Ricardo Morado, candidato de Vox por La Coruña, fue la sorpresa de la noche

Sólo un candidato usó el español y defendió la libre elección de lengua en el debate de la TVG

Este lunes se celebró en la Televisión de Galicia un debate sobre las elecciones gallegas del 12 de julio, con los candidatos de los siete principales partidos.

Castelao: ¿lo polémico es llamar «racista» al que escribió estas afirmaciones racistas?
Galicia: 16 profesores salen en apoyo del que llevó a juicio a la Xunta por su veto al español

Sólo el candidato de Vox utilizó el español en el debate

Significativamente, y a pesar de que el español es una lengua que hablamos muchos gallegos, sólo uno de los candidatos se comunicó en el idioma común: el de Vox, Ricardo Morado, cabeza de lista de este partido por la provincia de La Coruña. Por supuesto, me parece muy bien que cada uno se exprese en la lengua de su elección -es un derecho que llevo defendiendo muchos años-, pero es llamativo que candidatos que usan el español en su vida cotidiana cambien al gallego de cara a la galería, como si la lengua común de España no tuviese cabida en un debate en la TVG.

Más allá de eso, el candidato de Vox fue también el único que defendió la libertad de los gallegos para escolarizar a sus hijos en la lengua de su elección, una libertad que, como muchos recordaréis, se comprometió a aplicar Feijóo en 2009, para luego traicionar su promesa después de ganar las elecciones. El candidato de Vox también defendió el cheque escolar y el pin parental para garantizar la libertad de educación. Nuevamente fue el único en hacerlo, a pesar de ser propuestas que pretenden proteger un derecho recogido por el Artículo 27 de la Constitución.

Ricardo Morado consiguió dejar en ridículo al candidato del PSOE

A decir verdad, pensaba que el candidato de Vox estaría más flojo. A fin de cuentas, no es un político ni un comunicador profesional, sino un ciudadano de a pie sin tanta experiencia a la hora de hablar en público. Sin embargo, Ricardo Morado fue la gran sorpresa de la noche: estuvo muy bien, se expresó y se defendió con soltura e incluso dejó en evidencia al candidato del PSOE, Gonzalo Caballero, que tachó a Vox de “ultraderecha”. Ricardo Morado mostró dos fotos de los actos de acoso que ha venido sufriendo Vox en Galicia a manos de la ultraizquierda, y en vez de condenar esos acosos, el candidato socialista insistió en acusar a los acosados -como suele hacer su partido-, alentando así a los acosadores.

Para colmo, Gonzalo Caballero dijo que es “falso” que Vox lograse más de 100.000 votos en las últimas elecciones. Como señala la web de TVE, Vox logró 114.834, dato que le ofreció Ricardo Morado al instante, dejándole en ridículo. Por lo visto, en el PSOE tienen tantos problemas para contar a los votantes de Vox como para contar los muertos de la pandemia…

El papel de los distintos candidatos en el debate

En cuanto al debate, al principio fueron todos contra Feijóo, un escenario que el candidato del PP aprovechó para recurrir al papel de víctima y exponer su gestión con la experiencia que le dan tantos años en política. No obstante, vi a Feijóo más apocado de lo que esperaba. El papel del candidato del PSOE fue penoso: faltón, rastrero y malencarado. Una actuación muy pobre que avanza un nuevo castañazo electoral de su partido en Galicia, que podría quedar relegado a tercera fuerza…

La candidata de Ciudadanos parecía aspirar más a moderar el debate que a presidir la Xunta, pues dedicó gran parte de sus turnos a criticar a los demás por los temas que trataban o por cómo los trataban, dedicando a eso más tiempo que a exponer sus propuestas. Hay que decir que comunicaba bien (trabajó en la TVG), pero le falló el discurso. En cuanto al BNG, Podemos y Marea Galeguista, parecían metidos en una carrera por ver cuál era el más demagogo. Sin duda, la candidata del Bloque se llevó la palma del talante totalitario con sus ataques a la enseñanza concertada. A fin de cuentas, es una militante de un partido comunista maoísta, la UPG.

El zasca del candidato de Vox a un rival separatista a cuenta de Castelao

Otro momento muy bueno fue cuando Ricardo Morado pidió a los demás candidatos que condenasen los actos de violencia contra Vox, y el candidato de la Marea Galeguista le exigió pedir perdón por llamar “racista” a Castelao. Sin andarse con rodeos, Ricardo Morado se puso a leer una cita de Castelao en “Sempre en Galiza” justificando las palizas a los que gritan “Viva España” (podéis leer esa cita aquí). Lo que quedó claro es que el candidato de Vox había leído a Castelao y el de la Marea Galeguista, no… El colmo fue cuando a continuación el socialista Caballero dijo condenar la violencia pero, acto seguido, pidió a Vox renunciar a sus ideas. ¡Vaya un demócrata! ¿Ésta es la idea que tiene este tipo del pluralismo ideológico propio de una democracia?

