Ultras violentos y asaltantes de supermercados, sus nuevos referentes

La izquierda española, cada vez más batasunizada, se retrata en sus ídolos

Mie 9·1·2013 · 18:11h 10

Abc cuenta hoy el historial de “Alfon”, el último ídolo de la izquierda. Viendo sus “hazañas” uno entiende que le encumbre la misma izquierda que ensalza a un ladrón de supermercados, que llama “disidente” a un rapero que hace apología del terrorismo o que considera una mera “crítica” recetar amonal -el explosivo favorito de ETA- a sus rivales.

Izquierda Unida y la ultraizquierda violenta: cría cuervos y te llamarán ‘rata’ y ‘chapero’
Decir “contra la patronal, amonal” es una “crítica rítmica”, según un dirigente de IU

Durante años hemos visto a esa misma izquierda colgar el sambenito de “ultras” a quienes defendemos los derechos de la persona, desde el derecho a la vida de los no nacidos hasta la libertad de idioma, pasando por la libertad de educación, la libertad religiosa o el libre mercado. Tampoco han dudado en tildar de “fachas” a muchos españoles por el mero hecho de que amamos al país en el que hemos nacido, un sentimiento noble y natural que esa izquierda aborrece y considera censurable en el caso de España, pero que ensalza cuando degenera en un nacionalismo excluyente y liberticida en los casos de Cataluña, el País Vasco o Galicia, que ni siquiera son naciones. Mientras lanza esas acusaciones contra quienes no suscribimos sus tesis ideológicas, esa izquierda no ve reparos en flirtear con la ultraizquierda violenta y en ensalzar a delincuentes como si fuesen ciudadanos ejemplares.

Cosas como las que se están diciendo de un tiempo a esta parte desde algunos medios y partidos de izquierda se considerarían, hace diez años, propias de panfletos o de grupúsculos proetarras. Sin embargo, ahora incluso las asumen con naturalidad hijos de papá que van de progres y que presumen de demócratas, mientras elevan a la categoría de ídolos a criminales como el Che Guevara o le hacen el trabajo sucio en España a dictaduras como la de los hermanos Castro. El mandato de Zapatero, que se decía “rojo”, contribuyó muchísimo a esa radicalización de la izquierda. El guerracivilismo en el que se ha instalado esa izquierda, sus cada vez más numerosas manifestaciones de odio contra los católicos y la aproximación de los socialistas a la izquierda radical son la prueba inconfundible de que han agotado su confianza en la democracia al verse estrepitosamente derrotados en las urnas, y ya no le hacen ascos a las recetas más extremistas para desahogar su frustración. En fin, allá ellos si han decidido optar por un camino que les conduce fuera del juego democrático, pero si pretenden cargarse el marco de libertad y de concordia que nuestros padres y abuelos ayudaron a traer a España después de una sangrienta guerra y de 40 años de dictadura, nos van a tener a muchos cerrándoles el paso.

(Foto: Olmo Calvo / Diagonal Periódico)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.400

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Abc cuenta hoy el historial de “Alfon”, el último ídolo de la izquierda. Viendo sus “hazañas” uno entiende que le encumbre la misma izquierda que ensalza a un ladrón de supermercados, que llama “disidente” a u……

Comentarios a esta entrada:

  1. Creo que la izquierda española se ha quitado la piel de cordero y es bueno que así sea para que la ciudadanía sepa a qué atenerse.

  2. pacococo

    Ya lo dijo Pablo Iglesias: aceptaremos la democracia mientras nos lleve a nuestros objetivos. O algo así.

    Visto que el sistema no permite, debido a su agotamiento, seguir avanzando hacia la dictadura del proletariado, pues se utilizan otros métodos.

    Y como la gente está debidamente anestesiada y confusa, podrán hacer lo que les parezca sin oposición. Y por tanto para que guardar las formas democráticas.

  3. Pío Moa fue de los primeros (lleva años, al menos desde que lo leo) en decir esto mismo, que la izquierda española es anti-democrática y de las peores, por no decir la peor, del mundo. Y que, el PSOE en concreto, tiene mucho en común con la ETA. De IU y demás calaña, mejor ni hablar.

  4. La izquierda siempre ha sido antidemocrática, lo que pasa es que antes disimulaba más sus intenciones para no espantar a los tontos útiles que pensaban que la democracia, la libertad y los derechos humanos los encarnaba la izquierda.

