Webs e internautas rusos difunden un montaje para desprestigiar a Occidente

¿Folletos británicos animando a los niños a confiar en pedófilos? Es desinformación rusa

Algunos no lo saben, pero Internet y las redes sociales son uno de los escenarios actuales de una forma de hacer la guerra basada en la propaganda.

Los ultimátums de Rusia a la OTAN y a EEUU: Putin quería una Europa subordinada a Moscú
MH17: el derribo de un avión comercial por los prorrusos en Ucrania y las mentiras de Rusia

Un supuesto folleto británico publicado por un tuitero español

Hoy, a las 15:24 horas CET, una cuenta española de Twitter ha publicado un mensaje con el siguiente texto: "En UK a los niños se les enseña a no tener miedo de los pedófilos, sino a ser amigos de ellos. Sólo hay una forma de actuar contra ellos y ya sabéis cual es". El mensaje incluía varias fotos de un folleto en inglés titulado "What to do if a stranger comes up yo you on the street?" (¿Qué hacer si un extraño se te acerca en la calle?). Las fotos muestran que ese folleto anima a los niños a confiar en extraños y a no llamarles "pedófilos" (diciendo que la palabra puede ser "ofensiva").

El mensaje se difundió con rapidez. A pesar de que la cuenta que lo publicó (creada en abril de 2022 y que emite mensajes prorrusos) no llega a los 2.000 seguidores, tres horas después de su publicación ya había sido compartido por más de 100 cuentas de Twitter. Muchos, escandalizados por lo que mostraban las fotos, compartieron ese tuiteo sin verificarlo.

Las cosas que no cuadran en esa publicación

El primer detalle que me llamó la atención del folleto es que no muestra ningún logotipo ni las credenciales de la entidad que lo ha publicado. De hecho, más allá del idioma, no hay nada que nos indique que ese folleto haya sido publicado en el Reino Unido. Además, el folleto es un tríptico, pero sólo se muestran cinco de sus seis caras. ¿Dónde está la sexta cara? ¿Por qué no ha sido mostrada?

Unas imágenes que están difundiendo webs e internautas rusos

Google permite hacer búsquedas de la fuente de una imagen. Introduje en el buscador una de las imágenes de ese folleto y, casualmente, la amplia mayoría de las fuentes de esa imagen son webs y cuentas de redes sociales rusas. No hay ni una sola fuente británica, algo curioso. Finalmente, he encontrado una web rusa que mostraba las seis caras del folleto. La sexta cara anima a los niños a invitar a ese extraño a su casa. Es un completo disparate, y tal vez por eso la mayoría de los difusores de esas imágenes han omitido ésa, ya que le resta credibilidad al montaje.

Significativamente, en ninguna de las caras del folleto aparece ningún logo ni credencial que indique quién lo ha publicado. En dos de las fotos se oculta la franja inferior de la cara correspondiente. Obviamente, si este folleto fuese de alguna institución oficial, sus difusores serían los primeros interesados en mostrar el logo. Pero no hay nada de eso. Se trata de un folleto que puede haber hecho cualquiera y en cualquier país. Y casualmente, la práctica totalidad de los difusores son webs o cuentas de redes sociales rusas o prorrusas.

La fuente de esas imágenes es una web de Moscú

Finalmente, he dado con la fuente más antigua de esas imágenes: la web rusa aftershock.news, con base en Moscú. Se trata de una web que recoge supuestas informaciones de diversos países. El publicador de esa información, difundida este lunes a las 09:50, firma como "Asgard" junto a una bandera alemana. Después de mostrar las fotos, aparece un texto en ruso que afirma: "En el Reino Unido, a los niños se les enseña a no tener miedo de los pedófilos". Después de citar los mensajes del folleto, el texto añade: "Este folleto se distribuye en los jardines de infancia británicos".

Sin embargo, al introducir e Google el título del folleto no aparece ni un solo resultado. ¿Ese folleto se distribuye en jardines de infancia del Reino Unido y ninguna familia escandalizada ha escrito nada al respecto? ¿Tampoco ha aparecido en los medios de comunicación?

Una campaña de desinformación para desprestigiar a Occidente

Todo apunta a que estamos ante otra nueva campaña de desinformación rusa. No es la primera ni será la última, y como otras que se han lanzado desde Rusia, su propósito sería desprestigiar a los países que están ayudando a Ucrania, presentando a Occidente como algo depravado y monstruoso, para reforzar la imagen perversa que los ciudadanos rusos tienen de los países occidentales después de muchos años de propaganda como ésa.

De cara al exterior, la campaña buscaría influir al público occidental a favor de Rusia, presentada por los propagandistas rusos como una reserva espiritual frente a un Occidente corrompido (a pesar de que Rusia tiene altísimas tasas de abortos y sus tropas estén cometiendo toda clase de atrocidades en Ucrania). Por supuesto, muchos se tragarán ese montaje. Al fin y al cabo, hay mucha gente que por afinidad se cree cualquier cosa, por descabellada que sea, y en Moscú se aprovechan de eso.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. CanCerbero

    Lo más triste es que es fácil creérselo precisamente por las salvajadas que se han publicado en los últimos tiempos, incluido en España.
    No hay de que asustarse, ya que resulta que es un bulo de los malhechores sin escrúpulos de siempre. Sí que habrá que temer el día que algo de este estilo resulte real, y al tiempo.

  2. wladimir

    es lamentable...

    que se permita que este tipo de publicaciones falsas y bulos circulen libremente..y entonces donde estan los administradores de las redes?...esto es un bulo de la mas baja estofa y la peor clase...no es nada extraño con estos sujetos....

    bueno me diran que estos en busca de mas seguidores (porque el escandalo atrae muchos curiosos) deja pasar estas cosas asi como ellos tambien simpatizan con estos sujetos pro rusos y ultraizquierdistas...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.