Insiste en tratar a los hispanohablantes como ciudadanos de segunda

La Xunta explica su objetivo: “el gallego tiene que ser nuestra primera lengua”

El Correo Gallego daba cuenta ayer de una entrevista en Radio Nacional de España al secretario general de Política Linguística de la Xunta de Galicia, Valentín García Gómez. Hablando sobre la presencia del gallego en nuestra sociedad, dicho responsable de la Xunta afirmó que “el gallego tiene que ser nuestra primera lengua”, independentemente de que dentro de la Unión Europea “conmutemos como hablantes plurilingües”. Curiosa idea de la libertad de quienes hace tres años prometían promover el gallego respetando la libertad lingüística.

Siguen tratando a los hispanohablantes como ciudadanos de segunda

Me pregunto qué clase de libertad lingüística hay en un territorio con dos lenguas oficiales cuyo gobierno da un trato preferente a una de ellas en detrimentro de la otra. Algunos ya lo ven como algo la mar de natural, pero ¿cómo reaccionarían si desde la Xunta se dijese que el español tiene que ser nuestra primera lengua? Las típicas acusaciones de fascismo no se harían esperar, claro. Entonces, ¿por qué hemos de tolerar ese trato discriminatorio cuando es el español la lengua maltratada, y con ella todos los gallegos que la hablamos? Se trata de una gran parte de la sociedad gallega que paga sus impuestos y cumple sus obligaciones como los demás, pero que es sistemáticamente discriminada por las instituciones autonómicas, cuyos programas de ingeniería lingüística nos tratan como una anormalidad que debe corregirse mediante la imposición del gallego. Algo impropio de una sociedad democrática.

El gobierno gallego desobedece la jurisprudencia constitucional

Por otra parte, es necesario recordar que ese trato de favor en materia lingüística vulnera la jurisprudencia constitucional. La Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán de 2006 dice lo siguiente:

La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las Administraciones Públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña”

Obvia decir que lo aplicable al catalán también lo es al gallego. Pero en esto la Xunta, en manos del PP, ha preferido ignorar la doctrina constitucional otorgando preferencia a la lengua gallega y con ella, a sus hablantes en detrimento de los gallegos hispanohablantes. ¿Cómo se justifica este trato de favor? ¿Acaso nos cobran menos impuestos a los hispanohablantes? ¿Por qué hemos de tolerar entonces que nos traten como ciudadanos de segunda categoría?

Discriminan al español para dar preferencia al trato con la lusofonía

Lo más paradójico del caso, viendo los argumentos que maneja el secretario general de Política Lingüística, es que el trato discriminatorio lo reciba la lengua común de toda España. García Gómez lo defiende alegando que “el galego nos comunica con más de 270 millones de habitantes en el mundo”. Es decir, que este señor está dando por hecho que el gallego y el portugués son la misma lengua, cuando no es así. Yo, por entender y hablar en gallego, puedo comunicarme mejor con un portugués o con un brasileño (por mi experiencia, a decir verdad, mejor con los brasileños), pero eso no significa que hablemos el mismo idioma. De hecho, la mayor parte de los portugueses a los que he tratado en mis 36 años de vida entendían bien el español, pero eso no significa que hablemos la misma lengua.

Pero lo más llamativo es que un gobierno otorgue preferencia a una lengua cooficial alegando que sirve para comunicarnos con personas de otros países, mientras deja en un segundo lugar al idioma que sirve para comunicarnos con la gente de nuestro propio país y, en total, con una comunidad lingüística formada por 500 millones de personas en todo el mundo. Si García Gómez estuviese sinceramente interesado en que los gallegos conecten con una gran comunidad lingüística, lo lógico sería que diese preferencia al español o incluso al inglés (pues el chino mandarín no se maneja en nuestro entorno cultural). Con ello estaría incurriendo en la misma conducta liberticida que le lleva a privilegiar al gallego, por supuesto. Lo que no tiene sentido es que use ese argumento del número de hablantes para dar preferencia a la lengua que menos hablantes tiene de todas las que se enseñan en las escuelas gallegas.

Hay conflicto lingüístico porque los políticos quieren decidir por nosotros

Por supuesto, los idiomas sirven para comunicarse y bien está saber cuantos más, mejor. El problema surge cuando los gobiernos introducen factores políticos e ideológicos de carácter identitario en un ámbito que debería ser ajeno a esos manejos. En este sentido, lo que resulta del todo anormal en un territorio con dos lenguas oficiales es que los políticos dicten a los ciudadanos qué idioma han de usar de forma preferente, en vez de respetar nuestra libertad para hablar, escribir o hacer nuestros negocios en la lengua que libremente elijamos.

