Secuestraron al niño hace cinco años cuando su madre perdió la custodia

Dos lesbianas castran y descuartizan a un niño en Brasil: silencio mediático en Europa

Desde hace tiempo se viene observando una tendencia en muchos medios de comunicación: si un crimen tiene ciertos autores, simplemente se silencia o se oculta la identidad del criminal.

Dos lesbianas progres matan a los seis niños que adoptaron y medios progres lo ocultan
Una feminista asesina a tiros a una niña y las feministas culpan a ‘un sistema macho’

AVISO: esta entrada contiene detalles que pueden herir tu sensibilidad.

Castraron al niño hace un año y le asesinaron la noche del 30 al 31 de mayo

El último ejemplo de este silenciamiento mediático lo tenemos con una cruenta noticia ocurrida en Brasil. Una pareja de lesbianas, Rosana Auri da Silva Cândido y Kacyla Priscyla Santiago Damasceno, fueron detenidas por la Policía Civil el 31 de mayo en Samambaia, en el Distrito Federal, en relación con el asesinato -en la noche del 30 al 31 de mayo- del niño de 9 años Rhuan Maycon da Silva Castro, según ha informado en Correio Braziliense.

Las presuntas asesinas en un vehículo policial, después de su detención (Foto: Alexandre de Paula / Correio Braziliense)

Según la investigación abierta por la 26ª Delegación de la Policía Civil de Samambaia Norte, la madre del niño, Rosana Auri da Silva, de 27 años, y su novia Kacyla Priscyla Santiago, de 28 años, habían castrado al niño amputándole el pene hace un año. Finalmente, poco antes de ser detenidas, la pareja de lesbianas asesinaron al niño cuando dormía, apuñalándole con cuchillos. El cuerpo del niño fue hallado descuartizado, decapitado y con la piel arrancada. Además, la novia de la madre del niño intentó quemar los restos de la víctima en una barbacoa, según señala el diario O Tempo. Los restos del niño fueron encontrados en dos mochilas escolares y una maleta. Las presuntas asesinas están ahora en prisión preventiva a la espera del juicio.

El niño asesinado, Rhuan Maycon da Silva Castro, de 9 años (Foto: Jornal Estado de Minas)

Habían secuestrado a los niños hace 5 años tras perder la custodia

En los medios brasileños se han publicado varias hipótesis sobre el posible móvil de este horrendo crimen: desde la magia negra hasta que la madre del niño asociaba al pequeño con su padre, por el que habría sido maltratada. El niño asesinado tenía una hermana pequeña, de 8 años, que vivía con las presuntas asesinas en la vivienda en la que el crimen fue perpetrado. Según el canal 1 de Globo televisión, la niña afirmó que su madre había matado a su hermano. El viernes 31 de mayo, en torno a la 1:30 horas de la madrugada, un grupo de jóvenes que jugaban al fútbol en un campo vieron a una mujer abandonando una maleta en una alcantarilla. Cuando los jóvenes fueron a ver qué contenía la maleta se encontraron con parte de los restos del niño y avisaron a la Policía Militar, el cuerpo de gendarmería de Brasil.

Las dos mochilas escolares en las que fueron hallados parte de los restos del niño (Foto: Alexandre de Paula / Correio Braziliense)

Globo televisión también ha señalado que las mujeres eran de Río Blanco, en el estado brasileño de Acre, pero huyeron de allí hace cinco años, cuando Rosana Auri da Silva perdió la custodia de los niños en favor de su padre. Así pues, en vez e entregar a los niños, los secuestró y se fugó con ellos y con su novia. La pareja de lesbianas se instaló hace dos meses en Samambaia, donde según los vecinos los niños no iba a la escuela y tampoco tenían contacto con la calle.

Silencio mediático en Europa en torno al crimen

En Brasil la noticia ha aparecido en diversos medios. También la han publicado varios medios de Hispanoamérica. Sin embargo, he buscado la noticia en medios europeos y no he encontrado ninguna referencia. En España no ha aparecido la noticia en ningún medio, seguramente porque no la habrá servido ninguna agencia. La noticia ha empezado a difundirse en España a través de las redes sociales, con enlaces a medios brasileños y a la web estadounidense Political Bullpen. Ya ocurrió algo parecido hace unos meses en relación a un crimen perpetrado por una pareja de lesbianas en EEUU, que asesinaron a los seis niños de raza negra que habían adoptado. Entonces, muchos medios europeos tampoco dieron noticia del crimen.

