Contando Estrelas lleva meses denunciando esa afinidad: otros medios callaron

No es sólo Almeida, es el PP: los avisos que alertaron de su flirteo con la ultraizquierda

La alianza del PP con la ultraizquierda en Madrid ha escandalizado y ha pillado por sorpresa a muchos. Pero era algo que ya se venía advirtiendo.

El respaldo de uno de los socios chilenos del PP al marxista Boric: ¿un aviso para España?
El cada vez más izquierdista socio polaco del PP alecciona a Pablo Casado contra Vox

La presencia de Donald Tusk en la convención del PP en septiembre

Hace tres meses, en Contando Estrelas pudisteis leer un análisis sobre la presencia de Donald Tusk en la convención del PP. Advertí entonces que el expresidente de Polonia y líder de la Plataforma Ciudadana -el socio polaco del PP- no tuvo reparos en aliarse con izquierda y postcomunistas en un intento de vencer al partido Ley y Justicia, el socio polaco de Vox. Tanto Tusk como su partido incluso han asumido el discurso abortista de la izquierda polaca, situándose en unos posicionamientos muy similares a los que ha asumido el PP en Madrid al dejar sin ayudas a la Fundación Madrina.

El 28 de septiembre advertí: el referente polaco del PP cree que defender la vida de los niños por nacer es «fanatismo cínico» y que matarlos es un «derecho» de las mujeres polacas”, como señaló Tusk, que en febrero llegó a acusar a la Iglesia polaca de tener “obsesión” con el aborto. Sólo hay un paso entre esto y dejar sin ayudas a una asociación provida que ayuda a madres sin recursos.

Entonces planteé si ése era el derrotero ideológico que iba a seguir el PP en España, y señalé: Que Pablo Casado dedique elogios a un político con esta trayectoria es un claro indicio de lo que pretende hacer con el Partido Popular: un partido cuyas propuestas ideológicas sean difíciles de distinguir de la izquierda en cuestiones como el aborto, la ideología de género e incluso la economía”.

El apoyo de uno de los socios chilenos del PP al marxista Boric

Así mismo, el 20 de diciembre, comenté aquí el apoyo de uno de los socios chilenos del PP al marxista Boric en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile. Advertí entonces quehoy en día el PP defiende planteamientos muy similares a los del Partido Demócrata Cristiano de Chile, que es como se llama la formación que otorgó su apoyo a Boric, y añadí: Casado se está rodeando de personajes como Tusk, Feijóo y Rajoy, que parecen soñar con un «centrismo» socialdemócrata a fin de captar votos de centro-derecha para hacer políticas de izquierdas”.

El respaldo del PP a polémicas iniciativas de los socios gallegos de Bildu

A esto podríamos añadir lo que viene ocurriendo en Galicia, con el partido de Pablo Casado votando cosas escandalosas junto a los comunistas del BNG, socios gallegos de Bildu, sin que la mayoría de los medios digan ni pío al respecto. El 17 de junio ya denuncié que el PP secundó una iniciativa del BNG de apoyo a la dictadura comunista de Cuba en el Parlamento de Galicia. El 26 de octubre denuncié que el PP gallego apoyó una iniciativa del BNG que califica el aborto como un “derecho”, y en noviembre respaldó otra iniciativa del Bloque para imponer la “perspectiva de género” en planes de salud de Galicia.

Una llamada de atención a los votantes de centro-derecha

Vistos esos hechos, mucho me temo que va siendo hora de reconocer que si los votantes del centro-derecha en España quieren que gobierne un partido que haga políticas distintas de las de la izquierda, el PP ya no es una opción. El PP lleva ya muchos años cediendo ante los dogmas del consenso progre, instalado en la idea de que para ganar elecciones le bastaba con ofrecer una buena gestión económica sin discutir las tesis ideológicas de la izquierda. Al final, el PP se ha convertido en algo cada vez más parecido a sus socios polacos de la Plataforma Ciudadana, que se sienten más cómodos con los postcomunistas y con los asaltaiglesias que con los socios polacos de Vox.

Eso supone un reto para el partido de Abascal. Cada vez es más evidente que entre Vox y el PP hay un abismo ideológico, y ese abismo hará cada vez más difíciles los pactos entre ambas formaciones. El PP seguirá exigiendo a Vox su apoyo a cambio de nada, culpándole de los pactos del partido de Casado con la izquierda, como ha hecho el PP con un cinismo colosal tras el pacto de Almeida con Recupera Madrid. Los votantes de centro-derecha tienen que abrir los ojos de una vez: sólo les queda Vox. El PP ha dejado de ser un partido de centro-derecha para convertirse en el reposapiés de la izquierda.

Foto: Partido Popular.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    es verdad..

    esta situacion ya se venia dando,en frente de todos y al parecer era tab obvio que muy pocos la notaron de verdad…aqui lo mas importante hubiera sido que dentro del mismo partido se hubiera alzado algun tipo de oposicion o algun rechazo a esta situacion para demostrar que en el partido todavia habia gente seria y de bien…

    al parecer ese no ha sido el caso y todos estan de acuerdo con el presente estatus y las actuales “amistades” que tiene PP…

  2. Anacrusa

    Qué certero es este comentario de buscar votantes de centro-derecha para hacer políticas de izquierda. En efecto, ya no cabe la menor duda; el antiguo PP es hoy el PPOE.

  3. Alberto77

    Juanna Moreno se pone chulo ante una ciudadana que le pregunta por que exigen la Guía de Ganado

    https://www.youtube.com/watch?v=_yu7WnKXT84

  4. Jandro

    El caso es que el casadismo, que es el rajoyismo 1.1 (es decir, ser el PSOE con unos meses de diferencia) parecía encontrar siquiera un amago de resistencia en Madrid, Ayuntamiento y región. Pero hay que reconocer que el alcalde ha destapado su careta del todo con menos habilidad que la presidenta. En realidad da igual, porque si alguien sigue en el PP hoy día es que no vale para marcharse, y por lo tanto no tiene valía política. Esto vale para Almeida, para Ayuso y para cualquier otro, solo es cuestión de tiempo que se les vaya cayendo el disfraz.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

En la primera mitad de siglo XX, México vivió una ola de furibundo anticatolicismo promovido por el llamado Partido Nacional Revolucionario (PNR).

La invasión rusa de Ucrania ha llevado a dos países nórdicos tradicionalmente neutrales a pedir urgentemente su adhesión a la OTAN para protegerse de Rusia.

Ayer por la tarde, el Rey Emérito llegó al Aeropuerto de Vigo procedente de Abu Dabi, para a continuación trasladarse a la localidad de Sangenjo.

En España ya estamos acostumbrados a que el PSOE mienta, pero que lo haga muchas veces no significa que sus mentiras deban quedar sin respuesta.

En el mundo hay muchos cementerios de coches, pero ninguno es como éste que se puede ver cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania.

Hoy se cumplen 12 semanas del inicio de la invasión rusa de Ucrania. Dentro de las abundantes pérdidas militares, hay un dato que llama mucho la atención.

Se ha anunciado que esta tarde llegará a Vigo el Rey Emérito de España, don Juan Carlos de Borbón, que tiene previsto pasar unos días en Sangenjo.