Tanto uno como otro han apoyado a organizaciones izquierdistas en Occidente

Ni con Putin ni con Soros: algunos datos que ciertas personas de derechas parecen ignorar

Algunos partidarios derechistas de Vladimir Putin están acusando a los que nos oponemos al tirano ruso de ser cómplices de George Soros.

El George Soros de Moscú: Vladimir Putin y su apoyo a la izquierda radical de Occidente
Criticar a Soros no es antisemitismo: hasta el Gobierno de Israel le considera una amenaza

¿Si te opones a Putin estás apoyando a Soros?

Según algunos, por el mero hecho de oponernos a la criminal invasión rusa de Ucrania, estaríamos sumándonos a la agenda ideológica que promueve el multimillonario húngaro en diversos países. El argumento es puramente falaz y tramposo, ya que somos muchos los conservadores que rechazamos tanto a Putin como a Soros. De hecho, es una posición más coherente que la de llamarse conservador y apoyar a uno de los dos, a la vista de sus agendas ideológicas.

Una falsa dicotomía que ya se planteó en el siglo XX

Esa dicotomía es tan falsa como la que ya se dio en la primera mitad del siglo XX, cuando algunos planteaban que oponerse al comunismo te convertía en fascista, o que oponerse al fascismo te convertía en comunista. La realidad es que hubo muchas personas de distintas ideologías -desde conservadores y democristianos a socialistas moderados como el español Julián Besteiro– que rechazaban tanto el comunismo como el fascismo. De hecho, la Segunda Guerra Mundial fue iniciada por la Alemania nazi y la Unión Soviética, atacando como aliados a un país católico y conservador como Polonia. Dos regímenes totalitarios contra una democracia: ésa era la verdadera dicotomía.

Soros y Putin están promoviendo agendas ideológicas muy parecidas

A decir verdad, un repaso a los hechos deja en evidencia que tanto Soros como Putin han estado apoyando opciones políticas muy similares, y a veces incluso las mismas. En el caso de Soros, su apoyo se suele dirigir a partidos de la llamada izquierda progresista o socialdemócrata, mientras que el régimen de Putin ha apoyado a la izquierda más radical y antisistema. Al final, el resultado de ambos apoyos viene a coincidir en fomentar agendas ideológicas que promueven el aborto, la ideología de género, el adoctrinamiento sexual en las escuelas, la corrección política y el intervencionismo estatal.

Podemos, ‘aliado fiable’ de Soros y apoyado por los medios del Kremlin

Las coincidencias entre los proyectos políticos apoyados por Putin y por Soros son realmente pasmosas. En 2020 ya señalé aquí el apoyo de los medios de propaganda del Kremlin al partido de extrema izquierda Podemos, que actualmente gobierna en España de la mano del socialista Pedro Sánchez, al que la oposición ha señalado como apadrinado por Soros. Las coincidencias no acaban ahí. El partido de Sánchez, el PSOE, y el Partido Comunista de España (PCE, a que pertenecen dos ministros españoles), estaban asociados con partidos rusos que han apoyado la invasión de Ucrania. En el caso del socio ruso del PSOE, ha sido expulsado de la Internacional Socialista tras la invasión, pero el PCE aún mantiene sus vínculos con tres partidos estalinistas rusos.

En el documento “Aliados fiables en el Parlamento Europeo (2014-2019)” (ver PDF), elaborado por Kumquat Consult para el Open Society European Policy Institute, fundado por Soros, dedicaba una sección a los eurodiputados españoles afines a esa organización (páginas 97 y siguientes), en la que figuraban políticos de extrema izquierda como Pablo Iglesias (entonces líder de Podemos) y otros miembros de ese partido y de otras formaciones de extrema izquierda, además de políticos del PSOE y del Partido Popular. Curiosamente, uno de los “aliados fiables” que citaba el documento era el entonces eurodiputado de Izquierda Unida Javier Couso, un comunista que ha sido acusado de comprarle el discurso a Putin tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania.

Die Linke, ‘aliado fiable’ de Soros y que se dedica a apoyar a Rusia

Hay aún más coincidencias. En la sección de ese documento dedicada a Alemania, figuran como “aliados fiables” eurodiputados de extrema izquierda como Cornelia Ernst, Tomás Händel, Fabio De Masi y Sabine Lösing, todos ellos miembros de Die Linke, partido también apoyado por los medios de propaganda del Kremlin. La relación de Die Linke con el Kremlin ha provocado una gran división en ese partido a causa de la invasión rusa de Ucrania. Unos días antes del inicio de esa agresión, un medio alemán señalaba que algunos políticos de Die Linke “tienen puntos de vista muy prorrusos y defienden con vehemencia las políticas de Putin”.

El caso del Partido Comunista Portugués

Otro de los “aliados fiables” que cita ese documento es el eurodiputado João Ferreira, miembro del Partido Comunista Portugués (PCP), que el 2 de marzo votó en contra de la condena europea de la invasión rusa de Ucrania y que ha culpado a EEUU de la guerra, asumiedo el discurso del Kremlin.

La colaboración entre un lobby de Soros e Irán, un aliado de Rusia

Hay coincidencias más allá de Europa entre Putin y Soros. En septiembre de 2018, el régimen islamista iraní, aliado de Rusia, reconoció que viene colaborando “estrechamente” con la Open Society Foundations (OSF), organización fundada por Soros y que ese magnate utiliza para patrocinar diversas causas políticas. Israel National News señaló entonces que la OSF ha financiado varias organizaciones de extrema izquierda en Israel que buscan cambiar la política del gobierno de Israel”, entre ellas grupos que se dedican a difamar a este Estado y a promover un boicot comercial contra él. Un rechazo a Israel que también promueven los partidos de extrema izquierda apoyados por el Kremlin.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. JuanM

    Un servidor clarísimo: ni Putin; ni Soros; ni Bill Gates; ni agenda globalista; ni feminista; ni progresismo (que no progreso) ni, el séquito de “ofendidos” y “victimistas” que arrastran éstos que nos están saqueando los bolsillos y matando el alma.

  2. FaramirGL

    Los tentáculos del socialismo se extienden por todo el mundo y tanto Soros como Putin comparten objetivo: el control total.

    Nuestra lucha es contra el totalitarismo globalista, que no es más que la careta actual de lo peor que le ha ocurrido a la humanidad, el socialismo.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.