Medios brasileños consultados:

Correio Braziliense / Globo 1 / O Tempo / Jornal Estado de Minas / Folha Pe

Foto principal: O Tempo. Las presuntas asesinas después de su detención.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Huichilobos

    Bueno, Elentir; si el 1% de la población es psicópata y el 10% es homosexual, entonces el 0,1% es homosexual y psicópata. En un país de 250 millones de habitantes, eso se traduce en 25.000 homosexuales psicópatas. A alguno le tiene que dar por salvajadas de este tipo.

  2. Ojo, con esta entrada no quiero decir, ni remotamente, que ser lesbiana signifique ser asesina. De igual forma que cuando un medio publica una noticia sobre un hombre que mata a su esposa, no está sugiriendo que todos los hombres sean asesinos. Lo que me resulta curioso es que un crimen tan horrendo como éste no llegue a los medios europeos. Y teniendo en cuenta el precedente del crimen de EEUU al que me refiero en el último párrafo, me pregunto si el hecho de que las asesinas sean lesbianas ha movido a muchos medios, y especialmente a las agencias, a no darle difusión a la noticia.

  3. bilbaino

    Hace días que los medios no hablan de la que se suicidó por unos vídeos sexuales, Quien filtró el vídeo, ¿Habrá sido una mujer?

  4. Maqui

    Un crimen absolutamente vomitivo como cualquier asesinato cometido por un hombre contra una mujer (y viceversa), y desde luego, totalmente condenable.

  5. Luna

    Huichilobos: Creo que tu cálculo está errado, podría tal vez ser válido para la estimación de teselas de un mosaico, aún para ponderar cuántos abetos se encuentran en una zona, pero no para cuestiones que tienen que ver con factores psicológicos múltiples.

    Tanto la persona sana como la que padece una enfermedad mental tienen unas características personales, aun cuando en la trastornadas se den de manera alterada por trastornos como los idiopáticos. Y en la psicología de cada persona influyen mucho sus valores y precepción del mundo.

    Sobre los hijos, hay tres maneras básicas de entenderlos: Como la continuación de tu vida en cierto modo, una segunda parte de ti…; como algo extraño por completo, que está por ahí igual que el vecino del quinto, o como una propiedad sobre la que ejercer un uso. Entiendo que estas salvajadas sin nombre sólo puede hacerlas quien vea que su hijo está en el último caso y (tal vez) en el penúltimo, pero que rara vez se daría en el primero, quizá exclusivamente en personas con tendencias suicidas -ya sea por la desesperación del momento o por componentes patológicos y/o caracteriopáticos-. La mayoría de asesinatos a menores en circunstancias de violencia familiar se deben al intento de arrebatar a la pareja “lo que más quiere”, pero percibido como una “propiedad”, ese “la maté porque era mía” que no pocas veces se ha llegado a testificar en los juicios de estos casos.

    Así, un psicópata “del montón” puede actuar por otros móviles, en una ausencia absoluta de empatía, mientras que en estos casos mueven otros impulsos que en parte son ajenos y en parte no (Creo que falta toda la empatía del mundo cuando se obra así). Luego hay otro componente: “Tener la última palabra” o tomar la última decisión de forma inevitable, mejor dicho. La mayoría de padres (y quiero decir padres/madres) que matan a sus hijos se suicidan después para evitar que haya “reparación” posible, que se les pueda castigar en modo alguno. Es su forma de ejercer la “razón” en el asunto [sic].

    Lo que sí es un componente necesario a mi juicio es que no se dé una vivencia normal de familia, que no se vea al hijo como lo que es. Un padre o madre que quiere a su hijo en una forma sana, desligada de egoísmos y celos, no tendrá nunca estas tendencias. Por desgracia, nos están imbuyendo el concepto del embarazo no deseado como algo terrible, cuando en la mayoría de los casos se trata exclusivamente de un embarazo “no esperado”. Y eso ha sucedido toda la vida, pero hasta que nos lo presentaron como algo indeseable, era una simple “salida de cuentas” que podía afectar un poco en nuestra programación laboral o economía pero seguía siendo todo un regalo, algo que querríamos igualmente como a nada en este mundo.