    Pero he aquí que la izquierda ha dejado de gobernar, el país está en quiebra económica y moral y la derecha está tomando medidas impopulares que eran las contrarias de las que prometió. Contexto ideal para que la izquierda empezara a actuar como lo que es, como una fuerza totalitaria que quiere destruir el catolicismo y todo lo que emana de él (democracia, de verdad, con igualdad ante la ley, separación de poderes, libertad de prensa…, derechos humanos, basados en la idea de la dignidad de la persona, los escrúpulos morales, que impiden que cualquier salvaje robe y mate sin piedad). Es tiempo de los demagogos sin escrúpulos que prometen el bienestar inmediato a costa de lo que sea.

    Estos tics totalitarios en gente de izquierdas antes aparecían si rascabas un poco, ahora ni eso, ya te los sueltan a la cara, y como se te ocurra decir que eres de derechas, católico y liberal (aunque esta última etiqueta les suele gustar mucho, como suena bien, la quieren acaparar para que su proyecto esté revestido de buenas intenciones para que no se note) ya la hemos liado. Antes esto no era lo normal, pero desde que llegó Rajoy los que somos de derechas, y especialmente católicos tenemos que escoger entre vivir tranquilos y renunciar a nuestros ideales o seguir siendo fieles a ellos y recibir los insultos y las iras de ciertos fanáticos. Yo he escogido el segundo camino, y pienso que he hecho lo correcto.

    Saludos.

  5. Sí que has hecho lo correcto, Antvigo92, y ten por seguro que no estás solo. Suscribo por completo tu comentario.

  6. Antvigo:
    En el momento en que dejen de insultarme, miraré por dónde me he perdido y a qué he renunciado, porque será muy mala señal.

  7. Sospechoso

    Y como en el caso de Bolinaga que comentó Elentir, es curioso ver como la misma izquierda que da credibilidad a la DICTADURA que ha condenado a Carromero por un delito no demostrado, sea la que cargue duramente contra jueces y policías de una democracia (o al menos más democracia que Cuba) por detener a un tío que tenía explosivos.

  8. Aún más, Sospechoso: los mismos que consideran “paranoico” hablar de un montaje de la dictadura cubana en el caso Carromero, o incluso pedir que se siga investigando el 11-M, son los que dicen que el tal “Alfon” fue detenido por un “montaje policial”. Vamos, que la Policía detiene a un conocido ultraizquierdista violento -con un historial como el señalado- mientras lleva explosivos, y la culpa es de la Policía.

    El cinismo de la izquierda española no tiene límites.

  9. Chácaras

    La izquierda española tiene en su haber el odio y el rencor a España, desde los tiempos de la II República la izquierda en nuestro país, no a hecho sino sembrar la violencia, el hambre, el desequilibrio, el fraccionamiento, y la miseria en todo el territorio nacional. No me explico como pueden decir que son españoles, por que no tienen nada de constructivo en su corazón para España, solo quieren dividirla y arruinarla como todos podemos ver si nos fijamos un poco. En la época de Felipe Glez. y en la época de Zapatero cuyas consecuencias tardaremos décadas en solucionar si llegamos a ello. Tenemos que tener presente el mal que se ha hecho a España y a todos los ciudadanos, con la destrucción del entramado empresarias que es el que genera el empleo, de la justicia, de la sanidad, de la Seguridad Social, de la educación, propiciando el fraccionamiento de España, colaborando con la creación de reinos de taifas, como en Cataluña, propiciando por unos pocos supuestas corruptelas millonarias de personalidádes afines a la separación de España para cubrir sus desmanes y delitos de enriquecimiento ilícito, y muchas cosas mas. Ahora ¿quien arregla semejante descalabro y como?, esperamos que el PP, ¿pero a que costo?, no me lo puedo imaginar pero si puedo decir que MUY ALTO PARA LA CIUDADANÍA, lo que me produce un estado de tristeza y de depresión que no puedo manifestar o trasmitir a mis compatriotas por sentirme incapaz, solamente puedo decir que tengamos esperanza en el PP por que NO HAY MAL QUE DURE 100 AÑOS, NI CUERPO QUE LO RESISTA, ellos ya lo lograron con Aznar que tanto fué criticado, y ahora nos sacaran con RAJOY que también lo está siendo, pero es LA UNICA ESPERANZA DE ESPAÑA para salir de el estado en el que nos encontramos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal