Qué envidia me dan los chilenos…

“Por un problema de principios y valores yo soy pro vida y en nuestro futuro gobierno vamos a defender siempre la vida y especialmente la de un ser indefenso como es la del que está por nacer.” (…) “Reafirmaremos un compromiso total con el respeto a la vida, desde su concepción hasta la muerte natural. Rechazaremos la legalización del aborto en cualquiera de sus versiones, así como la eutanasia.” (…) “La doctrina de Marx y Engels es esencialmente totalitaria. No hay compatibilidad posible entre ser marxista y ser demócrata. En definitiva, no existe conciliación posible entre marxismo y libertad.” Son algunas declaraciones de Sebastián Piñera, el candidato liberal-conservador que acaba de ganar las elecciones presidenciales en Chile.

Este señor se ha convertido en el vencedor en esas elecciones con un 51,61% de los votos, más que cualquier partido político en unas elecciones generales en España en los últimos 30 años (en 1982, el PSOE de Felipe González consiguió un 48,11%). Piñera ha conseguido esa rotunda victoria electoral defendiendo unos principios que aquí le convertirían en víctima de la inquisición progre. Por poner un ejemplo, Piñera defendió la misma realidad social y jurídica que respetaron todos los gobiernos de la democracia hasta la llegada de Zapatero (también los del PSOE durante 14 años de felipismo), y cuya defensa ahora en España se ha convertido en motivo de acoso por parte de la izquierda:

“Nuestro objetivo será fortalecer la familia y el matrimonio, que por esencia es la unión entre un hombre y una mujer que se complementan para formar un hogar.”

Piñera, obviamente, tiene ideas que no suscribo ni por asomo, como sus referencias al “calentamiento global” (un término que por pudor ya no se atreven a usar ni los propios “calentólogos”). En todo caso, en el terreno de los principios Piñera le da mil vueltas a Rajoy. ¿Os imagináis al presidente del PP desafiando a la casta funcionarial afirmando, como lo ha hecho Piñera, que “cuanto más se acerque el Estado a ser el único empleador o fuente de ingresos para las personas, más próximo se estará al control de éstas por los detentadores del poder político”?

En fin, no voy a pedirles a nuestros amigos chilenos que nos cambien a Piñera por Rajoy, pues no le deseo mal alguno a un pueblo hermano que ha demostrado tanta madurez democrática. Tampoco voy a pedirle a don Mariano que imite a su homólogo sudamericano, porque hace tiempo que di al compostelano por caso perdido. Ojalá en la derecha democrática española surgiera una figura con tanta alopecia lingual (es decir, sin pelos en la lengua) como Piñera. Qué envidia me dan los chilenos…

Enlaces relacionados:

Sebastián Piñera y el liberalismo en Chile, por Albert Esplugas
Chile, una historia de éxito, editorial de Libertad Digital el 18 de enero de 2010
La derecha gana las presidenciales en Chile, por CFuencisla en HazteOir.org
¿Triunfo de Sebastián Piñera sepulta fantasma de Pinochet?, por Alejandro Lostaunau
¿Democracia cristiana y comunismo juntos? Todo es posible, por Alejandro Lostaunau

(Foto: Sebastián Piñera. El candidato liberal-conservador durante la campaña electoral, empuñando la bandera chilena)

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Juana de Arco

    Si aqui saliera un partido y unos politicos como estos de Chile, pongo la cabeza y no la perderia, de que ganarian por mayoria absolutisima.
    Del PP de Rajoy hay que olvidarse, yo haría un llamado a los que dejaron el partido a que retomaran la reconstrucción de España, y los valores sobre los que sustenta. ¿No deberiamos animarles?

  2. Es ilusionante. Habrá que seguir de cerca la evolución de su mandato. Si en Chile, con su pasado, puede ganar la derecha de esta manera, ¿por qué no ocurre lo mismo en España? ¿Demasiados complejos?

  3. ¡Hola! Dices: “obviamente, tiene ideas [en plural]que no suscribo ni por asomo”; y a continuación te refieres a una… ¿Cuál es la otra o cuáles son las otras? (No pregunto con mala idea, sino porque conviene aclararse, dirigiéndose a los que estáis informados y usáis la cabeza. Y también porque hemos llegado a un punto en el que “derechas” o “liberal conservador”… tampoco son etiquetas que te dejen -¿cómo lo diría?- “muy tranquilo”). Saludos.

  4. spartan

    He estado comentando en el FB de Propuesta Liberal (partido liberal que se está formando en Venezuela), que también celebra la victoria de la derecha en Chile.

