Filtra que prefiere que gobierne la izquierda antes que pactar con los de Abascal

La torpeza del PP: se une al cordón sanitario de la izquierda contra Vox en Castilla y León

En el último día de la campaña de las elecciones a las Cortes de Castilla y León, nos encontramos con una torpe y suicida filtración del PP a un medio afín.

Pablo Casado abre la puerta a hacer una «gran coalición» con el PSOE si gana el PP
Los hechos que vienen señalando con quién prefiere pactar Pablo Casado para gobernar

El PP filtra a La Razón que prefiere dejar que gobierne la izquierda antes que pactar con Vox

La Razón publica hoy una noticia “recado” del PP, como tiene por costumbre, afirmando que “Mañueco gobernará en solitario en Castilla y León tras el 13-F”. Eso dependerá de lo que digan los ciudadanos en las urnas, ¿no? Ya en la entradilla, el diario que dirige Francisco Marhuenda plasma esta “línea roja” de la estrategia del PP: “Mejor perder un gobierno que cerrar uno de coalición”.

Según La Razón, en el PP “quieren llegar a las generales sin haber firmado ningún gobierno de coalición con Vox”, y lo apostillan con esta declaración filtrada por Génova 13: Es lo mejor para el interés nacional del partido“. El interés del partido por encima del interés de los habitantes de Castilla y León, sí señor. Una reveladora forma de terminar una campaña electoral. Además, en el PP dan una nueva vuelta de tuerca a su habitual mensaje del miedo a sus votantes (o nosotros o la izquierda) para que vayan a votarles con la nariz tapada y a disgusto: “si hace falta perder un gobierno autonómico, porque Vox no se avenga a negociar la investidura de sus candidatos sin exigir tener cuotas de poder, lo harán”.

Con esta filtración, el PP empuja a sus votantes a pasarse a Vox

En resumidas cuentas, que lo que viene a decir La Razón, según les han filtrado desde Génova 13, es que el PP está dispuesto a entregarle Castilla y León a la izquierda antes que pactar con Vox. Para el partido de Abascal, esta torpeza del PP es un gran regalo en el último día de campaña, porque lo que supone es que el PP está empujando a sus votantes a pasarse a Vox si no quieren arriesgarse a que gobierne la izquierda. Un mensaje torpe y suicida de los de Pablo Casado.

El PP no tiene reparos en pactar con el PSOE pero trata como un apestado a Vox

Esa filtración de Génova 13 a La Razón deja entrever algo igual de perverso que el pésimo trato que el PP da a sus votantes, buscando atemorizarles a falta de argumentos más convincentes. Lo que ese mensaje viene a decir es que el PP se une al cordón sanitario de la izquierda contra un partido democrático como Vox, tratándolo como si fuese un grupo de apestados simplemente porque tienen un discurso que no es del agrado de socialistas y comunistas (no como el PP, que se ha ido plegando a las tesis ideológicas de la izquierda).

Obsérvese la paradoja: en el último año, el PP se ha repartido con el PSOE el consejo de RTVE el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y la oficina del Defensor del Pueblo. Un reparto del que también se ha beneficiado Podemos, que gracias a esos pactos entre el PP y el PSOE ha conseguido unas considerables cotas de poder en esos órganos a pesar de tener sólo 35 diputados y ser el cuarto partido más votado. Vox ha sido excluido de todos esos órganos.

Hace sólo dos meses Casado abrió la puerta a una «gran coalición» con el PSOE

Por si no bastaba con lo anterior, hace sólo dos meses Pablo Casado abrió la puerta a una “gran coalición” con el PSOE si el PP no conseguía mayoría suficiente para gobernar en las próximas elecciones generales. Así pues, el PP no tiene problemas en pactar con un PSOE que se alía con proetarras, comunistas y golpistas, que ha pisoteado derechos fundamentales de los españoles -ahí están las sucesivas sentencias del Tribunal Constitucional sobre los estados de alarma de Sánchez- y que se ha dedicado a atacar al Poder Judicial y a la Corona mientras sus socios comunistas hacían guiños a dictaduras como Cuba y Venezuela.

Eso sí, con un partido democrático y constitucionalista como Vox, gracias a cuyo apoyo el PP viene gobernando en varias comunidades autónomas y ciudades, el PP no quiere pacto alguno. Igual que se ha doblegado ante los dogmas ideológicos de la izquierda, ahora se suma también al cordón sanitario de socialistas, comunistas y separatistas contra el partido de Abascal. Al final, con ese mensaje, el PP viene a decir que es el último recurso de la izquierda para que no gobierne nadie que se atreva a contradecir sus dogmas. No se me ocurre forma más torpe y suicida de cerrar una campaña.

Foto: Partido Popular.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Inaquaveritas

    Que nadie venda la piel del oso antes de cazarlo.
    Veremos qué pasa el día 13.
    Vox siempre saca resultados mejores que los previstos por las encuestas serias.
    El PSOE siempre saca resultados peores que los previstos por el (su) CIS de Tezanos.

  2. wladimir

    es verdad…

    por fin reconoce el PP sus simpatias por la ultraizquierda progre: prefiere que gobierne la izquierda antes que pactar con VOX…pues esto era algo que ya hace tiempo manifestaron en muchas formas…

    por algo el PP es flexible y conveniente con esos sujetos de la izquierda…supong que es perfectamente consciente que esta jugando con fuego vendiendole el alma al Diablo progre y sus demonions socialistas…

  3. Inaquaveritas

    Bueno, ya puedo pasar a 2º de Profetismo.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.