La ideología de género no tolera ni la más mínima discrepancia de su dogmas

El fanatismo de género contra J.K. Rowling: ¿lo próximo será suprimir a J.R.R. Tolkien?

En Occidente se viven malos tiempos para la libertad de expresión y para la libertad de pensamiento, como demuestra el caso de la creadora de Harry Potter.

El caso de J.K. Rowling: así es la dictadura que está instaurando la ideología de género
La disparatada crítica de una periodista feminista a la obra más famosa de Tolkien

Una ideología que recurre a la censura contra los que discrepan

Como ya pudisteis leer en junio de 2020 en Contando Estrelas, la famosa escritora británica ha sido objeto de un linchamiento internacional por discrepar de los dogmas de la ideología de género, y todo por limitarse a afirmar que “el sexo es real” y no una mera construcción social, como pretenden imponernos los partidarios de esa ideología. Sí, no habéis leído mal: imponernos. Cuando una tesis ideológica más que discutible como ésa utiliza elementos de coacción para someter a los que discrepan de ella, lo que se da no es un debate de ideas, sino un recurso a la censura contra el que discrepa de la opinión de algunos.

El mecanismo perverso de etiquetar la discrepancia como «odio»

En el caso de Rowling, esta campaña de censura ha ido cada vez más lejos. El primer caso fue acusarla de “transfobia” por discrepar de la ideología de género, un mecanismo de represión de la discrepancia cada vez más utilizado por la izquierda política, mediática y académica. Ese mecanismo consiste en identificar la discrepancia con el odio para censurar al que opina distinto. Se viene utilizando contra todo el que discrepa siquiera ligeramente de los dogmas del progresismo. Peor aún: incluso se ha utilizado para señalar a los que discrepan del Islam, acusándoles de “islamofobia”, simplemente porque la izquierda ha encontrado en el islamismo un aliado estratégico contra la cultura occidental.

Rowling, marginada de «Harry Potter: Regreso a Hogwarts»

El último episodio de la censura ideológica que está viviendo Rowling ha llegado el 1 de enero con el lanzamiento por HBO Max de “Harry Potter: Regreso a Hogwarts”, un especial que ha reunido a los actores que protagonizaron las películas del joven mago. Paradójicamente, la autora de los libros ha sido prácticamente excluida de este acontecimiento, como si intentasen borrar su nombre de su propia obra, simplemente porque se ha atrevido a discutir los dogmas de una ideología que no tolera la discrepancia.

Hay que decir que algunos de los miembros del reparto han contribuido a ese señalamiento contra la autora. Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint se sumaron a las posiciones del movimiento LGTB desmarcándose de Rowling y alimentando el linchamiento contra ella. En ningún momento han tenido siquiera la delicadeza de defender el derecho de la escritora a opinar libremente sobre esa cuestión. Lo mismo ha hecho Eddie Redmayne, protagonista de las películas de “Animales fantásticos”, también derivadas de libros de J.K. Rowling.

Ralph Fiennes denuncia el linchamiento contra la escritora

El único miembro del reparto de “Harry Potter” que ha defendido a la escritora ha sido Ralph Fiennes, el actor que hizo el papel de Voldemort, señalando: encuentro irracional esta época de acusación y de la necesidad de condenar. Encuentro el nivel de odio que las personas expresan sobre puntos de vista que difieren de los suyos y la violencia del lenguaje hacia los demás, perturbador”.

Un fenómeno que recuerda a la costumbre estalinista de borrar a los disidentes

Lo que se está haciendo contra Rowling recuerda mucho al procecimiento seguido por el régimen de Stalin contra los disidentes, procediendo a borrarles incluso de las fotografías. Un procedimiento que esa dictadura comunista hizo con personajes como León Trotsky, Grigori Zinóviev y Nikolái Bujarin, que también eran comunistas pero en algún momento se desmarcaron de las consignas del dictador soviético. En el caso de Rowling, la escritora británica dista de ser conservadora: incluso tiene opiniones coincidentes con algunos aspectos de la ideología de género: “Hay innumerables identidades de género”, dijo el 29 de diciembre, y añadió: “La pregunta en el centro de este debate es si el sexo o la identidad de género deben constituir la base de las decisiones sobre protección, prestación de servicios, categorías deportivas y otras áreas en las que las mujeres y las niñas tienen actualmente derechos y protecciones legales. El uso de las palabras “sexo” y “género” de manera intercambiable oscurece el tema central de este debate“.

¿Cuánto tardarán en suprimir a un católico como J.R.R. Tolkien?

Es llamativo que la ideología que se está imponiendo a nivel oficial, y que está sirviendo para recortar derechos como la libertad de expresión, se esté utilizando ya para suprimir a la autora de una saga literaria de un importante evento basado en sus libros. Parecía difícil llegar a este extremo de totalitarismo, pero ya está ocurriendo. Cabe preguntarse qué será lo próximo. Recordemos, por ejemplo, que uno de los autores más populares del siglo XX, J.R.R. Tolkien, era católico y tenía unas ideas muy conservadoras. Si J.K. Rowling está siendo víctima de la inquisición de género, el autor de “El Señor de los Anillos” no tardará en ser objetivo del fanatismo de género. Recordemos que en junio de 2020 una periodista feminista ya atacó a la obra de Tolkien afirmando que “el 90% de los personajes son hombres blancos”. Un poco después, izquierdistas quemaron Biblias en EEUU, imitando la costumbre nazi y comunista de quemar libros que no son de su agrado. Lo dicho: malos tiempos para la libertad.

Foto: Reuters.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Jandro

    Es curioso que los tres actores protagonistas de Harry Potter, que se lo deben prácticamente todo a J. K. Rowling, la hayan apuñalado sin pestañear mientras un actor como Ralph Fiennes, que ya tenía una carrera labrada, sea de los pocos que salen en su defensa. También creo que el actor que encarna a Hagrid ha hecho declaraciones a favor de la escritora.

    Espero que J. K. Rowling haya tomado nota: el rodillo de la ideología de género no tiene piedad ni con sus más fervientes abanderados si, en un descuido, osan no decir sí a todo.

  2. wladimir

    es verdad…

    https://panampost.com/oriana-rivas/2022/01/02/cultura-de-la-cancelacion-a-jk-rowling-en-harry-potter/
    La cultura de la cancelación silenció a JK Rowling en el especial de Harry Potter

    eso es lo mas doloroso…que justamente los actores estelares traicionaran a la autora de esta interesante novela…bueno al parecer ellos simpatizan con la nueva ola global progresista…y lo ironico que el actor que representaba el mal,por el contrario respaldase a esta escritora…

    y asi como ocurre en España con sus leales secuaces Progres cuando atacan a cualquier disidencia…a ella tambien fue agredida por la agenda de la ideologia de genero…y que lo tenga muy en cuenta siendo que ella decia ser una ferviente feminista..ellos no perdonan ninguna disidencia…

  3. El Peregrino Gris

    Me parece que las obras de Tolkien no son tan populares como las de Harry Potter hoy día. De modo que, con suerte, no se armará tanto jaleo con el Señor de los Anillos.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.