Será la primera campaña de Vox en igualdad con los grandes partidos

Insólita campaña mediática contra los envíos de propaganda electoral: ¿es por miedo a Vox?

Estos días algunos medios están apoyando una iniciativa que afirman surgida de las redes sociales y que consiste en pedir que no se envíe a los electores propaganda electoral de los partidos.

La formidable lluvia de zascas que le lanzó una madre y diputada de Vox a la izquierda
La patética reacción de medios progres al rechazo de Vox contra los misóginos de Irán

Medios que cuestan un dineral a los contribuyentes ahora consideran caros esos envíos

A decir verdad, esta campaña se inició desde un diario afín al PSOE, El País, cinco días antes de que Sánchez anunciase la fecha de las nuevas elecciones. Antes de la publicación de esa noticia el 10 de septiembre, prácticamente no se hablaba de ese tema en las redes sociales. Ayer la cosa se extendió a muchos otros medios de una forma llamativa: El Mundo, Abc, La Razón, TV3, Antena 3, La Sexta, Telecinco, la COPE, Betevé, El Periódico, La Vanguardia, La Voz de Galicia, Público… En algunos casos alegan el gran coste de la campaña electoral, un argumento justo pero que resulta bastante gracioso, por ejemplo, cuando lo dice TV3, que en 2018 costó 164 millones de euros a los contribuyentes. Y eso sin contar lo que nos cuesta a todos los españoles la millonada en ayudas públicas y publicidad institucional que reciben muchos de esos medios.

¿Qué es lo que cambia en estas elecciones respecto de las anteriores?

Cabe preguntarse si la verdadera razón de esta campaña es la que aseguran esos medios. Las del 10 de noviembre serán las cuartas elecciones generales en cuatro años, y sólo ahora parecen obsesionados con este tema. ¿Qué es lo que ha cambiado? Para empezar, estas elecciones generales serán muy distintas a todas las anteriores, porque en las últimas generales Vox obtuvo una representación considerable en el Congreso de los Diputados (24 escaños), y eso le da derecho a ventajas que antes no tenía, por ejemplo, a espacios gratuitos de propaganda electoral en los medios públicos proporcionales a su representación (Artículos 64 y 65 de la LOREG). Además, las emisoras privadas también están obligadas a respetar el principio de proporcionalidad en los debates electorales que organicen. Es decir, que Vox va a aparecer más en las televisiones y va a poder dirigirse a los electores sin que otros manipulen su mensaje. Algunos estarán que no duermen sólo de pensar en ello, porque llevan meses difundiendo bulos y dirigiendo manipulaciones muy burdas contra ese partido, y ahora su audiencia va a poder contrastar lo que publicaron esos medios con lo que de verdad dice Vox. Eso ya no hay forma de que nadie lo pueda evitar, ya que habría que cambiar la Ley Electoral para impedirlo y no hay tiempo para ello.

Ahora Vox tendrá las mismas ventajas que los grandes partidos para esos envíos

Además de eso, los partidos políticos que tuvieron representación en los anteriores comicios reciben subvenciones, más cuantiosas si han podido formar grupo propio en el Congreso. Estas subvenciones incluyen también los envíos postales de propaganda electoral. En las elecciones generales de abril Vox jugó con desventaja, pues dependía exclusivamente de las cuotas y donativos de sus afiliados y simpatizantes, mientras que el PP, el PSOE, Ciudadanos, Podemos y otros partidos que ya tenían representación contaron con subvenciones. A pesar de esa desventaja, Vox obtuvo 24 escaños: ¿qué podría pasar ahora que ya no estará en una situación de inferioridad económicamente hablando? En las sedes de los grandes partidos del consenso progre (PSOE, PP, Cs y Podemos) deben estar de los nervios pensando en ello, y en sus medios afines lo mismo, ya que del éxito de sus amos políticos depende la concesión de licencias de emisión, de ayudas públicas y de publicidad institucional. Ahora, precisamente cuando Vox puede enviar su propaganda electoral y sus papeletas a los domicilios de los electores, aparece esta curiosa campaña mediática que recuerda mucho a la ocurrencia que ya tuvieron algunos medios de promover el llamado 1+1+1 en el voto el Senado en las elecciones de abril, un bulo que perjudicó especialmente a Vox.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. bilbaino

    Si no fuera porque vivo en la autonomía vasca pediría que no me envíen propagandq

  2. Alvaro

    Casi totalmente de acuerdo. Solo caso, porque no coincido con tu análisis sobre el supuesto daño del 1+1+1 a Vox.

    De acuerdo con el artículo que indicas, Vox obtuvo una sobrerrepresentación del 5% en sus primeros candidatos, lo que es poco pero es algo, y con eso obtuvo… 0 escaños.

    Sin el 1+1+1 sus segundas y terceras opciones habrían recibido muchos más votos, pero no habrían superado el voto que habrían obtenido las primeras sin sobrerrepresentar, lo que, teniendo en cuenta como se eligen los senadores, tampoco habría superado el corte en ningún caso: sin 1+1+1, Vox habría sacado los mismos 0 escaños.

    Lo que perjudicó a Vox, en mi opinión, no fue el 1+1+1 que apoyaron sus votantes, sino la falta de apoyo por parte de los votantes las dos opciones de izquierdas que se presentaron como si fueran de derechas. Y así les fue.

    Un saludo.

  3. Alvaro

    A mi comentario anterior agregaría (aparte de señalar la errata de la primera línea, en la que donde pone “solo caso” debe poner “solo casi”), que está campaña contra el envío de propaganda electoral tiene toda la pinta de ser un tiro en el pie de quien la promueve, supuesto que sea un progre con miedo a Vox, como se intuye.

