El canal progre critica que la Iglesia oficie una misa sin permiso de un político

Torra ataca la libertad religiosa y La Sexta le apoya con un titular propio de la URSS

Nuevo intento de aprovechar de la pandemia de coronavirus para violar la legalidad vigente y atacar derechos fundamentales, esta vez en la región catalana.

El demoledor testimonio de un tertuliano del programa de Ferreras tras abandonar La Sexta
11 derechos que el Gobierno de España ataca ilegalmente usando la epidemia como excusa

Quim Torra prohibió una misa funeral por las víctimas del coronavirus

El separatista Quim Torra, que inexplicablemente continúa ejerciendo las funciones de presidente del Gobierno regional de Cataluña a pesar de su inhabilitación como cargo público en enero por el Tribunal Supremo tras haber cometido un delito de desobediencia, sigue empeñado en saltarse la Constitución Española e impedir el normal y legítimo ejercicio de los derechos constitucionales en Cataluña. Su última ocurrencia fue prohibir una misa funeral por las víctimas del coronavirus celebrada ayer en Barcelona, y digo “celebrada” porque en un gesto de valentía que le honra, el arzobispo, Juan José Omella, decidió hacer caso omiso a esa prohibición.

La respuesta de la Archidiócesis de Barcelona

La Archidiócesis de Barcelona publicó ayer un comunicado señalando que “por el momento, no se nos ha notificado, de acuerdo a derecho, una resolución que cumpla los requisitos de la legalidad ordinaria”, por lo que la misa se celebró como estaba previsto, con mascarillas y guardando la distancia de seguridad. La Archidiócesis no sólo tiene razón, sino que además, aunque la Generalidad les hubiese ordenado por escrito no celebrar esa misa funeral, la orden del Gobierno catalán habría sido ilegal.

La misa funeral por las víctimas del coronavirus celebrada ayer en la Basílica de la Sagrada Familia en Barcelona, usando mascarillas y manteniendo la distancia de seguridad (Foto: Archidiócesis de Barcelona.).

Un gobierno regional no puede suspender la libertad religiosa y de culto

Como ya señalé aquí el 17 de abril, el Artículo 55 de la Constitución indica los derechos que pueden ser restringidos mediante la declaración de los estados de alarma, excepción y sitio. Entre esos derechos no figuran los amparados por el Artículo 16, que garantiza “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”. En resumen: según la Constitución, la libertad religiosa y de culto no puede ser suspendida ni siquiera en un estado de sitio, que es la medida más extrema que puede tomar el Gobierno de España.

Obsérvese que en el anterior párrafo he dicho “el Gobierno de España”. Y es que ningún gobierno regional puede declarar los estados de alarma, excepción ni sitio. La Ley Orgánica 4/1981, que regula dichos estados, señala claramente que sólo el Gobierno de España puede declararlos, con el permiso del Congreso de los Diputados (a posteriori en el estado de alarma y a priori en los estados de excepción y sitio). Así pues, lo que ha hecho Torra prohibiendo esa misa funeral podría ser constitutivo de un delito de usurpación de funciones, tipificado en el Artículo 402 del Código Penal: “El que ilegítimamente ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario público atribuyéndose carácter oficial, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años”.

Por supuesto, la única posibilidad de que a Torra no le salga gratis esa usurpación de funciones es que Vox o alguna otra organización o particular le lleven a los tribunales, ya que el ejecutivo de Pedro Sánchez ha demostrado su afán por consentirle todo tipo de ilegalidades a los separatistas, pues depende de ellos para gobernar.

La Sexta critica a la Iglesia por hacer el funeral «sin permiso»

El comportamiento de Torra, propio de un aprendiz de dictador que se salta la legalidad vigente para atacar derechos fundamentales, causaría un gran escándalo en los medios de cualquier otro país. Sin embargo, en España hay medios dispuestos a engañar a su audiencia para blanquear ese comportamiento caciquil e ilegal de un presidente regional. Un claro ejemplo de ello es La Sexta. El canal de Atresmedia publicó una noticia sobre la citada misa funeral con este titular (ojo al subrayado): “El Arzobispado de Barcelona celebra en la Sagrada Familia la misa funeral por los fallecidos de COVID sin permiso del Govern. Y la entradilla insiste: Pese a no contar con el permiso del Govern, el Arzobispado de Barcelona ha celebrado el acto en memoria de los difuntos por COVID”.

Una captura del absurdo titular de La Sexta criticando a la Iglesia por hacer esa misa funeral “sin permiso”.

A ver, señores de La Sexta: ¿desde cuánto la Iglesia Católica necesita el permiso de una autoridad civil para celebrar una misa en un templo católico? Esto es España, no la URSS, aunque leyendo la web de La Sexta, uno ya no sabe si está leyendo lo que escribe el canal de Atresmedia o la edición española del diario Pravda. ¿Imagináis lo absurdo que sería decir que La Sexta ha emitido un programa o ha publicado una noticia sin permiso de tal o cual gobierno regional? Pues esto es igual, ya que ningún gobierno regional tiene autoridad legal para suspender la libertad religiosa y de culto. En todo caso, el titular es muy revelador del modelo de sociedad que quiere La Sexta: una en la que necesitemos permiso de un político para hacer una misa.

