Puede derribar enjambres y hacer 'dog fights' contra los UAV más maniobrables

Coyote 2: la espectacular demostración de un sistema para interceptar drones escurridizos

Los drones, o vehículos aéreos no tripulados (UAV), están revolucionando muchas misiones militares, pero también son una creciente amenaza.

Cúpula de Hierro: una impresionante prueba del sistema móvil de defensa aérea de Israel
Así funciona lo más moderno en artillería antiaérea: la munición programable Ahead

Uno de los aspectos más problemáticos a la hora de enfrentarse a un ataque con un drone es su tamaño y su maniobrabilidad. La mayoría de los drones son demasiado pequeños para que los sistemas de defensa aérea tradicionales consigan derribarlos, y algunos ya son capaces de imitar las acciones evasivas que hacen los aviones tripulados para evitar los misiles, tanto los guiados por radar como los guiados por infrarrojos. La más terrible de todas las amenazas que representan los UAV serían los enjambres de drones, que como su nombre indica, sería un conjunto de pequeños vehículos aéreos no tripulados, actuando en gran número y de forma coordinada para atacar una posición enemiga.

Este reto es el que se propone afrontar la empresa estadounidense Raytheon con su sistema Coyote Block 2. El Coyote Block 1 era un UAV pequeño y de aspecto más o menos tradicional, con alas y estabilizadores. Se trata de un drone más enfocado a las misiones de reconocimiento. El Coyote 2 es como un término medio entre un drone y un misil. Su aspecto es más parecido al de los misiles tradicionales, con cuatro aletas direccionales en la parte posterior. Este sistema utiliza un radar de orientación de precisión KuRFS y un radar de detección móvil Ku-720 “para detectar y derrotar a todos los enjambres de drones que varían en tamaño y alcance”, según señala Raytheon.

Este sistema, impulsado por Raytheon en colaboración con el Ejército de Estados Unidos, hizo sus pruebas el pasado verano derribando diversos tripos de drones, incluido un enjambre. Las pruebas resultaron positivas, aunque no se han dado a conocer -por razones de seguridad- las características del sistema utilizado para la detección del enjambre, aunque algunas informaciones señalan que el Coyote 2 podría llevar a cabo “dog fights” (combates aéreos cercanos) contra los drones más maniobrables, a fin de abatirlos.

Debido a su pequeño tamaño, el Coyote 2 se puede lanzar desde un vehículo Oshkosh L-ATV, por lo que puede proporcionar cobertura a columnas móviles ante posibles ataques con UAV. Hace unas semanas, Raytheon publicó el vídeo de estas pruebas, con unas imágenes espectaculares:

Como se ve en las imágenes, el Coyote 2 estalla antes de tocar a su objetivo, seguramente utilizando un sistema que lo hace detonar por proximidad. En esto los sistemas antidrone imitan a la artillería antiaérea tradicional, que no buscaba que los proyectiles impactasen en los aviones, sino que estallaban a cierta altura -predeterminada por la espoleta- para que su metralla fuese la que ocasionase daños al blanco. Un sistema que también usa la munición programable Ahead que vimos aquí en 2020.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante….

    esta es una ingeniosa aplicacion de la defensa antiaerea ahora dedicada a los Drones y UAVs…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.