Esto no es protección: es imposición

Ayer varios actores y músicos gallegos dieron a conocer este vídeo en el que sostienen que “el gallego necesita más protección”. Por si alguien duda de lo que piden, el vídeo enfrenta los porcentajes en gallego, castellano e inglés del decreto trilingüe de Núñez Feijóo, con un “100%” que identifican con el gallego. Y para aclararlo aún más, uno de los figurantes, el músico Antón Reixa, pidió ayer “una discriminación positiva” para el gallego. Si tenemos en cuenta que no se discrimina a las lenguas, sino a las personas, es evidente que lo que pretenden es tratarnos como inferiores a más de un millón de gallegos que somos castellanohablantes. No es protección lo que piden, sino imposición pura y dura.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Misericordia Artiga

    Este señor se siente agredido.
    Cuantas más lenguas sepamos,mejor.
    Lo abusivo son las persecuciones oficiales que llegan a pedir denuncias de los incumplimientos de la ley lingúística.Y que quieren poner multas.

  2. “Discriminación positiva” es el nombre que los progres dan a los privilegios.

  3. ¡Anda! ¡Mira quién sale en ese vídeo!
    Pues estaba yo pendiente de tener un rato para ir a ver ‘Celda 211’ pero, mira por donde, mi dinero no va a ir al saco de una película protagonizada por un defensor del nazismo lingüístico.

  4. Minaya, es sólo manipulación del lenguaje. Discriminación positiva de algo es, por definición, la discriminación negativa de lo demás.
    Y me toca mucho las narices hablas de discriminación negativa y positiva porque la palabra discriminar lleva implícito el sentido negativo.

  5. Perdón, me toca las narices “hablar de…”, no vayas a entender que me toca las narices tu forma de hablar. Perdón por mis muñonadas.

  6. Siempre suelo preguntarme lo mismo ¿No son este tipo de imposiciones lingüísticas contraproducentes para aquellos que las están imponiendo?

    Quiero decir, tal vez, esa obligación lo que conseguirá es que los gallegos que hablan la lengua gallega y la conocen, pero quieren, por ejemplo, que a sus hijos se les eduque en castellano, pues que le tomen manía a una lengua impuesta por la fuerza.

    Ya he comentado otras veces que el catalanismo se reforzó durante el franquismo a base de limitarlo, efecto contrario al de ahora, donde un grupo de castellano hablantes están haciéndole frente a los actos totalitarios de Montilla al sancionar los carteles en castellano. ¿No podría ocurrir algo similar en Galicia?

  7. esverdad

    Los idiomas no tienen derechos y ni siquiera existen físicamente. Existimos las personas individualmente y somo las personas, los individuos humanos, quienes tenermos derechos.

    Estos tipos simplemente son nacional socialistas, por definición fascistas, y como tales se comportan. Y hasta les parecen justas sus propuestas discriminadoras.

  8. Epiro, ya está ocurriendo.

    Yo mismo, o mi mujer, antes no teníamos inconveniente en hablar con quien fuese en gallego aunque nosotros hablásemos normalmente en español. Ahora no hablamos en gallego nunca ni con nadie. El gallego que sabía prácticamente lo he olvidado a fuerza de no usarlo.

    Mis hijos y mis sobrinos odian el gallego a fuerza de que les obliguen a responder los exámenes de matemáticas o de conocimiento del medio en gallego en lugar de responder en la lengua que ellos dominan mejor.

    Incluso gente que de mi familia que antes era gallego parlante, que rara vez hablaban en español, ahora es rarísimo oírlos hablar en gallego salvo que sea con otra persona de la familia.

    Es lo que pasa cuando te imponen las cosas.

  9. D45

    Joder, vaya tropa…

  10. Epiro, como bien señala Interruptor, lo único que han conseguido tipos como éstos con la imposición lingüística es que el uso social del gallego caiga de forma constante. Es algo triste, pero lógico: cuando usar cualquier cosa como instrumento de opresión, es habitual que mucha gente empiece a detestar esa cosa aunque no tenga nada de malo. He conocido a gente en Galicia que hablaba gallego y que incluso escribía su nombre en gallego y que ha dejado de hacerlo por el rechazo que les provocaba el fascismo lingüístico que estamos sufriendo a manos de un puñado de iluminados.

  11. Ademais que foron eles, os do Diktatt, os creadores da discriminación.
    As últimas e penúltimas normas da RAG non se corresponden coa lingua falada, a gran ferida por estes ayatoláhs.
    O víde, perdón, non-o vexo.

  12. TresTristesTigres

    He releído vuestros comentarios y me parecen tan radicales como los radicales del otro lado y tan nacionalistas como los nacionalistas a los que estaís criticando.
    Sólo hay que ver el comentario del administrador del blog que en diez líneas se despacha con las siguientes palabras: tipos como estos, imposición, instrumento de opresión, detestar, fascismo lingüístico, puñado de iluminados….
    Menudo nivelazo con los argumentos que me recuerdan a los del otro lado. ¿Será verdad que los extremos acaban tocándose?.
    Un saludo,

  13. ¡Uy, he dicho “detestar”, qué radical soy, oye…! 😆

    Vamos, que según este repipi de TresTristesTigres, quejarte de que te usurpan un derecho muy básico es igual de malo que usurpar ese derecho a otros. O dicho de otra forma, que para no ser radicales, según este lumbreras, tenemos que dejar que nos meen por encima mientras decimos que llueve. ¡Olé por el “demócrata” éste…!

    En fin, a tipos así me los imagino en un Gulag diciendo que los presos que decían tacos o hablaban en voz alta eran tan malos como los carceleros…

  14. Interruptor, a mi me paso lo mismo, cuando Santi el falso loitador era monaguillo, nosotras en nuestro entorno nos expresábamos muy a menudo en gallego y nos gustaban Fuxan os Ventos y Milladoiro, pero desde la llegada de estos nuevos talibanes imponiendo el GALEGO-PORTUGUES, la verdad es que lo vas dejando de lado y son muchísimos los crios que no hablan en gallego derivado a esa extrema imposición.

  15. Non fumei tanto

    O problema non e a defensa do Galego.

    O problema e xentuza como Caion que quere impoñer o resto o seu Portuñol. Chaman galego a un enxendro que eles se estan inventando para colocar os seus amigotes na administracion, e despois extrañamse de que a xente sinta rechazo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.