El 80% de los coruñeses usa habitualmente el español, según datos del IGE

Grotesca hispanofobia del PSOE en La Coruña: discrimina la lengua más usada por los vecinos

Lo que está pasando en Galicia empieza a recordar peligrosamente a lo ocurrido hace años en Cataluña, con los resultados que ya todos conocemos.

El Ayuntamiento de Ferrol excluye el español en la ciudad más hispanohablante de Galicia
El PP desoye al TC y margina el español a nivel oficial en un ayuntamiento de Galicia

Hablamos Español denuncia la nueva ordenanza lingüística de La Coruña

Un ejemplo de ello es la nueva ordenanza lingüística del Ayuntamiento de La Coruña, cuyo gobierno municipal está en manos del PSOE. Ayer la asociación Hablamos Español denunció la discriminación de nuestra lengua nacional en esa ordenanza, señalando que diversos artículos de la misma “infringen la Constitución y la doctrina jurisprudencial sentada por Tribunal Constitucional y Tribunal Supremo”. Pero no sólo el articulado es denunciable, pues su preámbulo ” retira la condición de gallegos a los que tienen como lengua propia el español”, señala Hablamos Español, que advierte que dichos textos “solo pueden haber sido redactados por personas adocenadas tras décadas de discurso nacionalista, el imperante en Galicia y que el Partido Popular ha blanqueado y apuntalado”.

Publican la ordenanza en gallego y con una penosa traducción automática al español

La nueva ordenanza fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de La Coruña (BOP) el 4 de marzo. Se puede leer aquí en gallego, y el BOP sólo ofrece una defectuosa traducción automática al español. Imaginemos por un momento la que liarían algunos si páginas de las administraciones públicas se limitasen a ofrecer sus contenidos en gallego con una penosa traducción automática. La excusa de que el gallego se entiende no es válida desde el momento en que los gallegos tenemos un DNI que roza el absurdo, poniendo en su reverso “Domicilio / Domicilio”, por si alguien no entendió el primer término en español.

Un preámbulo que trata a los gallegos hispanohablantes como forasteros

El citado preámbulo de la ordenanza afirma: “la lengua es la creación colectiva más importante y la manifestación de identidad más relevante de un pueblo”. Y añade: “El gallego, lengua propia de Galicia, es, por tanto, nuestro máximo exponente y valor como comunidad y es nuestra herramienta comunicativa más próxima y eficaz”. En todo el preámbulo no se cita al español como lengua oficial de Galicia ni una sola vez. Esto es como tratar a los gallegos hispanohablantes como si fuésemos forasteros en nuestra propia tierra. Y da la casualidad de que, según los datos del Instituto Gallego de Estadística (IGE), los gallegos hispanohablantes somos al menos un 47,35% de la población, sumando los que dicen hablar en español siempre y los que hablan más en español que en gallego.

Un 80,02% de los vecinos de La Coruña usan el español como lengua habitual

Hay que señalar, además, que los usos lingüísticos no son iguales en toda Galicia. Según los datos del IGE por ciudades, en las siete principales ciudades de Galicia el español es la lengua más hablada. Vigo lleva la delantera, con un 84,8% de hispanohablantes, seguida por Ferrol con un 82,31% y La Coruña, con un 80,02%. A pesar de eso, la nueva ordenanza lingüística de La Coruña establece el gallego como lengua preferente en la mayoría de sus artículos, violando la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, que señaló que no es admisible que sólo la lengua regional sea “de uso normal y preferente del poder público, siquiera sea sólo del poder público autonómico”, advirtiendo que las administraciones públicas en comunidades bilingües “no pueden tener preferencia por ninguna de las dos lenguas oficiales”.

La ordenanza afirma un «derecho» a recibir documentación sólo en gallego

Hay algunos puntos de la ordenanza que ignoran abiertamente el carácter bilingüe de nuestra comunidad y de la ciudad herculina. Por ejemplo, el artículo 1.6 afirma: “Las ciudadanas y los cidadanos tienen derecho a ser atendidas/os y a obtener o recibir toda la documentación y las notificaciones municipales en lengua gallega”. Dejando a un lado los innecesarios y disparatados desdoblamientos de género, que hacen farragoso el texto, ¿en qué cabeza cabe que una norma sólo reconozca un derecho a los hablantes de una lengua en un territorio con dos lenguas oficiales? ¿Cómo se puede aprobar algo así en un país democrático, convirtiendo al 80% de los coruñeses en ciudadanos de segunda clase en su propia ciudad?

