Tras defenderla con fanatismo, la ideología de género se vuelve contra ella

LGTB piden cesar a una feminista por decir que no se puede cambiar de género cada 5 minutos

El fanatismo y los absurdos de la ideología de género se están volviendo contra sus propios partidarios. Un ejemplo es lo que le ha ocurrido en España una diputada socialista y feminista.

Bronca entre feministas y LGTB en el PCE entre acusaciones de ‘fachas’ y ‘machismo leninismo’
Un grupo LGTB que hizo acusaciones falsas pide ahora limitar la libertad de expresión

Una diputada feminista conocida por su extremismo

La diputada Ángeles Álvarez, del PSOE, es ya una vieja conocida para los lectores de Contando Estrelas. Partidaria del aborto, en 2010, cuando era concejala en Madrid, dijo no saber lo que son los no nacidos y afirmó que el derecho a vivir «es un eufemismo de otra cosa». En 2013, tachó de «inmoral» y de «manipulación» afirmar una evidencia científica como es la humanidad de los embriones humanos, asegurando que afirmar esa evidencia contribuye a la «criminalización a las mujeres». Un año después se lanzó a calumniar a las diputadas que se oponen a la ley del aborto, asegurando que «llevarán a sus hijas» a abortar a «clínicas legales y seguras». Su fanatismo también se ha dirigido contra los católicos. En abril de 2014, comparó a los niños que participan en pasos de Semana Santa con «islamistas», una miserable declaración que provocó mucha indignación.

Pidió represalias contra una asociación que contradijo la ideología de género

En 2017 Álvarez fue uno de los cargos electos que arremetió contra una campaña de la asociación HazteOir.org que llevaba por lema «los niños tienen pene y las niñas tienen vulva», una campaña que provocó una absurda polémica por limitarse a afirmar una obviedad que contradice los dogmas de la ideología de género. La diputada feminista Álvarez acusó a HO de lanzar «una campaña de odio basada en la intolerancia», algo que negó meses después la Audiencia de Madrid, no sólo descartando que fuese una campaña de odio, sino también advirtiendo sobre «una visión sesgada del poder político como instrumento para imponer una filosofía que tiende a sustituir la antigua teocracia por una nueva ideocracia», recordando que «nuestro ordenamiento constitucional no permite la tipificación como delito de la mera transmisión de ideas». Desoyendo esa decisión judicial, Álvarez apoyó que el Gobierno tomase represalias contra esa asociación, retirándole la utilidad pública simplemente por haber llevado la contraria a las tesis ideológicas del PSOE. Una actitud dictatorial.

Álvarez contradijo un dogma de la ideología de género en una entrevista

La paradoja de las personas que no toleran las opiniones discrepantes es que pueden acabar padeciendo la intolerancia dentro de sus propias filas. El 28 de noviembre de 2018, Álvarez concedió una entrevista a una web LGTB. A propósito de los cambios de registro de la llamada «identidad de género», la diputada comentó: «le tenemos que dar cierta permanecía registral a esos cambios, no podemos estar cambiando cada 5 minutos la identidad«. Al afirmar esto, Álvarez entra en contradicción con uno de los dogmas más disparatados de la ideología de género: la llamada «autodeterminación de género». Por ejemplo, el artículo 3 de la Ley LGTB aprobada por el PSOE en Andalucía define la identidad de género como «la vivencia interna e individual del sexo y/o género tal y como cada persona la siente y autodetermina», y el artículo 4 afirma: «Ninguna persona podrá ser obligada a someterse a tratamiento, procedimiento médico o examen psicológico que coarte su libertad de autodeterminación de género». Con esta base, uno podría cambiar de género las veces que le diese la gana e incluso por una cuestión de mera conveniencia, por ejemplo, para evitar ser discriminado por la legislación socialista que penaliza el hecho de ser varón.

Ahora el fanatismo de género se vuelve contra ella

Esas declaraciones hechas por Álvarez hace dos meses no han tenido difusión hasta hace unos días, cuando llamaron la atención de ciertos sectores del colectivo transexual. Anteayer la Plataforma Trans acusaba a Álvarez de hacer declaraciones «transfóbicas» y pedía al PSOE su cese como representante de ese partido en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados. Además, la citada entidad tachaba de «desafortunadas y execrables» las palabras de la diputada de que «no podemos estar cambiando cada 5 minutos la identidad». Por si no bastase con eso, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Felgtb) también ha acusado a Álvarez de «transfobia» por oponerse a la reproducción asistida para transexuales. Al final, Álvarez no sólo está probando su propio jarabe de fanatismo, sino que también se vuelven contra ella los disparates ideológicos que viene defendiendo. Y es que tanto ella como su partido llevan unos años diciendo que sí a todo lo que se le ocurría a ciertos dirigentes del colectivo LGTB, por absurdo que fuese, contribuyendo a convertirles en unos caprichosos que se creen con el derecho de imponernos sus opiniones a todos los españoles. Ya iba siendo hora de que el PSOE acabase sufriendo esos caprichos y las rabietas de los fanáticos a los que tanto se ha arrimado.

(Foto: PSOE)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Según Actuall, el gobierno le retirará la utilidad pública a HO.

  2. Lorenzo

    Al final, será inevitable el choque entre las diferentes sectas de la ideología de género. Es lo que tiene depreciar los dictados de la naturaleza humana.

  3. Sharovarov

    A ver cuándo vemos a mujeres deportistas, que se sientan hombres, haciendo marcas similares a las de los mejores deportistas masculinos. Porque claro, si son hombres a todos los efectos, tendrán que llegar, por ejemplo, a correr los cien metros en menos de diez segundos, ¿no? E incluso a batir récords mundiales masculinos, lógicamente.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.