    De acuerdo al 99% con S. Piñeira (¿antepasados gallegos?), en lo del matrimonio… para mí es un debate mas etimológico que otra cosa, los gays deben tener los mismos derechos que los héteros, pero en el resto, de acuerdo.

    Les decía a la gente de Prop. Liberal dos cosas:

    – que la izquierda chilena ya la querría yo para España (Bachelet me parecía mas prudente que la izquierda española, aunque la verdad es que eso no es gran mérito)

    – que, como apunta Elentir, en España no tenemos ya ningún partido “lib-con”, ya que Rajoy nos mandó a liberales y conservadores, “caminito de… el partido liberal o el partido conservador”.

    ¿Qué le queda al PP? ¿Los democristianos? O ni eso… ellos están pa’yudar = “quítate tu pa’ ponerme yo”. Sin principios, sin batalla ideológica, sin hacer ruido, sin agallas…

    Son forma sin sustancia. Son “el Viento”.

  5. ——No hay compatibilidad posible entre ser marxista y ser demócrata——-

    ¡¡¡Amén!!!

    Además, formará parte de los países no infectados por el chavismo, junto con Colombia, Méjico y Perú.

  6. Ioannes, por ponerte un par de ejemplos, tampoco me han gustado sus ideas sobre la política cultural (muy “subvencionista”) o sus apelaciones a la “multiculturalidad”. Con todo, desde luego, le encuentro al programa de este hombre muchos menos motivos de reproche que al del PP. Vamos, que el PP no aguantaría la comparación…

    Spartan, desconozco si Piñera es descendiente de gallegos. En el “Diccionario Heráldico y Nobiliario” de Fernando González-Doria, “Piñera” figura como apellido de origen asturiano. También existe un apellido “Piñeira” de origen gallego.

    Por cierto, los democristianos de Chile se han “lucido” al aliarse con el Partido Comunista, algo más llamativo aún si tenemos en cuenta que a los democristianos en ese país se les conoce a menudo como “falangistas”, pues la DC chilena tiene su origen en la Falange Nacional, partido fundado en 1938 a imitación de la Falange Española de Primo de Rivera. De hecho, creo que la DC chilena sigue usando la misma simbología que aquella Falange Nacional, En fin, que la política chilena es la mar de curiosa…

  7. tboneporn

    ¿Es de este planeta?.No es que no imagine esto en nuestro pais,es que ni siquiera hay un solo politico en España capaz de decir esto,si acaso,Esperanza y……
    En fin,con este politico,si es consecuente,no habra que desearles lo mejor,porque ya lo tienen.

  8. Afrikaner

    Chile es uno de mis paises favoritos a escala mundial donde voy por lo menos una vez al año.
    Es admirable todo el proceso electoral y el clima de tranquilidad y normalidad absoluta en
    la victoria de la derecha.
    Creo que Bachelet está curada de la politica
    de la extrema izquierda porqué ha vivido varios años en la Alemania Oriental (RDA) donde pudó comprobar de primera mano cómo funciona un regimen comunista.
    Por otra parte es preciso desenmascarar la mentira y tergiversación permanente que comete la izquierda respecto al regimen de Pinochet.
    La propaganda de la izquierda intenta presentar
    a Pinochet cómo uno de los mayores genocidas de la historia.
    Según los datos de la Comisión de la Verdad, conocida tambien cómo Comisión Retig, compuesta
    por los miembros de todos los partidos politicos, la cifra total de las victimas de la represión politica por el regimen de Pinochet
    es de 2.179 personas, es decir una tercera parte de las victimas asesinadas por Carrilo en Paracuellos.

  9. Envidia sana, y mucha…

    Impensable por estos pagos…

  10. José Manuel Fernández Lera

    La multiculturalidad no es una apelación es una necesidad. Es una necesidad democrática y una obligación de derecho internacional al haber incorporado con su firma el Convenio 169 de la OIT.El pueblo araucano/ mapuche está ahí como chilenos también y debe ser tenido en cuenta y ser defendido porque eso significa defender a Chile. Evidentemente hay muchas opciones, la izquierda mundial interviene mucho y fácilmente en el tema indigenista de modo sectario e ideologizado. Pero misioneros, Iglesia chilena y gran parte de personas formadas y sin intereses personales y económicos promueven la multiculturalidad chilena. El éxito o no dependerá cómo lo hagan. Chile es un Estado consolidado pero en transición.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.