Las cifras evidencian problemas más marcados con algunos países en concreto

Inmigración masiva y delincuencia en España: lo que dicen las estadísticas oficiales en 2021

Uno de los asuntos más espinosos del debate político en España es la posible relación entre los índices de delincuencia y la inmigración masiva.

El PSOE quiere 255.000 inmigrantes más al año para paliar los efectos de sus leyes abortistas
El control de la inmigración y el yihadismo: un revelador mapa sobre Europa y Polonia

Las estadísticas son un indicador de la realidad social, no un retrato individual

El mero hecho de relacionar ambos factores es a menudo censurado con acusaciones de racismo y xenofobia. Pero ¿qué dicen las estadísticas oficiales? Para conocer las causas de un problema hay que analizar los datos disponibles sin ningún tipo de censura. Es absurdo pretender combatir la delincuencia si se ignoran voluntariamente sus causas. Hace tres años publiqué aquí un análisis sobre este tema, partiendo de datos oficiales y advirtiendo una obviedad, y es que las estadísticas hay que tomarlas como lo que son: un indicador de la realidad social, pero no un retrato de cada situación individual.

Recuerdo una vez más esto último porque, como ya dije entonces, que haya -porque lo hay- un alto porcentaje de delincuentes de ciertas nacionalidades no significa, ni remotamente, que todas las personas de esas procedencias sean unos maleantes. Muchas personas de esos países que viven en España son gente honrada, que trabaja y paga sus impuestos y que no se dedica a actividades delictivas, y por ello se merecen un respeto.

Lo que indican esas estadísticas es que existen graves fallos en las políticas de inmigración y de integración. Si los inmigrantes de cierta nacionalidad son estadísticamente más problemáticos que otros, en algunos casos por proceder de una esfera cultural distinta, esto debería tenerse en cuenta a la hora de regular los flujos migratorios y establecer filtros más exigentes para los inmigrantes de ciertas procedencias, por una cuestión básica de seguridad nacional. El primer deber de las autoridades españolas es proteger a la población española.

España tiene un 28,8% de reclusos extranjeros en sus prisiones

Vamos a hacer ahora un repaso actualizado de los datos que publiqué aquí en 2018. Entonces, los datos más recientes de población reclusa que había disponibles eran los de 2017, con un 71,9% de reclusos españoles y un 28,1% de extranjeros, unas cifras que indicaban ya un aumento de la población reclusa foránea desde 1996, cuando los reclusos extranjeros eran el 17,3% del total (fuente: Ministerio del Interior). Los datos más recientes que tenemos ahora son del 31 de diciembre de 2020 y figuran en el Anuario Estadístico del Ministerio del Interior (ver PDF) correspondiente a ese año. En él, Interior amplió la serie histórica de datos que ofrece, mostrándolos desde 1990 hasta 2020. Esta tabla figura en la página 310 del Anuario (pulsa sobre la imagen para verla ampliada):

Como se puede observar, la población reclusa extranjera ha aumentado en estos tres años, pasando del 28,1% al 28,8%. Además, en la página 309 del Anuario figura una tabla con los datos de la población reclusa extranjera dividida por sexos (pulsa sobre la imagen para verla ampliada):

Además, la página 313 del anuario muestra una tabla con la evolución de la población reclusa nacional y extranjera entre 1990 y 2020, en cuando a número de reclusos (pulsa sobre la imagen para verla ampliada):

Hay un dato llamativo, y es que entre 2019 y 2020 se observa un claro descenso en la población reclusa española de 2.785 presos, seguramente debido al confinamiento ordenado por el gobierno, de forma inconstitucional, con motivo de la pandemia. Sin embargo, este descenso fue mucho menor entre la población reclusa extranjera, sólo 552.

El porcentaje de reclusos extranjeros es 2,51 veces mayor que el de población extranjera

Al abordar esta cuestión, algunos se limitan a observar las cifras absolutas que indican que hay más españoles que extranjeros entre los reclusos. Obviamente, estamos en España y aquí residen muchos más españoles que extranjeros. Lo que debemos analizar es cuál es la incidencia de la delincuencia en cada grupo de población. Para ello hay que echar mano de los datos del INE sobre población, que indican que en 2020 había en España 42.016.642 españoles y 5.434.153 extranjeros. Los extranjeros son el 11,45% de la población de España, lo que evidencia una clara desproporción con ese 28,8% de extranjeros entre la población reclusa. El porcentaje de ésta es 2,51 veces mayor que el de la población extranjera. Una desproporción que ya observamos hace tres años.

Los marroquíes son el 26,1% del total de presos extranjeros

Por supuesto, esos datos no significan que esa alta incidencia de delincuentes se dé entre todas las nacionalidades. En las páginas 313 y siguientes del Anuario de Interior se desgranan las nacionalidades de los reclusos. El propio anuario observa lo siguiente antes de la tabla: “La población reclusa de rumanía representa el 9,4% del conjunto de la población reclusa extranjera. El porcentaje de internos de Marruecos respecto del total de internos extranjeros es del 26,1%. La población reclusa de Colombia representa el 8,8% y la población reclusa de Argelia el 4,1%”.