Un debate que puede beneficiar a Vox de cara al 12 de julio

Personalmente creo que este debate puede beneficiar a Vox, al haber tenido la oportunidad de exponer sus planteamientos y, sobre todo, al haber sabido explicar las diferencias que hay entre su partido y los demás, especialmente el PP. Además, el candidato de Vox ofreció una imagen competente, que fue mejorando a medida que discurría el debate. Tal vez uno de los perjudicados en el debate sea Feijóo. El PP es un partido que lo confía todo a una buena gestión, pero que luego es incapaz de defenderla, entre otras cosas, porque ha decidido ceder a los dogmas de la izquierda.

A Feijóo le puede perjudicar especialmente el hecho de coincidir en el debate con un partido, Vox, que defiende sin complejos los principios liberal-conservadores a los que el PP ha renunciado en su deriva progre y nacionalista. Desde luego, yo ya tenía claro mi voto antes de ver este debate, pero después de verlo aún lo tengo mucho más claro: en las elecciones gallegas del 12 de julio votaré a Vox.

Si no viste el debate en directo, puedes verlo ahora completo aquí:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro J. Diaz-Mella

    Elentir, magnifico artículo que describe perfectamente, lo acontecido anoche.

  2. Andrés

    Pues en efecto, al candidato de VOX se le ha visto tranquilo, firme, serio pero esperanzador. Creo que su intervención fue muy, muy digna, y habrá servido para sumar apoyos entre los desencantados por el PNV galego de Feijoó (o la Convergenci pujolista galega, que tanto daría). Al señor Ricardo Morado se le ve que asume las dos lenguas de Galicia con naturalidad, sin victimismos ni aspavientos, como debe ser.

  3. In aqua veritas

    En mi modesta opinión, el candidato de Vox dio cierta impresión de inexperiencia, aunque esto quizá pueda contar en su favor, ya que esa misma inexperiencia reveló que no es uno de esos políticos profesionales que llevan muchos años en los despachos y saben manejar todos los trucos retóricos y gestuales para embaucar al electorado.

    En todo caso, para mí lo más importante y significativo del debate fueron dos cosas: una, que Morado se singularizó por ser el único candidato que habló prioritariamente en español, una de las dos lenguas cooficiales de Galicia; y la otra, que todos los demás participantes, excepto la representante de Ciudadanos, se negaron a condenar la violencia ejercida contra los mítines de Vox. Esto último me parece muy preocupante.

  4. Enrique

    Coincido en el análisis. Ricardo superó expectativas, a nada que ruede un poco, vamos a “disfrutar” en los debates subsiguientes.

    Feijóo flojo y en algunos momentos noqueado, pidió el voto útil de “ciudadanos” y se enzarzó en guerra de cifras, que a la mayoría de espectadores les da igual…

    En Marea, Casal, pobre, pobre, pobre…

    La Señora de C’s de “profesional” del medio y marisabidilla. Hablaba tan rápido y de tantas cosas que terminabas aturdido.

    Caballero patético en su soberbia de alumno pelota del curso de imagen. Creo que jorobó al PSOE sus expectativas.

    La candidata del separatismo, BNGa, impostada y poco natural. Probablemente mejore mucho en las siguientes ocasiones.

    El de Podemos, Gómez-Reino, el mejor en conjunto, otra cosa son sus “ideas”. Podría por imagen ser el candidato del PP, PSOE, Ciudadanos…

    En cuanto a la conclusión… ¿El 12 de julio?… Yo voto VOX

  5. Luis Carlos

    Me temo que una cosa es lo que se vota, y otra completamente distinta los resultados “oficiales” de las elecciones. Aunque hay mucho borrego que sólo ve la 6 la gestión del PSOE es demasiado nefasta como para no pasar factura y encima no han podido recuperarse del todo tras la confianza perdida por culpa de ZP.

    Los apoderados e interventores de Vox deben estar vigilantes. Tal vez Vox no quieran enfrentarse todavía a las cloacas del estado mientras todavía no tenga suficiente fuerza y apoyo, pero estas no van a permitir que lleguen y les hundan el régimen narcodictatorial que han instaurado. Me temo que vamos a sufrir un pucherazo, sobretodo en el país vasco. Vox debe observar cualquier irregularidad sospechosas, por ejemplo si el recuento de votos es demasiado rápido o si la “carrera” por el primer puesto es demasiado constante y sin altibajos, o que Vox una vez alcanzado un determinado porcentaje se queda fijo durante el resto del recuento.

    Y me temo que a Vox no le van a dejar gobernar hasta que no hayan preparado un campo lleno de minas. Temen a Vox por si esta tiene contactos con el grupo Q, el mismo que aupó a Trump a la Casablanca y que tiene sus propios motivos para hacer caer a Falconetti.

    ¿Cuánta gente de la calle sabe que se habla de una orden internacional de la DEA contra Pablo Iglesias y Zapatero ¡POR NARCOTRÁFICO!?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.