Esquerda Unida negó que fuese terrorista al no ser de extrema derecha

IU rechaza en el Congreso a Resistencia Galega, a la que no condena en Galicia

Ayer se produjo un hecho curioso en el Congreso de los Diputados: Izquierda Unida apoyó una moción del PP para pedir a la Unión Europea que incluya a Resistencia Galega en su lista de grupos terroristas. La moción me parece fenomenal, pero lo que me choca es que la apoye IU, pues la federación gallega de esa coalición negó hace tres meses la condición terrorista de Resistencia Galega por el mero hecho de no ser de extrema derecha.

Para IU una agresión ultra es terrorismo, pero lo que hace Resistencia Galega no
El BNG se niega a condenar a Resistencia Galega en 58 localidades y el PSOE en 24

El pasado 13 de septiembre, tras la condena por la Audiencia Nacional de cuatro miembros de esa organización criminal -a los que les fueron incautadas varias bombas-, Esquerda Unida publicó un delirante comunicado atribuyendo a la sentencia contra RG la “intencionalidad de criminalizar cualquier acción de protesta social en el país”. ¿Para EU poner bombas es una mera acción de protesta que no debe tener ningún reproche penal, acaso? En dicha nota, la coalición comunista llegaba al esperpento al afirmar lo siguiente: Esquerda Unida recuerda que el terrorismo realmente existente en nuestro país es el de extrema derecha. De esto cabe deducir que ETA, los GRAPO o Resistencia Galega no son en realidad grupos de extrema izquierda que -casualmente- tienen el comunismo como ideología, sino que para EU o son de extrema derecha o no son terroristas… El esperpéntico comunicado, que firmaría encantado cualquier grupo batasuno, llegaba a afirmar lo siguiente:

“Esta sentencia introduce de forma artificiosa una imagen de terrorismo que la sociedad gallega no percibe pero que es alentada por el juego de la caverna mediática de la derecha.”

El caso es que, como ya señalé aquí en diciembre, desde 2005 Resistencia Galega ha perpetrado 137 atentados terroristas, 33 de ellos con bomba. A lo mejor que una banda mafiosa de extrema izquierda se dedique a poner bombas es algo que a la coalición comunista no le provoca ninguna alarma, aunque sólo sea por un hecho que supongo que cabe atribuir a la naturaleza ideológica de IU y de dicha banda mafiosa: hasta ahora Resistencia Galega ha atentado contra sedes de diversos partidos políticos, pero nunca contra una sede de IU.

Personalmente me alegro de que IU haya reconsiderado la indecente y miserable postura de su federación gallega. El problema, ahora, es que van a tener que explicárselo a los extremistas a los que han estado alentando con comunicados tan radicales como el citado: hoy en Twitter docenas de ultras de izquierda están poniendo a caldo a IU por su votación contra Resistencia Galega ayer en el Congreso de los Diputados. Esto es lo que tiene coquetear con los violentos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Discrepo contigo, elentir, no es que la sensatez se haya impuesto, es que los políticos se mueven según sople el viento y en Galicia sopla de una forma y en Madrid de otra.

    Tenemos que tener claro que los políticos hacen lo que les conviene en cada momento, sin someterse a programa alguno (caso pp) ni a criterios sólidos. Ellos hacen lo que toca en cada momento.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.