Una nueva ley que incluso podría servir para ocultar casos de corrupción

La censura que Pedro Sánchez prepara en pleno mes de agosto y por la vía de urgencia

Mientras tenía a los españoles discutiendo sobre corbatas y aires acondicionados, el gobierno nos ha colado una ley que amenaza con imponer la censura.

Sánchez y sus socios separatistas piden a gritos una campaña de desobediencia civil
El servicio de inteligencia español, decapitado para contentar a los títeres de Putin en España

Asociaciones de periodistas denuncian la nueva Ley de Información Clasificada

Así lo han denunciado las principales asociaciones de periodistas de España, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que han dado la alerta sobre el anteproyecto la Ley de Información Clasificada aprobada por el Consejo de Ministros el 1 de agosto y del que apenas se ha hablado en los medios porque estábamos distraídos con otra cafrada del gobierno: su decreto sobre restricciones en materia de energía. Sobre esa ley, las citadas asociaciones denuncian que "el desarrollo de su articulado limita los derechos de libertad de expresión y de información bajo la justificación de la salvaguardia de la seguridad y de la defensa nacional".

Una ley presentada en pleno mes de agosto y por la vía de urgencia

La FAPE y la APM han mostrado su "sorpresa y rechazo porque solo exista un plazo de 3 al 12 de agosto para participar, en pleno mes de agosto, tradicionalmente vacacional, sin que entienda que se justifica el trámite de urgencia", algo típico de este gobierno para toda clase de reformas legales, a menudo por la vía del decreto, cuando no quiere someter a debate lo que quiere hacer para que nadie le lleve la contraria. Pedro Sánchez lo ha convertido en una característica cada vez más frecuente de su estilo autoritario a la hora de gobernar.

Ambas asociaciones recuerdan que "toda norma que afecte a derechos constitucionales, máxime si supone la limitación de tales derechos, debe contar con la participación ciudadana y de sus organizaciones a través del procedimiento legalmente regulado y omitir dicho trámite por la vía de la tramitación urgente del anteproyecto de ley supone de entrada una censura a la opinión de la ciudadanía, concepto que impregna el contenido del Anteproyecto de Ley, que, en todo caso, no se puede sustituir por un corto periodo de posibilidad de participación".

Una ley que permitiría al gobierno imponer la censura sobre cualquier cuestión incómoda

La FAPE y la APM también han señalado que "al amparo de la norma que se pretende aprobar, basta a la Administración con calificar cualquier informe o información correspondiente a su actuación como confidencial o restringida, para impedir o penar cualquier información que se refiera al funcionamiento del sector público, y lo que es más grave es que no solo son los responsables de establecer dicha clasificación determinados cargos unipersonales, nombrados por el Gobierno, sino que se establece la posibilidad de delegar la facultad de clasificación, creando así una cohorte de funcionarios, ya sean nombrados directamente por el Ejecutivo o en los que estos deleguen, que decidirán, en prácticamente todas las actividades de la vida pública, que es lo que pueda causar una amenaza o perjuicio leve para los intereses de España o pueda ser contrario a los intereses de España. Hasta ahora, dicho concepto se denominaba censura".

Un gobierno que ya ha abusado de la ley franquista de secretos oficiales

Esta ley es un auténtico peligro para la democracia, y más aún en manos de un gobierno cuyo presidente demuestra una absoluta falta de escrúpulos y que ya se saltó varias veces la Constitución, como ha señalado el Tribunal Constitucional, y que lejos de pedir perdón ha afirmado que volvería a hacerlo. Hasta ahora, el gobierno ha abusado de la vigente Ley de Secretos Oficiales, de 1968, para ocultar información sobre viajes del gobierno, para evitar dar explicaciones sobre el uso de aviones oficiales por parte de Sánchez (algo que ha hecho con frecuencia para acudir a mítines del PSOE) e incluso para declarar secreta la boda de su cuñado y no explicar cuánto le costó al Estado.

La ley podría servir incluso para impedir que se investiguen casos de corrupción

Recordemos, así mismo, que el gobierno de Sánchez se ha saltado 1.200 veces la Ley de Transparencia, al negar acceso a ciudadanos y medios de comunicación a información que debería ser pública y estar al alcance de todos. Con la nueva ley, incluso acciones delictivas, como por ejemplo casos de corrupción, podrían ser declaradas como secretas, ya que su Artículo 3 señala que la clasificación de "alto secreto" no sólo se podría aplicar a cuestiones relativas a la seguridad nacional, sino también a "cualquier otro ámbito cuya salvaguarda requiera de la más alta protección", sin delimitar los datos en cuestión y abriendo la puerta a que el gobierno decida a voluntad lo que puede declarar secreto.

Para más inri, si un delito fuese clasificado como secreto por el gobierno, al no haber un registro de las materias sometidas a esa clasificación, cualquier medio de comunicación que publicase algo al respecto podría enfrentarse a sanciones astronómicas de hasta 3 millones de euros, según el Artículo 42 de la ley. Asusta pensar lo que puede hacer con una ley de este tipo un gobierno que se ha visto salpicado recientemente por uno de los mayores escándalos de corrupción de la democracia, el caso ERE.

---

Foto: Efe.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Begoña

    Alguien tiene la más mínima duda de que estamos instalados en una dictadura?

    Dicen los entendidos, que este fue el devenir de los acontecimientos en Venezuela. Aprobación de leyes constituyentes y apropiación de los tres poderes, leyes ideológicas y lo último que nos faltaría es la ley por la que Sánchez se convirtiera en un mandatario perpetuo. Solo nos falta eso. Y lo hará, le queda ,aún, más de un año para liarnos alguna gorda.

    Por cierto, el ministro , creo que se llamaba Campo, de justicia, lo dijo en el Congreso: estamos en un cambio constituyente (algo así).

  2. wladimir

    sin lugar a dudas...

    y este regimen se esta blindando por si las moscas lo van a cuestionar legalmente y es cierto...todo lo que este gobierno esta haciendo en contra de la voluntad de la ciudadania nos va a ir conduciendo al camino del Socialismo del Siglo XXI y el Progresismo...ahi tenemos que ver el espejo venezolano....

    los Podemitas y sus socios del Regimen Sanchista sueñan con llevar a España a los oscuros dias del Social-progresismo...tal y como se esta viviendo en el "paraiso" venezolano....

  3. calatravo

    Buenos días,

    Se trata de un ejercicio de supervivencia. Como no están seguros de controlar a toda la Judicatura, se inventan una ley que queda a su arbitrio: garantía de impunidad.

    Y lo peor no es que la prensa "no se haya percatado", lo peor es que la hoy oposición parece que tampoco. No quiero ni pensar en qué estará pensando (perdón) para cuando le toque el turno de ser-califa-en-lugar-del-califa...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.