    Quizá mire más tarde este crimen en un comentario aparte para no liar -ya que es bastante especial- pero esta circunstancia es muy común, como ya he dicho. No sé la incidencia estadística ni mucho menos, puede que en caso de homosexualidad aumente o disminuya el número y gravedad de los casos.

  6. Blanca

    Yo siempre he leído a los buenos psiquiatras, como los Vallejo Nájera, que los homosexuales tienen muchísimos problemas psicológicos, no solamente referidos al sexo.

  7. Huichilobos

    Cabe la posibilidad de que el lobby LGTBiQ europeo haya llegado a ser suficientemente poderoso como para dar miedito a los grandes medios, o que la LGTBiQfilia sea un negocio lo suficientemente suculento en el viejo continente como para no querer ensuciarlo. Lo que es curioso es lo que empieza a dar de sí la Memoria Histórica. Según el manifiesto del orgullo gay del año pasado, resulta que durante el franquismo los homosexuales eran sometidos a terapias que podían incluir lobotomizaciones; y yo he tenido que esperar 40 años para enterarme.

  8. Luna

    Lo he estado pensando y no voy a comentar aspectos específicos de este crimen, por cuanto llego a conclusiones que no debo expresar hasta que se dicte sentencia judicial. El sistema que emplea la Justicia es frágil y puede menoscabarse por completo si se falta a una fuente esencial, la presunción de inocencia. Cierto que espero que se les aplique la pena máxima posible en caso de ser culpables, pero Dios me libre de que conclusiones mías lleven al inequívoco de que así es, cuando no fuera el caso que presupongo.

    He pensado tratarlo en abstracción pero no veo manera de hacerlo, así que no voy a analizar nada de esto.

    Sí quiero responder a las comentaristas de Facebook Marta Sagasti y Leda Collado que no hay “preconceito” (prejuicio) alguno en esta entrada, que tampoco se dan muestras de desprecio “por la diferencia”, y que el proceder del autor de la entrada no puede ser más claro: Cita sus fuentes para que podamos contrastar la noticia con lo que él refiere (y esto es ejemplar, pocos lo hacen, refiere los contenidos de la noticia sin trasladar valoraciones de estos medios e intentando ofrecerla de la forma más aséptica posible, aun cuando se tratan unos hechos atroces y repulsivos. Su queja se refiere a una censura encubierta que no se cifra en el lesbianismo de estas mujeres, sino en el hecho de que no se ha publicado en Europa. Y ya apunta a la probabilidad de que no se les haya “servido la noticia”.

    A mi modo de ver, estamos hablando de esas grandes agencias que se dedican a la distribución, EFE, Reuters, Europa Press… que ejercen la criba mediática de los sucesos y que difunden con fragoroso estruendo aquello que les interese, acallando lo que pueda generar opinión no deseada por sus amos. Así de claro, censura encubierta. Aquí ya no entra la responsabilidad particular de cada medio, ya que si no la han recibido y no saben d eella difícilmente podrán publicarla.

    A un modo de ver que creo compartido con Elentir, se trata de evitar noticias que puedan disuadirnos del prejuicio que desde hace años se viene construyendo de que los crímenes de “violencia de género” son siempre machistas “porque el hombre es muy diferente de la mujer, a pesar de ser absolutamente igual.” La mujer asesina no puede existir, los crímenes quedan reservados para parcelas en concreto y va a ser ocultado automáticamente todo lo que no pase por este mecanismo condenatorio.

    Por otra parte (y esto lo opino personalmente) parece que la homosexualidad sea garantía de bondad, que los homosexuales no puedan tener nunca defecto de ningún tipo y hacerlo ver sea gran muestra de odio. Miren ustedes: Estas dos señoras serán lesbianas, pero si han cometido el acto de que se da noticia son unas repugnantes asesinas, que no es el quién sino el qué.

    Por último, dejar bien claro que no se ha vinculado aquí lesbianismo con feminismo. Y se ha hecho bien, ya que no todas las lesbianas tienen necesariamente que ser feministas. Lo digo por si a alguien no le ha quedado claro.

