Lanza contra Ucrania una mentira similar a la que usó la URSS contra Polonia

Juan Manuel de Prada y las mentiras de su propaganda a favor de Putin en el diario Abc

Hace poco me referí a los hechos que suele ignorar la gente de derechas que simpatiza con Putin. Ayer lo demostró, otra vez, el columnista de Abc.

Diez hechos que parece ignorar la gente de derechas que simpatiza con Vladimir Putin
¿Putin provida? Un repaso a la ley abortista que aprobó su partido Rusia Unida en 2011

Una retórica tramposa que omite hechos para blanquear a la Rusia de Putin

Juan Manuel de Prada es un conocido admirador de Putin. Ya expuse aquí las contradicciones de sus elogios al presidente ruso. El columnista de Abc se refirió entonces a Rusia como “el único dique contra la invasión mahometana”, pero se le pasó decir que ese país exporta armas a Irán, Sudán y Argelia, además de a dictaduras como Venezuela, Cuba, Corea del Norte, China y Vietnam.

Prada abunda en la retórica de cierta derecha que presenta a Putin como la antítesis de la deriva progre de Occidente, una especie de custodio de los valores cristianos al que hay que admirar. Esa retórica siempre pasa por alto que Putin aprobase una ley abortista parecida a la de Zapatero, así como su apoyo a partidos de extrema izquierda rabiosamente anticristianos o su persecución en Rusia contra quienes recuerdan los crímenes del comunismo.

El burdo intento de Prada de presentar a Europa como colonias de EEUU

En una columna publicada ayer por Abc, Prada vuelve con su apoyo a Putin, y lo hace con un claro tono propagandístico. Llama seis veces “colonias europeas” (de EEUU, se entiende) a los países europeos de la OTAN, tal vez porque en la fantasía putinesca de este señor no encaja el hecho de que haya países democráticos e independientes que pidan unirse a la OTAN libremente. El lector se tiene que creer que EEUU es el dueño de Europa, como vende la propaganda del Kremlin, porque así Putin parece menos malo.

La degradación moral y económica de Rusia de la que no habla el columnista de Abc

De igual forma, Prada atribuye a EEUU una “degradación moral y económica”. No habla de la degradación de Rusia, el país con mayor índice de abortos del mundo (en EEUU es del 20,8, en China el 24,2 y en Rusia es el 53,7) y también el país con más problemas de alcoholismo (el índice de alcohólicos en EEUU es del 13,9, en Rusia es del 20,9). Así mismo, EEUU es el 7º país del mundo con mayor PIB per cápita (74.725 dólares), mientras que Rusia ocupa el puesto 53º (32.213 dólares). Si según Juan Manuel de Prada EEUU es un país moralmente y económicamente degradado, ¿cómo dejan a Rusia estas cifras?

Su mentira sobre las invasiones de Irak, Libia y Siria

Así mismo, Prada afirma que EEUU invadió Irak, Libia y Siria “por atreverse a suscribir pactos semejantes” al suscrito por Rusia y China para el suministro de gas y petróleo rusos. Esto es una mentira, señor de Prada. Irak fue invadida con la excusa de sus armas de destrucción masiva (que luego no aparecieron). La invasión de Libia en 2011 se produjo al amparo de la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (del que forma parte Rusia, que se abstuvo en la votación de esa resoliución) ante la grave situación humanitaria causada por la guerra civil que vivía ese país. En Siria, y al igual que Rusia, EEUU intervino porque había sido invadida por terroristas del ISIS. Pero por lo visto, los hechos deben ser cambiados cuando lo que importa es repetir como un loro la propaganda del Kremlin.

Lanza contra Ucrania una mentira similar a la que usó la URSS contra Polonia

El columnista de Abc también afirma que Rusia, desde luego, no tiene ningún interés en invadir Ucrania. Pues sinceramente, movilizar a más de 100.000 soldados ante las fronteras con Ucrania, así como fuerzas navales en el Mar Negro, no parece la mejor forma de mostrar “ningún interés” en invadir ese país. No obstante, Prada se pone la venda antes de la herida y dice que Ucrania es “una nación inventada”, no vaya a ser que Putin finalmente la invada y haya que justificarlo de algún modo. Casualmente, los comunistas usaron un argumento muy parecido para justificar la invasión soviética de Polonia en 1939, diciendo que era un “Estado creado artificialmente”. Los que repiten como loros la propaganda de Moscú han cambiado muy poco de argumentos en 83 años.

El colmo de la manipulación: culpa a EEUU y no a Rusia de querer provocar una guerra

En su surrealista visión de lo que pasa en la zona, Prada afirma: para evitar su definitiva ruina, Estados Unidos puede en cambio provocar una guerra en Ucrania. ¿Ha sido EEUU el que ha movilizado a más de 100.000 soldados ante las fronteras de Ucrania? ¿Fue EEUU el que invadió parte del territorio de Ucrania en 2014? No. Eso lo hace Rusia. Hace falta ser muy manipulador para intentar lavarle así la cara a Putin mientras lleva a cabo una concentración sin precedentes de tropas y barcos de guerra en torno a Ucrania.

Para terminar, Prada acusa a EEUU de montar “una campaña de intoxicación mediática”. Pues eso es precisamente lo que hace ese señor: intoxicar a base de mentiras desde un medio de comunicación. Y tan responsable es él como el medio que le paga por escribir columnas como la de ayer.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    estos..

    son los propagandistas del regimen de Putin y ellos justificaran de la manera que sea las acciones rusas en Ucrania y el Este Europeo…

    vaya la maquinaria mediatica al parecer no ha cambiado en nada..antes era pro-sovietica ahora es pro-putinistica…

  2. JuanM

    Como decía Chesterton (autor al que gusta mucho referirse Juan Manuel de Prada), desde el pecado original la Verdad quedó hecha añicos para el hombre y de ahí que quedara esparcida en pequeños trozos por aquí y por allá.

    Ciertamente a él le tocó su porción de verdad percibida y de ahí que no pocas veces escribe artículos iluminadores y que un servidor lee con admiración por su capacidad de síntesis y exposición. No obstante, es claro que en no pocas ocasiones su juicio no pasa de ser uno más de los que uno se puede encontrar en una tertulia de tasca un viernes por la noche junto a los amiguetes y después de varias cervezas. Por ejemplo, cuando trata el tema de Cataluña. Y si de su pose de calimero hablamos cuando empieza o acaba un artículo con la bobada esa de “a las cuatro lectoras que me quedan” (que no acabo de ver porqué sabe que son lectoras y no lectores; tal vez sea un guiño al feminismo lloricón que estamos sufriendo), entonces es insufrible.

    Del tema de Rusia la verdad es que no soy quien para juzgar quién se acerca más a la realidad, porque desconozco el tema más allá de lo que ahora puedo leer de unos y otros. Pero sí es evidente que de lo que se escribe sobre el asunto es tan radicalmente diferente en unos y otros que no sé si hay mentiras descaradas u omisiones flagrantes. En fin, espero que al menos los intelectuales e informadores sean lo suficientemente honestos en su labor y pongan sobre la mesa todos los hechos y datos.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.