Hay que decir que a nivel de calle en Galicia apenas se registran conflictos en materia lingüística, pues los gallegohablantes e hispanohablantes nos entendemos sin grandes problemas y es muy frecuente que se desarrolle con naturalidad una conversación entre personas que hablan gallego y otras que hablan castellano. Quienes introducen factotes de conflicto en el ámbito lingüístico en Galicia son los políticos al empeñarse en usurparnos a los ciudadanos una decisión que nos corresponde a nosotros, y no a ellos. Y esto, por desgracia, lo han hecho el PSOE, el BNG y el PP, en mayor o menor medida, pero sin abandonar ninguno de ellos ese afán por entrometerse en el uso que los gallegos damos a nuestras cuerdas vocales.

Entradas relacionadas:

En plena recesión al PP de Galicia le da por perseguir el uso de topónimos en español
La Xunta quiere llevar su plan contra los topónimos en español al resto de España
Ni la propia Xunta de Galicia se pone de acuerdo con los topónimos

(Foto: Ana Varela / Xunta.es. Valentín García Gómez en su investidura como secretario general de Política Lingüística de la Xunta de Galicia el pasado mes de enero)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Disconforme

    Lo que me faltaba: que un encorbatado que vive de mi bolsillo me diga qué lengua tengo que usar. Uno dos tres, cuatro cinco seis, yo me calmaré, todos lo veréis…grrr!

  2. Pues ahí donde lo ves, que los politicos decidan por los ciudadanos en materia lingüística para algunos es la panacea de la democracia. La empanada mental de los nacionalistas lleva tiempo extendiéndose fuera de las filas del BNG. Así están partidos como el PP y el PSOE en Galicia…

  3. Contento

    Las comunidades donde se habla el Español y otro dialecto, como ocurre en varias provincias del Estado Español, es bueno para el resto de las provincias. La mayor parte de estos pobrecillos “serviles” no podrán abarcar su dialecto más los dos idiomas más difundidos por el mundo, como son el inglés y el español. Así las cosas, ni éstos podrán acceder a todo tipo de trabajo o labor y las empresas comenzarán su exodo de las zonas donde se les ponen problemas de crecimiento.
    Y quienes son los pastores de esta manada de borregos, pues los fantásticos políticos de uno y otro signo. Así es este mundo y con estos tendremos que lidiar.

  4. Una observación, Contento: el gallego no es un dialecto, a menos que te refieras a él en relación al latín, en cuyo caso también habría que referirse al español como dialecto. A mí me parece estupendo que la gente estudie, hable y use el gallego en sus negocios, mientras lo hagan en libertad, y no porque les obliguen. Esto mismo lo considero aplicable a cualquier idioma.

  5. VOLTAIRE-VIGO

    Bueno, estas cosas pasan por poner a mediocres al frante de altas responsabilidades.

  6. Jom

    Y luego se preguntarán por qué la gente emigra de allí y nadie inmigra. Paletos.

  7. papa pitufo

    Ahí os dejo la entrevista enterita, lo importante está entre los min 4 y 9, y cuando dice que la normalización es la forma de cambiar los hábitos lingüísticos, así de claro con dos coj….

    http://www.rtve.es/resources/TE_S13HO01/mp3/2/0/1344846081102.mp3

  8. DavidDeLaMarina

    “Me pregunto qué clase de libertad lingüística hay en un territorio con dos lenguas oficiales cuyo gobierno da un trato preferente a una de ellas en detrimentro de la otra.”

    Facil, la clase de gobierno que tenemos en València.

  9. Anticlimacus

    Luego se extrañarán cuando pierdan las elecciones.

  10. Julio Molet

    Los nacionalistas, primero se dedicaron a deturpar el “idioma propio” para hacerlo irreconocible. El “gallego revenido” parece que no cuaja en la sociedad gallega. Cachisss! Luego inventaron el “portugalaico”, pero el cachazudo paisano gallego sigue sin entrar por el aro. Y ahora que nos gobiernan unos nacionalistas de “última hora”, viendo que el futuro del gallego por vías pacíficas no va a dar mucho de sí, se sacan de la manga la eliminación del “idioma impropio”, vulgo, español. No vean otro objetivo tras el anuncio de la Junta de Galicia. El idioma gallego, “el primero”. Y luego, el gallego revenido, y luego el portugalaico, y luego el portugués, y luego el brasileño, y luego el mozambiqueño, y luego….. ¿Están locos estos peperos galaicos? No lo duden. Del todo.

  11. Esopra Montaraz

    ¿Se puede demandar en los tribunales la estupidez?

    Una de las poquísimas cosas buenas que tenemos es una lengua común cojonudísima y muy conodida en el universo mundo y ahora vaos a ir abandonándola poquito a poco, porque lo siguiente será ir desaprendiéndola.

    Es difícil ser más capullo.

  12. Luis Miguel López

    “Y esto, por desgracia, lo han hecho el PSOE, el BNG y el PP, en mayor o menor medida,”

    Resulta paradójico que quien más lo ha hecho haya sido el PP, desde su ley de normalización lingüística del 83, promovida por el insigne Sr. Iribarne y que el resto de fuerzas se afanaron en aplicar por el marcado carácter nacionalista que contenía.

    Y los del PP desmarcándose del resto diciendo que no son como los demás. Cierto. Son más nazionalistas que el resto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.