  9. Luna

    Vamos a ver esto de la violencia, dejando de lado por completo el caso que aquí se ha expuesto.

    Se nos viene incidiendo constantemente en que hay una “violencia de género”, cuando en propiedad deberíamos decir “violencia familiar”. Y os explico el motivo: Vaya por delante que no es lo mismo que la violencia en familia, sino la que puede llegar a engendrarse cuando la misma institución familiar constituye en sí un medio en que se ejerza. Pueden darse peleas entre hermanos por el uso del baño o los regalos promocionales del colacao, pero eso es violencia “dentro” de la familia, que también podría haberse dado en un campamento de verano o en clase, por un cromo de colección o lo que fuere.

    Deducir que siempre hay un instigador, un culpable final y primigenio y un sólo “violento” es de un simplicismo que tumba de espaldas, no pocas veces ocurre que los hijos toman partido por uno de los cónyuges y en contra del otro, muy a menudo por maniobras de acoso (mobbing). Pero es que podemos encontrar con mucha facilidad que los violentos son ambos padres, esto no es extraño para los jueces en modo alguno. Como tampoco lo es la “escalada de violencia”, en donde se empieza con unas discusiones, nadie quiere ceder, se complica la cosa y los resultados tienen muy mal desenlace.

    Debemos desterrar de una vez el manido concepto de “violencia machista” asociado con la globalidad de los casos de violencia doméstica y circunscribirlo con la exactitud que precisa a la realidad, cuando verdaderamente un machista sea violento.

    Hay un registro de “violencia machista” desde hace unos años. Desafortunadamente, está a punto de llegar al registro de la víctima número mil. Pero lo más lamentable es que allí se contabilizan casos que lleguen a ser mortales, con la merma de los que no se pueden conocer y el exceso de los que no quedan medianamente probados. Pues bien: La merma es precisamente lo inquietante: El absoluto desconocimiento de aquellos abortos que en realidad se han perpetrado porque nacería una niña, ya sea en petición por voluntad de la madre, ya por obligación de su hombre. ¿Por qué no se denuncia esta violencia tan machista y multitudinaria? Son millones de casos.

  10. Huichilobos

    Luna: no. Hay límites que sólo los puede traspasar un psicópata, y no uno « del montón ». Cualquiera no es capaz de matar y descuartizar a una persona, aún cuando no tenga parentesco alguno con ella. En casos como este, en mi opinión, el parentesco es algo accidental.

  11. Luna

    Huichilobos: Estoy contigo en que este es un crimen que requiere un componente psicopático, incluso en su connivencia para encubrir durante todo un año la castración, si no se dio complicidad en ella. No cabe ninguna duda de que matarle mientras dormía, decapitarle, desollarle, descuartizarle e intentar asarle (¿o incinerar para eliminar pruebas?) en una barbacoa son actos de ensañamiento, absolutamente injustificados y completamente desproporcionados. Pero en mi comentario anterior dejaba de lado este asesinato y a estas asesinas.

    Si las incluyo me encaja también, ya que no se da precisamente que la psicopatía evite la violencia. Aquí hemos visto el desenlace, pero a buen seguro se debe a una proyección hacia el niño de la animadversión, el despecho, resentimiento y otros ánimos de tipo muy amargo. Esa castración es la que no pudo hacer una de ellas al “marido” (uso este término para diferenciar a su anterior pareja masculina, relación que queda sin especificar). Como puede comprenderse, la pobre hermana que estuvo soportando todo este tiempo la convivencia en esta situación no denunció el hecho porque no se lo permitieron, a saber el calvario que pasaron los dos hermanos. Y esto es un indicio de psicopatía claro, ya que prevalece en mucho lo situacional sobre las personas y su estado de sufrimiento. Así, yo también veo que es innegable que la sufran.

  12. Huichilobos

    Pues esto entra dentro de lo interpretativo, pero yo creo que la psicopatía al nivel « reencarnación del mal », en este caso, la tiene la pareja, no la madre, que sería cómplice. Y el ensañamiento del que hablas es, en realidad, un odio enfermizo hacia todo el sexo masculino. Pero vamos; al igual que la tuya, es sólo otra posible hipótesis.

  13. Huichilobos

    Un caso como el de Dean Cornll, vamos, pero cogido mucho más a tiempo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.