Impone el gallego a los funcionarios y en toda la actividad municipal

A lo largo de sus artículos, la nueva ordenanza impone el uso del gallego a todos los funcionarios municipales “que tengan relación con el público” (Art. 3), en todas las actuaciones del Ayuntamiento (Art. 4.1, que matiza que “cuando legalmente sea requisito, además de en gallego, también se hagan en otra/s lengua/s”, sin citar el español, como si fuese un tema tabú), en todos los escritos, resoluciones, documentación, actas y notificaciones municipales (Art. 4.2), en los anuncios oficiales y publicaciones (Art. 6) e incluso en las publicaciones privadas en las que colabore el Ayuntamiento (Art. 6.3).

La ordenanza también impone el gallego en las campañas publicitarias municipales (Art. 7), señalando que incluso en la contratación de publicidad “el ayuntamiento tendrá en cuenta los medios de comunicación que usan el gallego en distintos soportes”, lo cual es una discriminación por razón de lengua. También se impone el gallego en todas las acciones formativas municipales (Art. 8), e incluso en la actividad de los miembros del gobierno municipal (Art. 9.1), señalando también que todo tipo de actividades organizadas por el ayuntamiento (culturales, deportivas, conferencias, etc.) “se desarrollarán, en general, en lengua gallega”. Una dictadura lingüística pura y dura.

La ordenanza se inventa un «lenguaje democrático inclusivo»

El Art. 13 impone el gallego como lengua única en toda la rotulación municipal. El Art. 17 establece pruebas de conocimiento de gallego para el acceso a empleos municipales (no indica por ninguna parte que se vayan a hacer pruebas así sobre conocimiento del español). Los Arts. 18 y 19 imponen los topónimos únicamente en gallego incluso para denominar calles y plazas. Por si todos estos disparates no eran suficientes, el Art. 21 impone el uso del “lenguaje democrático inclusivo, por lo que evitará las fórmulas sexistas o discriminatorias”. Tal lenguaje no está definido por ninguna norma española, por lo que no deja de ser un invento de esta ordenanza. A este paso veremos al ayuntamiento hablando de “coruñeses, coruñesas y coruñesis” al estilo de Irene Montero.

Una norma creada para corregir la libre elección lingüística de los coruñeses

De la lectura de la ordenanza se puede deducir que el gobierno municipal socialista considera que debe corregir la decisión de los coruñeses de hablar en español porque les da la gana, imponiéndoles el uso del gallego a nivel municipal y marginando la lengua nacional de España de forma abiertamente inconstitucional. ¿Qué será lo siguiente, decirles a los coruñeses las películas que están obligados a ver, o imponerles qué libros leer? Si se acepta que un ayuntamiento en un país democrático margine ilegalmente la lengua hablada por el 80% de los vecinos en un territorio con dos lenguas oficiales, entonces se abre la puerta a más disparates totalitarios. Y es que ceder ante los abusos de los políticos sólo sirve para animarles a seguir abusando de los vecinos. Espero que los coruñeses se acuerden de ello el año que viene, cuando lleguen las elecciones locales, sin olvidar que el PP hace lo mismo en Galicia.

Foto: Contando Estrelas. El Palacio de María Pita, sede del Ayuntamiento de La Coruña.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ginés Ladrón de Guevara

    PP y PSOE, la misma basura nazional-socialista, hispanófoba y totalitaria.

  2. Yomismo

    El PP y el PSOE obedecen órdenes del globalismo, hay que desmembrar España a como dé lugar y hay que acabar con todo la religión católica, la familia, hay que separar hombres de mujeres, hundir la natalidad y sustiuir a los españoles por inmigrantes ilegales miusulmanes,, hay que cargarse toda industria o la agricultura, que Espoaña se convierta e un Estado fallido para gloria de los globalistas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.