Dos documentos oficiales que desmontan la propaganda rusa sobre Ucrania

Los ultimátums de Rusia a la OTAN y a EEUU: Putin quería una Europa subordinada a Moscú

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, la propaganda rusa ha intentado engañar a mucha gente sobre sus motivos para esa agresión.

MH17: el derribo de un avión comercial por los prorrusos en Ucrania y las mentiras de Rusia
La Duma Estatal de Rusia amenaza a Polonia con ser la próxima atacada después de Ucrania

La mentira de que Rusia sólo quería que Ucrania se quedase fuera de la OTAN

Moscú ha dado excusas muy variadas, a menudo presentándose como una víctima de la OTAN mientras las tropas rusas se dedicaban a asesinar a ucranianos. Una de las mentiras que más han repetido los propagandistas rusos es que Rusia sólo pidió garantías a la OTAN de que no se extendería hasta Ucrania. Es una mentira que muchos simpatizantes de la Rusia de Putin han propagado por las redes sociales sin cesar, en un intento de culpar a la OTAN de la agresión rusa a Ucrania por no haber aceptado esa exigencia rusa. Se trata, por cierto, del viejo y perverso argumento de que la víctima de una agresión tiene la culpa de haber sido agredida por un matón porque no accedió a sus exigencias.

Lo que muchos simpatizantes de Rusia no saben (o lo saben pero lo niegan) es que hay dos documentos del gobierno ruso que desmienten claramente esa mentira. Los dos documentos fueron publicados el 17 de diciembre de 2021, y eran sendos borradores de acuerdos dirigidos a la OTAN y a Estados Unidos. Recordemos que Rusia empezó a acumular tropas en la frontera con Ucrania en abril de 2021. Así mismo, el día que se publicaron esos dos documentos Rusia advirtió que ignorar sus intereses conduciría a una "respuesta militar". Así pues, esas propuestas eran en realidad un ultimátum o un chantaje.

El 25 de enero, un mes antes del inicio de la invasión, analicé esos documentos aquí, en un artículo en el que abordaba también otros temas. Como ese artículo trataba cuestiones diversas, lo referido a esos documentos pasó inadvertido. He decidido dedicarles este artículo al comprobar que la propaganda rusa sigue faltando a la verdad como si esos documentos no existiesen.

Los documentos oficiales del Kremlin que contradicen esa mentira

Empecemos con los enlaces a los documentos:

Empecemos por el primero de los documentos, tomando como referencia el texto en inglés (es una traducción oficial del propio gobierno ruso). Mientras acumulaba tropas para invadir Ucrania, el Kremlin tuvo el cinismo de recordar "la inadmisibilidad de la amenaza o el uso de la fuerza de cualquier manera incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas tanto en sus relaciones mutuas como internacionales en general". El documento también advertía que un enfrentamiento militar con EEUU "podría resultar en el uso de armas nucleares que tendrían consecuencias de largo alcance".

Rusia quería someter a vasallaje a las antiguas repúblicas soviéticas

Los tres primeros artículos del texto ruso están llenos de buenas palabras y de una gran dosis de cinismo. La parte más interesante del texto empieza en el Artículo 4 del ultimátum, en el que Rusia exponía lo siguiente:

"Los Estados Unidos de América se comprometerán a impedir una mayor expansión hacia el este de la Organización del Tratado del Atlántico Norte y a denegar la adhesión a la Alianza a los Estados de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Los Estados Unidos de América no establecerán bases militares en el territorio de los Estados de la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que no sean miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, no utilizarán su infraestructura para actividades militares ni desarrollarán cooperación militar bilateral con ellos".

Con esta afirmación, Rusia pretendía ejercer un vasallaje sobre las antiguas repúblicas soviéticas, tres de las cuales (Lituania, Letonia y Estonia) ya forman parte de la OTAN. La exigecia Rusia impediría el acceso de Ucrania, Moldavia y Georgia a la Alianza. Significativamente, ese artículo no establece ninguna obligación para Rusia. Hasta este punto la cosa coincide básicamente con lo que viene afirmando la propaganda rusa. Pero hay más.

Rusia podría volar bombarderos cerca de España pero EEUU no

El Artículo 5 del texto afirmaba lo siguiente:

"Las Partes se abstendrán de desplegar sus fuerzas armadas y armamentos, incluso en el marco de organizaciones internacionales, alianzas o coaliciones militares, en las zonas en las que la otra Parte pueda percibir dicho despliegue como una amenaza para su seguridad nacional, con excepción de dicho despliegue dentro de los territorios nacionales de las Partes.
Las Partes se abstendrán de volar bombarderos pesados equipados con armamento nuclear o no nuclear o de desplegar buques de guerra de superficie de cualquier tipo, incluso en el marco de organizaciones internacionales, alianzas o coaliciones militares, en las zonas situadas fuera del espacio aéreo nacional y las aguas territoriales nacionales, respectivamente, desde donde puedan atacar objetivos en el territorio de la otra Parte.
Las Partes mantendrán el diálogo y cooperarán para mejorar los mecanismos para prevenir actividades militares peligrosas en y sobre alta mar, incluido el acuerdo sobre la distancia máxima de aproximación entre buques de guerra y aeronaves".

