Cabreo en Podemos al ver por los suelos los disparates de su teoría queer

Carmen Mola: un troleo histórico que ha dejado en ridículo a la ideología de género

Esta semana ha ocurrido un hecho bastante gracioso -salvo para el feminismo progre- en relación con una enigmática autora española.

El caso de J.K. Rowling: así es la dictadura que está instaurando la ideología de género
Ley Trans canaria: la barbaridad totalitaria que han apoyado el PP y Cs con el PSOE y Podemos

Carmen Mola: un pseudónimo con el que firmaban tres hombres

Anteayer se entregó el Premio Planeta. El premio se lo llevó Carmen Mola, pseudónimo de una supuesta autora madrileña que ha publicado varios libros que han sido un éxito de ventas. La sorpresa al entregar el premio: fueron a recogerlo tres hombres, que son los que firmaban con ese pseudónimo. Se trata de los guionistas Agustín Martínez, Jorge Díaz y Antonio Mercero. Esto no es algo nuevo: recordemos que en el siglo XIX la escritora Cecilia Böhl de Faber se hizo famosa firmando como Fernán Caballero, y a fin de cuentas, hay famosos que firman libros escritos por autores que permanecen en el anonimato, y que en el mundo literario son conocidos como “negros”.

Sus libros fueron recomendados como «lecturas feministas»

La cosa quedaría en una simple sorpresa y en algunas bromas si no fuese, por ejemplo, porque el año pasado el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha recomendó los libros de Carmen Mola como “lecturas feministas”, y hace un año, la revista Elle recomendó sus obras entre otros “libros escritos por mujeres”. Es lo absurdo de los tiempos que estamos viviendo: en virtud del feminismo de género y de su discurso victimista, a algunos ya no les importa la calidad de un libro, sino lo que tiene entre las piernas la persona que lo escribió. Si el libro aparece firmado por una mujer, entonces la convierten en referente del feminismo, aunque en realidad haya tres tíos firmando la obra.

Unas obras trufadas con la versión más radical de la ideología de género

La paradoja del caso es que, por lo visto, las obras de “Carmen Mola” estaban trufadas de ideología queer, la variante más radical de la ideología de género. Se trata de una teoría que afirma un concepto llamado “autodeterminación de género”, que pretende desligar el sexo de la biología. Dicho sea de otra forma: según esa teoría, si biológicamente eres un hombre pero dices autopercibirte como una mujer, entonces todo el mundo tiene que decir que eres una mujer, y si dices otra cosa te pueden acusar de “transfóbico” e incluso castigarte por incitar a la discriminación.

Esa teoría queer está siendo impuesta en leyes por PP, PSOE, Podemos y Cs

No es una broma pesada, aunque tenga todos los ingredientes para parecerlo: esa teoría ha sido apoyada en varias leyes por partidos como el PP, el PSOE, Podemos y Cs. Se trata, además, de la ideología que subyace a la Ley Trans que prepara Podemos, con la cual un violador tendría que ser llevado a una cárcel de mujeres si dice autopercibirse como una mujer. Ya ocurrió hace tres años en el Reino Unido, y el violador en cuestión acabó abusando sexualmente de cuatro reclusas, pero los partidarios de esa teoría parecen inmunes a la realidad y no están dispuestos a cambiar de idea por mucho daño que provoquen.

Si la biología no importa con el sexo, ¿por qué sí con la edad o la salud?

Obviamente, si la biología no importa, si la realidad es irrelevante y lo único que hay que tener en cuenta es la autopercepción que diga tener cada persona de sí misma, ¿por qué detenerse en el sexo? ¿Por qué ha de imponerse a los demás decir te autopercibes como una persona de otro sexo, pero no de otra edad? Si se puede llevar a un violador a una prisión de mujeres por una mera cuestión de autopercepción, ¿por qué no conceder una pensión a todo joven que diga sentirse un octogenario? Y si la biología no importa a la hora de determinar el sexo, ¿por qué ha de importar a la hora de determinar nuestro estado de salud? ¿Por qué no otorgar bajas médicas a todo el que se autoperciba como enfermo, aunque no lo esté? Si la realidad no importa para determinar el sexo, entonces tampoco debe importar para la edad o la salud.

Desarrollando más el concepto, si yo puedo obligar a otros a afirmar que soy una mujer, por el mero hecho de autopercibirme como tal -aunque sea un hombre-, ¿por qué tres hombres no van a poder autopercibirse como una sola mujer? Si la realidad no rige para el sexo, ¿por qué va a regir entonces para el número? Que la biología y la realidad importen para unas cosas pero no para otras es hacer trampas, señores ideólogos de género.

Cabreo en Podemos al ver por los suelos los disparates de su teoría queer

El caso es que ayer la diputada madrileña de Podemos Beatriz Gimeno afirmó que esos tres autores “mintieron”: “No era solo un nombre. Mintieron fingiendo ser una mujer, no solo un pseudónimo”. Además, les ha llamado “timadores”. ¡Cuánta transfobia, señora Gimeno! Hay que recordar que esa diputada es una de las defensoras del concepto de “autodeterminación de género”, pero ahora le parece fatal que tres hombres digan que se autoperciben como una mujer para escribir libros. Si Carmen Mola es una mentira y un timo, ¿cómo llamamos entonces a la “autodeterminación de género”?

Foto: Efe.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Begoña

    A ésto se le dice”les han dado una hos… En toda la boca”. Pero seguirán, esas mentes perturbadas que disfrutan del Ministerio de Igual Da, aprobando leyes contra natura para continuar con o crear chiringuitos que les puedan hacer seguir viviendo del cuento el día que dejen el cargo, porque, si hay cambio de gobierno, nada cambiará.

  2. LuisCarlos17f

    Yo me autopercibo como “transvacunado”, es decir, que aunque yo no haya recibido la vacuna contra el Covid me siento como que ya he desarrollado inmunidad natural, y por tanto no debería ser rechazado por lo del pasaporte ese ilegal que contradice el código de Nuremberg.

  3. Delta

    Con razón se oyen la pataletas de las feminazis me pregunto que harán ahora reconocer su farsas o sacarse nuevas farsas que os lo mas probable en fin será para ver la cara de la ministra de igual da.

  4. En respuesta a Antonio: yo no he dicho que el PP apoye la Ley Trans de Podemos, sino que ha apoyado leyes de género que incluyen ese concepto de “autodeterminación de género” que incluye también la Ley Trans. Lo expliqué en esta entrada, indicando las leyes en cuestión: https://www.outono.net/elentir/2020/11/04/el-mayor-disparate-ideologico-de-podemos-ya-tuvo-el-visto-bueno-del-pp-en-varias-regiones/

  5. Alfonso

    Maravilloso

  6. wladimir

    es extraño…pero cierto…

    Si “Carmen Mola” es una mentira y un timo, ¿cómo llamamos entonces a la “autodeterminación de género”?…interesante pregunta…aunque a mi parecer la respuesta es logica y obvia…esta supuesta “autedeterminacion”…es un verdadero timo…

    ya me imagino a esas feministas social-progres cabreadas y molestas porque su “admirada” autora no era lo que pensaban….

    a veces las cosas no son lo que aparentan ser..o no?

  7. LuisJ.

    Sería una deshonestidad grosera que le hubieran concedido el premio a la Mola esa no por la calidad literaria sino por otra cosa, que escándalo… jejeje es que me he caído de un guindo esta mañana…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.