El partido morado decía que ese tipo penal se oponía a la libertad de expresión

Podemos denuncia críticas al Gobierno usando un tipo penal que pidió legalizar hace un mes

El creciente descontento de los españoles ante la mala gestión de esta crisis por parte del Gobierno está haciendo aflorar el lado más chavista de Podemos, criminalizando las críticas al ejecutivo.

¿Censura a la vista? Garzón relaciona las tertulias de radio y TV con el ‘neofascismo’
Un periodista denuncia presiones desde el PSOE «para que no contemos la catástrofe sanitaria»
Podemos vincula las críticas al Gobierno con una “organización criminal”

Según ha informado el diario Abc esta tarde, la formación de extrema izquierda ha denunciando ante la Fiscalía que hay una “organización criminal” creando bulos para atacar al Gobierno. Podemos considera que hay “una estructura organizada con el fin exclusivo de difundir graves infundios y falsedades a sabiendas, mentiras que buscan causar alarma social, desestabilizar la situación política y debilitar la actuación de las instituciones del Estado”, unas acusaciones que resultan paradójicas, si tenemos en cuenta que un año antes de fundar ese partido, Pablo Iglesias reconoció que se había dejado usar por Irán para desestabilizar España.

Habla de “bulos” pero olvida los propagados por TVE y medios izquierdistas

En su cuenta de Twitter, Podemos ha afirmado esta tarde: “Los bulos y las mentiras solo buscan crear alarma social, desestabilizar la situación política y la actuación del Gobierno”. Cabe preguntarse si se refiere a los bulos difundidos por TVE y medios de izquierdas para atacar al Gobierno de la Comunidad de Madrid, por ejemplo.

Podemos denuncia un delito de injurias a altas instituciones del Estado

Lo más curioso de esa denuncia de Podemos es que atribuye a esa supuesta “organización criminal” un delito de calumnias e injurias a altas instituciones del Estado. Cabe preguntarse si los dirigentes del partido de ultraizquierda se acuerdan de las medidas que ellos mismos proponen, porque hoy hace justo un mes que Podemos pidió legalizar ese delito mediante una proposición de ley que también pretendía despenalizar los ultrajes a España, las injurias a los Ejércitos y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las ofensas y el escarnio a los miembros de confesiones religiosas, la apología y la justificación de los delitos de terrorismo y la humillación de sus víctimas.

Hace un mes Podemos dijo que ese tipo penal chocaba con la libertad de expresión

La proposición de ley de Podemos, publicada por el Boletín Oficial de las Cortes el 6 de marzo (ver PDF), reclama la derogación del Artículo 504 del Código Penal, que castiga el delito denunciado hoy por Podemos ante la Fiscalía, y señala lo siguiente sobre ese tipo penal: “Apenas se ha aplicado, pues lógicamente las instituciones en un sistema democrático tienen que estar expuestas a la crítica de la ciudadanía”. El partido de extrema izquierda justificaba su petición de derogar ese y otros delitos apelando a la “libertad de expresión”, un derecho que, por lo visto, ya no les debe gustar tanto, pues son precisamente ellos los que pretenden usar el tipo penal que consideraban que apenas se había usado, simplemente porque ahora el blanco de las críticas es el Gobierno del que forma parte Podemos.

Foto: Susana Vera/Reuters.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luna

    Aquí jugamos todos o rompemos la baraja, Si ahora pide Iglesias este nuevo matiz a la ley que prohibía las injurias contra el Jefe del estado, que incluya también (como es lógico) al Jefe del Estado. Quede recuperada esta ley Y a la vez sea juzgado por organizar caceroladas contra Su Majestad el Rey con argumentos falaces.

    Vayamos ya reservando unas hectáreas en el Gulag para deportar a todos los periodistas que firmaron el manifiesto en contra de las manipulaciones que hacen con las ruedas de prensa, que esto de que se pida libertad es muy subversivo. Pero sobre todo, olvidemos toda la conspiración que colmó la plaza del Sol insoportablemente durante semanas, que los “indignados” tenían un derecho que no podemos gozar los demás (antes llamado privilegio).

    Expónganos el sr. Coletas quién miente y con qué medios lo hace, qué mentiras dice y pruebe no ser cierto lo que afirman esos malditos. No, no lo va a hacer porque en el momento en que se contrasten dos aseveraciones sale siempre la suya como probadamente FALSA, porque no se usa contra él un tono insultante, mientras que tuvo la falta de decencia de llamar “buitres” a los propietarios de varios inmuebles a la vez que les robaba la mitad de lo que debieran cobrar legítimamente.

    Y aplíquese a sí mismo esa ley tan encendida, puesto que está mintiendo (ya lo hemos visto) y difamando, insulta a quienes ni siquiera existen para crear una verosimilitud y conspira contra todos los españoles. Él ha sabido pasar de las aburridas intrigas románticas de pliego de cordel a su extraño “amanecer por sorpresa” en el gobierno sin tener votos, del cuchicheo de dos viejas tras un portal a la misteriosa incautación de un avión entero de respiradores por parte de los turcos (sus aliados); del decreto de estado de alarma por una epidemia al conocimiento de los secretos de estado. Eso sí es conspiración.

    Y para que mole más, en contubernio. Así queda castizo. Un contubernio viene a ser barragana, aunque vista quizá con otra perspectiva de temporalidad. O sea arrejuntamiento entre una parejita (Sánchez-Iglesias) sin legitimidad que otorgue derechos. Tenemos las intrigas de un mísero contubernio de izquierdas, poco nos falta para que comprobemos que hipoteca el patrio solar… Quedaría completa la frase de Forges, proclamo.

  2. Luis A. Recinos

    Pues sí que se hace evidente: Los “derechos” exigidos cuando se está en la oposición, se tornan “delitos” cuando se está en el Gobierno y la oposición hace uso de los tales derechos. Una vez más,la hipocresía izquierdista se pone de manifiesto. Tal vez esto sea algo bueno que se puede rescatar de todo lo malo que está ocurriendo; que la verdad siempore termina por salir a flote. Y eso de echarle la culpa a una “organización criminal” es pura manipulación, típica de todos aquellos líderes y regímenes que lo único que buscan es evadir la propia responsabilidad de los desastres que ellos mismos producen. Típico de Maduro, por supuesto, y sus maestros de Podemos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.