    Y es que, si es una campaña dirigida al votante de Vox, no puede tener apenas efecto en él porque le trata como si fuese progre, sin tener en cuenta su reciente experiencia electoral. Para rematar la faena, la acción que promueve es individual, ya que no puede ser institucional.

    Me explico: se plantea y publicita profusamente en medios mayoritariamente progres una queja por el gasto en propaganda electoral, pidiendo que cada uno vaya a apuntarse en el INE para pedir que no se le envíe esa propaganda electoral.

    El hecho es que se está apuntando mucha gente (se publica una cifra de unos 112.000), pero me extrañaría que lo hicieran al menos los siguientes dos grupos de probables votantes de Vox:

    Unos, los que quisieron seriamente votar a Vox en las últimas elecciones y vieron cómo se manipulaban las papeletas. Muchos, de hecho, tuvieron que acudir a las sedes de Vox para obtener papeletas “seguras” que poder llevar ya metidas en el sobre al colegio electoral. A estos, que les envíen la papeleta a casa les viene de perlas.

    Otros, los que fueron con intención de votar a Vox pero no encontraron a la primera las papeletas en el colegio electoral (se denunció que en muchos sitios las quitaban o tapaban, y de hecho hubo colegios donde tuvo que sacarlas la Guardia Civil). Muchos de estos simplemente cogieron otra papeleta que creían similar (PP o Cs) y la votaron sin más. Con ese nivel de preocupación y de compromiso, no les veo tomándose la molestia de apuntarse en el INE.

    A esto habría que sumar un hecho, por desgracia no muy conocido, y es que precisamente a Vox le boicotearon en una de las elecciones a las que se presentó precisamente inmovilizando en Correos los palets de propaganda electoral que habían preparado. Se hizo alegando falsamente el incumplimiento de una norma sobre el uso de la bandera española que no aplicaba al caso.

    Pero terminemos de describir el tiro en el pie: creo que van a ser sobre todo progres quienes se tomen la molestia de apuntarse en el INE, con lo que los afectados serán sobre todo votantes de otros partidos distintos a Vox. Si eso tiene impacto en el voto, castigará sobre todo a los otros partidos, no a Vox.

    Un saludo.

  4. Luna

    Haciendo la cuenta de la vieja nos salen unas elecciones generales cada año. Esto es la rechifla de la democracia bananera. Pues claro que supone gastos de millones de euros, pero esto tiene una solución muy fácil: Que los partidos y candidatos se obliguen a gobernar en caso de salir votados o no puedan presentarse nunca más. El PSOE ha podido negociar con cuatro partidos grandes y no lo ha hecho, lo único que interesaba a Sánchez era mantenerse en la poltrona (como siempre) y usar todo este tiempo para hacer teatro y campaña electoral encubierta, aparte de sus conocidas aficiones al vuelo y los conciertos. Por culpa suya seguimos con unos presupuestos generales del estado prorrogados que hasta él vetó en persona, ahora nos dicen los presidentes de las Comunidades Autónomas que ni siquiera pueden elaborar los suyos ante esta tesitura.

    Y esta posturita de lucir su lindo talle [sic] ha costado unos “viernes sociales” de despilfarro oneroso por Decreto Ley de sus santos cojones, muchos meses de no-gobierno en el gobierno y tomadura de pelo a todos los ciudadanos. Ya veis que el coste es mucho mayor que unos envíos de propaganda electoral, ¿por qué los rojos no se fijan en este detalle?.

    Mintió cuando dijo a Rivera que no iba a subir los impuestos, ¿Cómo no va a hacerlo, si no para de aumentar el gasto? el dinero no sale de debajo de las piedras y la CEE obliga.

    El envío de propaganda es caro y polémico porque la mayoría va a la basura sin otra atención que la de ver qué es, yo estoy en contra pero no tiene comparación con los gastos que supusieron los EREs falsos o la formación falsa en Andalucía. No estaría mal que detectáramos otros agujeros mayores de este colador económico para taparlos.

  5. dolores ines fernandez garrido

    Con publicidad o sin publicidad VOX aumentará su número de escaños; tendrá más participación en los medios. lastima que una gran cantidad de la población es reacia a leer e informarse por estemedio. Loa telediarios, prensa amarillistas y manipuladora forma opiniones distorsinadas y lesivas a la real plataforma de este partido.

  6. dolores ines fernandez garrido

    Es necesaio que los comentarios sean mas reducidos, claros y concisos para que nose pierda la esencia de su sinificado

  7. Sea cual sea la extensión de los comentarios, lo que se agradece es que estén bien argumentados y bien escritos.

  8. José

    A ver, en mi opinión, lo de esa campaña, puede tener muchas lecturas, una de ellas es la que se hace en el artículo y parece razonable.
    Es cierto que hay bastantes trampas en los colegios electorales con las papeletas que esconden, apoderados de partidos que te miran a ver qué papeleta coges,… y que con la papeleta en casa no tendrías esos problemas ni que enfrentarte a nadie.
    Sin embargo, si te das de baja para recibir la propaganda electoral, la gran ventaja es que ese censo electoral que se les da a los partidos, no figuras y tus “contrarios” no saben dónde vives ni dónde estás. En contrapartida, si alguien mira por encima de tu hombro para ver qué papeleta coges, te tendrás que enfrentar con esa persona (a mí no me importa) o reclamar unas papeletas que hayan sido quitadas (tampoco me importa)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.