Este texto estaba hecho a la medida de Moscú. Recordemos que desde hace años Rusia tiene misiles con capacidad nuclear desplegados en Kaliningrado, un enclave situado en medio de la UE, concretamente entre Lituania y Polonia, pero como es territorio ruso, ese Artículo 5 no le afectaría. Sí que afectaría a EEUU si decidiese instalar misiles similares en Polonia. De igual forma, Rusia se ha dedicado a volar bombarderos con capacidad nuclear hasta las inmediaciones de España. Pero como eso no afecta al territorio de EEUU, según ese texto Rusia podría hacer esos vuelos pero EEUU no podría volar ni un bombardero en Europa. Es un texto tramposo y hecho a la medida del Kremlin.

El truco de Rusia para tener misiles en medio de la UE

El Artículo 6 del ultimátum ruso a EEUU dice lo siguiente:

"Las Partes se comprometen a no desplegar misiles de medio y corto alcance lanzados desde tierra fuera de sus territorios nacionales, así como en las áreas de sus territorios nacionales, desde las cuales dichas armas puedan atacar objetivos en el territorio nacional de la otra Parte".

Un nuevo texto hecho a la medida de Moscú, que como he señalado más arriba, tiene misiles en Kaliningrado, en medio de la UE, pero no quiere que EEUU pueda desplegarlos en Europa para defender a sus aliados en caso de ataque. El Artículo 7 del ultimátum ruso a EEUU iba en la misma línea:

"Las Partes se abstendrán de desplegar armas nucleares fuera de sus territorios nacionales y devolverán a sus territorios nacionales las armas ya desplegadas fuera de sus territorios nacionales en el momento de la entrada en vigor del Tratado. Las Partes eliminarán toda la infraestructura existente para el despliegue de armas nucleares fuera de sus territorios nacionales.
Las Partes no entrenarán al personal militar y civil de países no nucleares para usar armas nucleares. Las Partes no realizarán ejercicios o entrenamientos para fuerzas de propósito general, que incluyan escenarios que involucren el uso de armas nucleares".

Esto dejaría a Europa a los pies de Moscú, ya que Rusia tiene más armas nucleares que todos los países de la OTAN juntos.

La exigencia rusa que dejaría desamparados a 14 países de la OTAN

Vayamos ahora al últimátum de Rusia a la OTAN. Tomo como referencia el texto en inglés. Nuevamente, los tres primeros artículos venían plagados de buenas palabras y de cinismo por parte del Kremlin. La parte más llamativa empieza en el Artículo 4:

"La Federación de Rusia y todas las Partes que eran Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte a partir del 27 de mayo de 1997, respectivamente, no desplegarán fuerzas militares ni armamento en el territorio de ninguno de los demás Estados de Europa además de las fuerzas estacionadas en ese territorio a partir del 27 de mayo de 1997. Con el consentimiento de todas las Partes, tales despliegues pueden tener lugar en casos excepcionales para eliminar una amenaza a la seguridad de una o más Partes".

Esto implicaría que ningún país de la OTAN podría enviar ni militares ni armamento a Polonia, Hungría, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Croacia, Albania, Montenegro y Macedonia del Norte, ya que todos estos países se unieron a la OTAN con posterioridad a 1997. En la práctica eso es lo mismo que exigir de facto que esos países abandonen la OTAN, puesto que quedarían desamparados por lo estipulado en el Tratado de la Alianza. Frente a eso, Rusia sólo tendría que retirar sus tropas de Bielorrusia, Moldavia y Georgia. Nuevamente, el texto fue redactado para favorecer a Moscú.

Rusia quería repetir con la OTAN la trampa que le hizo a Ucrania

El Artículo 5 del ultimátum ruso era otro nuevo gesto de cinismo:

"Las Partes no desplegarán misiles terrestres de medio y corto alcance en áreas que les permitan alcanzar el territorio de las otras Partes".

Nuevamente, recordemos que Rusia tiene misiles con capacidad nuclear en Kaliningrado. Y mientras tanto, pretende que todos los países de sus alrededores se deshagan de sus misiles, incluso de los convencionales (el texto no indica el tipo). Recordemos que Ucrania cedió sus armas nucleares a Rusia a cambio de un compromiso de respeto de su soberanía, un acuerdo que Rusia ha violado con esta invasión. Los países vecinos de Rusia cometerían un suicidio fiándose del Kremlin y deshaciéndose de sus misiles. Así mismo, el Artículo 6 del ultimátum ruso a la OTAN afirmaba:

"Todos los Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte se comprometen a abstenerse de ampliar más la OTAN, incluida la adhesión de Ucrania y de otros Estados".

Esto impediría la adhesión de nuevos países como Irlanda, Suiza, Austria, Suecia o Finlandia. Una vez más, Rusia no asume ningún compromiso al respecto.