Foto: Generalidad de Cataluña.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Marcial

    Una vez más, la odiosa Atresmedia

  2. Drociano

    El virus ese les está afectando a las neuronas mucho, mucho. Lo de Torra es algo plenamente normal en él, es así, sus neuronas simplemente no funcionan. Lo de la sexta es de escuela primaria de la LOGSE. Pero nada extraño cuando en vez de pensar, siguen consignas a lo tonto borrego.

  3. Pepe Lozano

    El canal de TV antiespañol por excelencia: La Se(c)xta. Todavía sigo sin entender la política de medios de comunicación del PP a lo largo de sus años de gobierno. Mientras el PSOE y afines no han hecho más que promover canales de su política ideológica, la derecha acomplejada ha dejado huérfanos a sus votantes naturales. Y en aquellos lugares donde gobierna, por ejemplo, Madrid, Galicia y Andalucía, si uno ve los programas en las respectivas TV autonómicas, siguen controladas por la izquierda. Sigo sin entender a estas alturas de la película. Ferreras, Wyoming y demás séquito, millonarios y propietarios de sociedades inmobiliarias, pero muy de izquierdas. Hipocresía en estado puro que, tristemente, muchos jóvenes educados en la ignorancia y a golpe de eslóganes, les compran. Espero que algún día VOX ponga fin a estos desmanes.

    Pepe Lozano
    Orense

  4. DIEGO VALOR

    Es la dictadura comunista que tenemos

  5. Blanca

    Miguel, aunque Torra está inhabilitado, dicen los indepes (yo no entiendo de Derecho) que como está recurrida la sentencia, sigue siendo presidente de la Generalidad. Por cierto, que ya lleva un montón de tiempo recurrida… Se ve que no les interesa a los jueces acabar de una vez con este asunto.

  6. Luis Carlos

    Si ellos imponen sus propios criterios sobre lo que es legal o no, están actuando como dictadores, y la Sexta es cómplice moral. En un país decente ya se habrían arruinado por la falta de audiencia. Y lo triste no es lo que digan sino que todavía haya tanta gente que se cree intelectualmente superior por tragarse sus mentiras.

    La Sexta trabaja para el ministerio de la verdad y el amor, y ellos se han ganado a pulso un boicot sin necesidad de campaña, sino por propia iniciativa. No hace falta prohibirles o censurarles cuando con cerrar el grifo que los mantiene es suficiente para que se caigan bajo su propio peso.

    No importa la cantidad de veces que los refutes o que les des un zasca tras otro, ellos pueden lanzar una acusación tras otra, y tú eres el que tienes que refutarlas, para empezar de nuevo otra vez, como el castigo del personaje mitológico de Sísifo.

    Dicen que no podemos celebrar un funeral, pero si fuera una manifestación pro-independentista entonces ya no son tan escrupulosos.

  7. Simbad

    Omella, no eres nadie.
    ¡Y decir que le tenemos de presidente de la Conferencia Episcopal!
    ¿Qué podemos esperar de prelados así?
    Negociaciones secretas, silenciosas y masónicas dan como resultado estas situaciones. Siga, siga apoyando a los que quieren destruír la Iglesia y España.

    Penoso.

  8. Simbad

    En el fondo me parece una excelente noticia.
    Para que aprenda quién es quién. Y que curas suyos están con Torra y Puigdemont.

  9. Luna

    Simbad:

    Soy muy crítico con el Cardenal Omella. De hecho lo he sido con todos los “obispos” de Barcelona (Así llamamos nosotros al Arzobispo de la Diócesis por pura costumbre). Desde Narcís jubany -el primero a quien conocí- hasta hoy, no he visto más que una sucesión de tibieza y falta de valor, ocasión tras ocasión y persona tras persona. Y como así veo las cosas, así lo digo porque al ser católico soy tan Iglesia como ellos.

    Pero he de reconocer que en este episodio ha estado nuestro “obispo” a la altura de las circunstancias y se ha sabido comportar como es necesario: Reconociendo que el presidente de la Generalidad de Allí no es quien para hacer esta prohibición y que por eso no la acató, dejando claro que no recibió esta orden en forma y conducto en que debiera cumplirse, que no existía una motivación legal sustanciada, y que cumplían todos los requisitos sanitarios. Es por esto que estoy de su lado en estas circunstancias, cuando tanto he estado frente a él. Necesito buenos cardenales y poder seguirlos, Dios quiera que permanezca así. Y le mantenga el valor de hoy en adelante, ayudándole a la necesaria corrección de los muchos vicios que la autoridad política mantiene sobre la práctica, el culto y la devoción religiosa.

    Ahora se empatolla Torra con juicios, pleitos y querellas como si tuviera derecho a hacerlo, como si pudieran aceptarse sus demandas. Lo mínimo que podemos exigirle es que pague personalmente las costas y no impute ese gasto innecesario a la Comunidad Autónoma y al contribuyente, en el caso de que se acepte y lo pierda.

    Aprovechando la presente para recordaros que el Gobierno sí prohibió el culto durante el estado de alarma, aunque lo hizo en secreto. Prueba de ello es que las “medidas de desconfinamiento” contemplaban la reapertura de espacios de culto. ¿Para qué iban a permitir que se abriera lo que teóricamente no se prohibió ni cerró?.¿Por qué el Gobierno se dedica a las prohibiciones secretas y cómo las oculta tan mal?, ¿Para qué somos tan ingenuos? (Y digo “¿para qué?”, no “¿por qué?”)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.