganistán con la de nuestras madres y abuelas durante el franquismo, o incluso culpar a nuestros militares -que tantos sacrificios han asumido- de una situación social equiparable a la creada por el asalto de los talibanes al poder. Una vez más, la izquierda está demostrando que no hay bajeza que sea capaz de hacer con tal de no reconocer que está equivocada. Y los hechos demuestran que lo está.

Seis motivos que hay detrás de esas rabietas izquierdistas

Eso es precisamente lo que se oculta detrás de esas rabietas izquierdistas que se están viendo estos últimos días: la realidad le ha dado un sopapo descomunal a socialistas y comunistas en diversos frentes, y en vez de asumir esa realidad, se ponen a decir aún más burradas. Detrás de esa actitud hay, al menos, seis motivos:

  1. El antioccidentalismo. La izquierda lleva décadas presentando a la cultura occidental como lo peor del mundo en todos los ámbitos, desde el político al ecológico, pasando por el económico. Para la izquierda, el Islam se había convertido en un aliado estratégico contra Occidente, y cada vez que quedan al descubierto las situaciones que se viven en países islámicos, la izquierda se desespera intentando distraer la atención de esa realidad o equiparándola cínicamente con los países democráticos occidentales.
  2. El antiamericanismo. Para gran parte de la izquierda, los Estados Unidos son el demonio. No tragan a ningún país que haya alcanzado unas altas cotas de prosperidad con el capitalismo, y EEUU es uno de los más prósperos. La izquierda es incapaz de aceptar que la intervención de EEUU y sus aliados en Afganistán haya servido para mejorar la situación de ese país, y por eso se empeña en echar basura sobre esa situación y en equipararla a la que vive bajo el dominio de los talibanes.
  3. Antimilitarismo. La izquierda occidental es tremendamente antimilitarista (no lo es en dictaduras comunistas como Cuba, China o Venezuela). Por eso es incapaz de admitir que una intervención militar pudiera haber hecho algo bueno y la retirada de los militares occidentales haya empeorado las cosas. Mucha gente de izquierdas se cree que todo se soluciona gritando “no a la guerra”, cantando el “Imagine” de John Lennon y encendiendo velas. La realidad es mucho más terca que la izquierda.
  4. Cristianofobia. La izquierda occidental ha hecho del odio al Cristianismo uno de sus principales caballos de batalla. Para la izquierda, los cristianos siempre son los malos de toda la historia, y por oposición, esa izquierda siempre tiene cosas buenas que decir sobre el Islam. La misma izquierda que dice toda clase de barbaridades contra los cristianos, al mismo tiempo te acusa de “islamofobia” si haces lo mismo con los musulmanes. Por eso esa izquierda critica con la boca pequeña a fanáticos islamistas como los talibanes y prefiere dirigir el grueso de sus críticas contra los cristianos, aunque sea precisamente en los países cristianos donde ha triunfado la democracia y los derechos humanos.
  5. La hipocresía del feminismo izquierdista. Para la izquierda, las mujeres están oprimidas por los hombres, pero además las demás culturas están oprimidas por Occidente. Por eso la izquierda siempre dedica menos tiempo y energía en criticar las terribles discriminaciones que sufren las mujeres en países musulmanes, y prefiere centrar su atención en combatir muestras tan feroces de machismo como los piropos, los opresivos colores de los juguetes o que los hombres se sienten con las piernas abiertas en los países occidentales.
  6. El multiculturalismo. En su constante afán de desprestigiar a Occidente y al Cristianismo, la izquierda sostiene la idea de que todas las culturas son equiparables, y de que los que vivimos en sociedades inspiradas por la cultura judeocristiana no debemos sentirnos culturalmente superiores a las que están inspiradas por el Islam, aunque en éstas se den situaciones que nos parecerían inaceptables en Europa o EEUU. Por eso, cuando la terca realidad demuestra que no es así con casos como el de Afganistán, la izquierda se enrabieta y se pone a soltar tonterías y mentiras para intentar convencernos de lo mal que estamos en los países cristianos occidentales.

Lo único que le importa a la izquierda es mantener su hegemonía como sea

Al final, el resumen de todo esto lo podemos hacer con una afirmación aplicable a muchos ámbitos de nuestra sociedad: cada vez que la realidad desmiente un dogma ideológico de la izquierda, lo que hace ésta es negar la realidad o falsearla. Admitir los hechos y reconocer su error no sólo dañaría el orgullo de muchos izquierdistas, sino que pondría en peligro multitud de chiringuitos ideológicos alimentados con cantidades astronómicas de dinero público.

Al final, a la izquierda no le importan ni las mujeres y niñas afganas, ni los homosexuales afganos, ni los derechos humanos en ese país ni las atrocidades que cometen los talibanes. Lo único que le importa a la izquierda es mantener, como sea, su hegemonía ideológica sobre la sociedad y que nadie se atreva a discutir sus dogmas. Pues ya puede ir haciéndose a la idea de que mientras vivamos en democracia, todos sus disparates van a ser cuestionados, y más aún cuando sirven para afianzar en el poder a tiranos como los talibanes.

Foto: Reuters.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Begoña

    Femen, mee too…. Ya han llegado a Afganistán??

    Rita Maestre, ya se pasea por las mezquitas afganas enseñándoles a los musulmanes sus atributos??

    Que fácil es hablar en países donde no existe la opresión. Pero que cobardes ante los verdaderos enemigos de la libertad.

    Cínicos/as/es. Y otra cosa. No decían que en España el patriarcado machacaba a la mujer.? Por qué, entonces, ahora quieren acoger a las mujeres y niñas afganas si aquí van a estar sus derechos pisoteados por el patriarcado??

    Señoras ministras de la cosa, váyanse a paseo y dejen de vivir del cuento.

  2. pacococo

    Al final de todo esto está la pasta, sea de los chiringuitos, como dices o sea de donaciones extranjeras.

    Porque, digo yo, si los talibán fueron el detonante de la destrucción de la URSS, aunque no sea más que por memoria histórica, estos tipos debían abominar de los talibán, pero resulta que los apoyan en todo, incluso saltándose todo lo que nos cuentan sobre las mujeres, sobre la opresión islámica, etc.

    También es cierto que esto lo hacen de cara a sus fans, porque ellos saben que su mensaje sólo compran los muy ‘comprometidos’, que le resto de la población los desprecia como lo que son.

  3. Ginés Ladrón de Guevara

    La izquierda es ODIO.

    El socialismo es sólo una elaborada excusa para perseguir el poder de manera obsesiva y ejercerlo con toda crueldad. Construyen bellas excusas para sus maldades y estas chocan, una y otra vez, contra la realidad y contra todo el dolor que l causan a la gente.

    Si queremos salir del pozo de decadencia en el que está Occidente, debemos librarnos del socialismo para siempre.

  4. wladimir

    es cierto…

    Lo único que le importa a la izquierda es mantener, como sea, su hegemonía ideológica sobre la sociedad judeocristiana occidental…eso es acaso lo realmente quieren…

    señores…hay que recordar que los polos extremos tuvieron o acaso aun tienen vinculos con el islam radical….ya se sabe que existio el islamonazismo…asi tambien puede haber islamocomunismo o socialismo islamico…

    con estos personajes con tal de destruir a occidente…todo es posible

  5. El Peregrino Gris

    Yo a veces pienso que los izquierdistas no se creen sus propios cuentos y hacen lo que hacen por aburrimiento. Usan sus dogmas para legitimizar su libertinaje.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.