La OTAN quedaría sometida a los caprichos de Moscú

El Artículo 7 del ultimátum ruso a la OTAN es el más insultante de todos:

"Las Partes que son Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte no llevarán a cabo ninguna actividad militar en el territorio de Ucrania ni en otros Estados de Europa del Este, el Cáucaso Meridional y Asia Central.
Para excluir incidentes, la Federación de Rusia y las Partes que son Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte no realizarán ejercicios militares u otras actividades militares por encima del nivel de brigada en una zona de anchura y configuración acordadas a cada lado de la línea fronteriza de la Federación Rusa y los estados en una alianza militar con ella, así como las Partes que son Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte".

Esto implicaba que la OTAN no podría enviar siquiera asesores militares a Ucrania, Georgia y Moldavia, pero Rusia sí que podría enviarlos a Bielorrusia. Así mismo, la prohibición de actividades militares en una cierta franja dejaría con una actividad militar ridícula a países aliados fronterizos con Rusia, especialmente Estonia, Letonia y Lituania, que no podrían adiestrarse en su propio territorio a nivel de brigada mientras que Rusia sí que podría hacerlo en el suyo.

Putin quería una Europa indefensa y subordinada a Moscú

Como podemos deducir de los textos que acabamos de repasar, si EEUU y la OTAN hubiesen aceptado esos ultimátums, Europa habría quedado convertida en una mera vasalla de Moscú, especialmente los países aliados de la Europa del Este. Así pues, la propaganda rusa miente, como tiene por costumbre. Rusia no sólo quería que Ucrania quedase fuera de la OTAN: además quería que la Alianza quedase indefensa y sometida a los caprichos de Moscú, sin la asistencia de EEUU para contribuir a su seguridad y con sus fuerzas y alianzas militares mermadas para que así ciertos países no pudiesen defenderse de una agresión rusa como la que finalmente sufrió Ucrania.

Obviamente, Rusia sabía que era un chantaje que EEUU y la OTAN no podían aceptar. Y ahora la propaganda rusa falsea el contenido de ese chantaje para presentar como los malos de la película a quienes no quisieron ceder a los inaceptables caprichos de Putin, en un descarado y burdo intento de defender a Rusia y su agresión contra Ucrania. Lo más penoso es que muy pocos medios occidentales se hayan tomado la molestia de buscar y mostrar esos documentos, que están al alcance de cualquiera y que desmontan las mentiras de la propaganda rusa. Y es que si la influencia de Moscú se ha extendido tanto por Occidente es, en gran medida, por la pereza y la desidia de quienes deberían haberla combatido desde el ámbito de la información.

---

Foto: Yuri Kadobnov/AFP.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Viento

    A finales de la primera mitad de la década del 2000 el nacionalismo ruso y el euroasiatismo de Dugin se van instalando en la élite de los aparatos de seguridad, verdadero poder en Rusia, para compensar la desorientacion que supone la descomposición de la URSS y la incapacidad del "homo sovieticus" de entender aguantar las dificultades que conlleva la transición de la economía socialista a la capitalista.

    Los aparatos de seguridad a través de Putin se hacen de nuevo, tras engañar a Yeltsin, con los poderes del estado.

    La lógica expansiva e imperialista del comunismo de la URSS se refuerza con la lógica imperialista del Imperio de los zares.

    Se incorporan de comparsas al régimen neocomunista nacionalistas rusos, neofascistas y euroasiatistas amén de los ortodoxos de la Iglesia satélite oficial cuya cabeza es el Patriarca colaboracionista amante de las guerras Cirilo. Exigen a cambio de su fidelidad que Putin haga de Rusia un imperio de nuevo.

    El que no ve una dinámica imperialista en Putin o bien no ha entendido nada o bien miente de forma deliberada. Rusia tiene un proyecto imperial desde sus orígenes en el Ducado de Moscú. Y además carece de tradiciones democráticas y del más mínimo respeto a los derechos humanos.

  2. Viento

    La mentalidad del "homo sovieticus", acostumbrado al sometimiento y a la violencia, es lo que hace posible la guerra de Putin contra Ucrania.

    Interesante artículo que aborda el tema:
    https://www.larazon.es/opinion/20220815/hhiigmdwhjbhvi2rnwts53a6ay.html

  3. wladimir

    a buen entendedor...pocas palabras...

    o mejor dicho muchas palabras...esta perfectamente claro que la agresividad esta en el ADN Ruso desde su surgimiento como estado y nacion en los tiempos medievales..y siguen siendo igual de agresivos y cinicos en la actualidad...ya sea con Rurik o con Vladimir Putin....son la misma cosa...

    supongo que Los EE UU y la OTAN no se van a dejar llevar como ovejas al matadero con esta clase de chantajes muy mal disimulados y descarados...se pueden ver claramente las garras y colmillos del Oso Ruso y sus salvajes y agresivas intenciones para con Occidente...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.