El porcentaje de presos argelinos multiplica por 8,42 el porcentaje de población argelina

Según datos del INE, el mayor grupo de residentes extranjeros en España son los marroquíes, con 865.945: son el 39,72% de la población extranjera, que suma un total de 2.179.998 (cifras de 2020). Respecto a los 47.450.795 habitantes de España (tanto nacionales como extranjeros) y los 55.180 reclusos que figuran en el Anuario de Interior de 2020, se observan algunos grupos llamativos:

  • Los marroquíes son el 1,82% de la población y el 7,51% de los 55.180 reclusos que hay en España: 4,12 veces más. La desproporción es muy similar a la de 2017 (1,6% de la población y 6,68% de reclusos, 4,17 veces más).
  • Entre los rumanos la desproporción es menor, pero también se da: son el 1,4% de la población y el 2,72% de los reclusos (1,94 veces más)
  • Entre los colombianos la desproporción es aún mayor que entre los marroquíes: son el 0,57% de la población y el 2,5% de los reclusos (4,3 veces más).
  • La palma en cuanto a desproporción se la llevan los argelinos: son el 0,14% de la población y el 1,18% de los reclusos (8,42 veces más).
  • A su vez, los ecuatorianos son el 0,27% de la población y el 1,07% de los reclusos, 3,96 veces más.
  • También hay una alta desproporción entre los nigerianos: son el 0,08% de la población y el 0,5% reclusos (6,25 veces más).

No todos los grupos mayoritarios de extranjeros en España registran estos índices de delincuencia. En algunos grupos hay menos porcentaje de reclusos que de población total. Por ejemplo, en España residen 262.885 británicos, que son el 0,55% de la población, pero sólo son el 0,4% de los reclusos.

En cuanto a sexos, se observan algunos datos muy llamativos. Por ejemplo, hay 4.056 presos y sólo 93 presas marroquíes (ellas son sólo el 2,2% de la población reclusa de esa nacionalidad, mientras que las mujeres son el 7,3% del total de la población reclusa). El caso de Argelia es aún más llamativo: 655 presos y sólo 1 presa.

El caso de Cataluña: tiene un 47,91% de población reclusa extranjera

Por otra parte, vuelven a llamar la atención las cifras de Cataluña. Esta comunidad tiene 7.880 reclusos, la segunda mayor población penitenciaria (muy por detrás de Andalucía, que tiene 13.074) De ellos, el 47,91% (3.776) son extranjeros, 4,69 puntos más que en 2017 (43,22%). Según datos del INE, en Cataluña hay un 16,2% de población extranjera, lo que indica que la población reclusa extranjera multiplica por 2,95 el porcentaje de la población extranjera de esa comunidad. Según datos del INE, Cataluña es la comunidad con más inmigrantes marroquíes: 238.003 (tres años antes eran 207.082). Recordemos que por motivos ideológicos, el nacionalismo catalán favoreció la inmigración islámica frente a la hispanoamericana, ya que ésta hablaba español y era más reacia a aprender el catalán.

Un problema que se ha enquistado porque han preferido ignorar estos datos

Por supuesto, hay países con los que el problema tiene una difícil solución, como es el caso de Rumanía, pues al ser miembro de la Unión Europea, sus ciudadanos pueden instalarse en España sin ninguna limitación. En todo caso, eso es un reto para la propia UE, que tiene que tomarse especialmente en serio el problema de las mafias rumanas. En cuanto a la inmigración extracomunitaria, ahí es donde España sí puede establecer filtros más exigentes a la hora de admitir a inmigrantes de esa procedencia. Obviamente, lo que se puede hacer con estos datos es ignorarlos y dejar que el problema se enquiste, que es lo que se ha hecho hasta ahora. Lo que es el colmo es que en España te insulten llamándote “xenófobo” y “racista” por el mero hecho de señalar un problema que revelan las propias estadísticas oficiales. Lo que intentan censurar no es una posición política, sino la realidad.

Foto: Efe. Un soldado del Ejército de Tierra de España vigila a un grupo de inmigrantes marroquíes tras el asalto a la valla de Ceuta a mediados de mayo de 2021.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. LuisCarlos17f

    Algunos acusan al gobierno de Marruecos de enviar sus criminales hacia España en vez de encerrarlos en sus propias cárceles, por lo que nosotros tenemos que soportar semejante carga.

    No todos los extranjeros son criminales, pero los inmigrantes legales también pueden ser víctimas de sus compatriotas.

  2. Marcial

    Creo que hay que mencionar que en materia penitenciaria Cataluña tiene competencias propias, no como Andalucía ni otras comunidades. No sé si eso tiene importancia a la hora de cumplir condenas por hechos acaecidos fuera del territorio autonómico.

  3. wladimir

    es cierto…

    esto es algo que VOX desde el principio cuando hacia sus campañas iniciales habia advertido…la profunda penetracion de la delincuencia,el crimen organizado y el terrorismo integrista a travez de la inmigracion ilegal…

    hay que aclarar..no todos los inmigrantes son malos (incluso se pudiera alegar a favor de algunos que han llegado por esas vias y por supuesto de todo migrante que hace sus tramites legales y diplomaticos)…pero lamentablemente el crimen, el delito y el terrorismo transnacional no distinge de nadie…incluso los propios compatriotas de aquellos malos ilegales pueden ser victimas de ellos…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.