¿Un huevo vacío es un águila real, pero un feto humano no es un humano?

En la España del aborto destruir un huevo de águila real vacío supone 2 años de cárcel

Con frecuencia los abortistas equiparan a los niños por nacer con huevos de aves, en un burdo intento de equiparar a seres humanos con animales, a fin de apoyar que sea legal matar a los primeros. Sin embargo, las leyes españolas no equiparan a unos y otros. En España matar a tu hijo por nacer es un ‘derecho’ que, además, financia el Estado con el dinero de todos, pero destruir un huevo de ave, aunque esté vacío, te puede salir muy caro.

Tras apoyar el amparo a fetos de animales, el PSOE lo rechaza para los niños por nacer
El País: los fetos humanos no son humanos, pero los huevos de tortuga sí son tortugas

Una descarada doble vara de medir impuesta por el PSOE

Curiosamente, que la ley proteja a los animales y desampare a los niños por nacer fue obra del mismo gobierno: el de Zapatero. Bajo su mandato no sólo se aprobó la vigente Ley del Aborto de 2010, sino también la Ley 16/2007. El Artículo 52.3 de dicha ley afirma:

Queda prohibido dar muerte dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico.
Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, estos últimos aun estando vacíos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.”

Así pues, la misma legislación que llama “derecho” a matar a niños por nacer prohíbe dañar o recolectar huevos de aves silvestres, aunque estén vacíos. A esos huevos vacíos se les otorga la misma protección que a los animales ya nacidos de su especie. Por lo que parece, para los abortistas del PSOE un feto humano no es un ser humano, pero un huevo vacío de ave sí que es un ave, pues a efectos legales goza de la misma protección que ésta. El Artículo 54 de dicha ley establece la misma prohibición para las especies protegidas:

Tratándose de animales, incluidas sus larvas, crías, o huevos, la de cualquier actuación hecha con el propósito de darles muerte, capturarlos, perseguirlos o molestarlos, así como la destrucción o deterioro de sus nidos, vivares y áreas de reproducción, invernada o reposo.”

Multas de hasta 2 millones de euros si la cosa no acaba por la vía penal

Hay que señalar que esta norma establece sanciones administrativas -multas- de hasta 2 millones de euros en caso de destrucción de huevos de especies protegidas como el águila real (ver Listado y Catálogo de Especies Amenazadas). Claro que estas multas no se aplican si el caso acaba en un proceso por la vía penal. En este caso se aplicaría el Artículo 334 del Código Penal:

El que cace o pesque especies amenazadas, realice actividades que impidan o dificulten su reproducción o migración, o destruya o altere gravemente su hábitat, contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de fauna silvestre, o comercie o trafique con ellas o con sus restos, será castigado con la pena de prisión de cuatro meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en cualquier caso, la de inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años.”

En resumidas cuentas: por destruir un huevo de águila real, aunque este vacío, te pueden caer hasta 2 años de cárcel o, en su defecto, una fortísima multa; pero si matas a tu hijo por nacer te sale gratis y el Estado te paga la matanza y el descuartizamiento del crío. Y los abortistas, entre ellos los autores de estas leyes que privilegian a animales silvestres frente a seres humanos, aún tienen la enorme jeta de equiparar a huevos de ave con fetos humanos para justificar que sea legal destruir los segundos. Manda huevos, nunca mejor dicho.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Fernando

    Es la moral de la izquierda que todavía presumen (falsamente) de superioridad moral. Destruir un huevo de águila real supone cárcel pero puedes tranquilamente asesinar al hijo que llevas dentro de ti sin ningún problema. Es aberrante

  2. luisa carrasco

    ¡Es alucinante la desfachatez de algunos! (¿será por eso por lo que a los que defendemos la vida del ser humano aún no nacido nos llaman fachas?).

    De todos modos, entiendo que habrá quien te diga que eres un exagerado por lo de los dos años de prisión, puesto que para casos como el que estás analizando en tu titular se aplicaría la pena mínima (como si cuatro meses de prisión no fueran una pena escandalosa por destruir una cáscara de huevo).

    Te digan lo que te digan, está claro que ante la lógica aplastante de los argumentos provida (y, en concreto, de los que aquí planteas), sólo cabe esperar -lamentablemente- un nuevo aluvión de insultos -ojalá me equivoqué y haya por aquí algún “progre” sensato al que le hagas cambiar de opinión-. Ya sabes, a palabras necias, oídos sordos. Que te sea leve.

  3. ABUNDIO-TORROLES.

    me he puesto a calcular la cantidad de abortos que se producirán en veinte años y me salen sobre CINCO MILLONES de no nacidos,

  4. Y matar a veinte personas apenas veinte años de cárcel.

  5. Rafa

    Me agrada ver que España no es una; yo creí desde acá que España era UNA conformista, pero veo que DISENTIR le caracteriza más; así que al menos España es dos; los del discurso indefendible (pero con coto de poder) y los del discurso pendiente: no hay ley que les asista porque al parecer la redacción de las mismas pretenden solo UNA españa; parece que quienes les redactan leyes no ven punto de comparación: huevo de ave en extinción y feto de humano en extención; al parecer solo saben sumar…; no es doloroso dejar de ver un humano sobrepoblador, pero si insoportable dejar de ver para siempre un ave, -como si alguien estuviese llorando por los dinosaurios-… (aquí debe incluirse la expresión más desagradable que usen en España para mencionar el corto circuito mental que esto produce)… Lo tremendo no es que exista la protección a las aves en extinción -es lo menos que a nuestra desvergüenza le toca hacer por el mundo en que vivimos, porque somos los que le hemos destruido- sino que no sean parejos con la vida; “bonitos” nos vemos diciendo por una parte ¡qué tierno huevito de águila” y por otra “qué feto tan indeseable”; estaremos hartos de nosotros mismos, pero no por lo que somos, sino por como acomodamos las cosas. Claro que los del discurso indefendible no quieren pensar en como dar cabida en este mundo al ave y al hombre, porque solo tratan de seguir el consejo de la Reina Roja (ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS: “SI QUIERES SEGUIR EN DONDE ESTÁS, DEBES CORRER”); PROYECTO TENEBROSO, porque todo se vale con tal de mantener su coto, y son discípulos de lo que dijo uno tiempo ha: “prefiero convencer que demostrar”… No gasten saliva, mejor dedíquense a revertir leyes que nada tienen que ver con la justicia…
    (opinión de un “parejo”)

  6. Sol

    Es la moral de la Casta, PPSOE & CIA.
    Para ellos somos peor que animales.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]