La izquierda no tiene autoridad para dar ninguna lección moral a la derecha

Los perversos acompañantes que la izquierda busca para vigilar a nuestros acompañantes

Existe una inexplicable tendencia por parte de cierta derecha a dejarse aleccionar por la izquierda sobre cuál deben ser sus acompañantes.

¿Qué es en realidad eso que muchos medios denominan 'extrema derecha'?
El Parlamento español se niega a condenar los crímenes del nazismo y del comunismo

Estos días, tanto en España como en el resto de Europa, estamos viendo una vez más como algunos políticos que la gente toma como centro-derecha se dejan imponer por la izquierda un veto absoluto a cualquier tipo de entendimiento con partidos conservadores, simplemente porque la izquierda y sus medios afines han decidido etiquetarlos como "extrema derecha". Un etiquetaje que es absolutamente engañoso, como vimos aquí, ya que lo utiliza para demonizar a opciones políticas cuyo comportamiento es mucho más democrático que el de la izquierda.

Al mismo tiempo que se comporta como una especie de nueva inquisición, vigilando a nuestros acompañantes, la izquierda se deja acompañar por enemigos declarados de la libertad y de la democracia. Veamos sin ir más lejos el caso de España, cuyo presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, está utilizando el comodín de la "extrema derecha" para tapar sus escándalos de corrupción, con un cinismo sólo equiparable al de algunos regímenes dictatoriales. El gobierno de Sánchez tiene a los siguientes socios:

  • EH Bildu, un partido de extrema que se niega a condenar el terrorismo de ETA, que participa en homenajes a asesinos de esa banda criminal y que sigue manteniendo el mismo discurso que ETA: el de señalar como "fascistas" a todos sus rivales.
  • Partidos antisemitas de ideología comunista como Sumar (que es una nueva marca electoral del Partido Comunista de España), Podemos y el BNG, que siguen apoyando a dictaduras como Cuba y Venezuela, que nunca han condenado los crímenes de genocidio del comunismo y que en 2021 votaron en contra de la resolución europa de condena de los crímenes del nazismo y del comunismo (al igual que el Partido Socialista de Pedro Sánchez).
  • El PNV, un partido separatista fundado por el racista Sabino Arana, que consideraba que los vascos son una raza diferente y trataba con un desprecio absolutamente racista al resto de los españoles.
  • Junts y ERC, partidos que en 2017 encabezadon un golpe contra el Estado de Derecho cuyo fin era suspender ilegalmente la vigencia de la Constitución Española en Cataluña, un golpe en el que se cometieron graves delitos que ahora Pedro Sánchez ha amnistiado simplemente porque necesitaba el apoyo de esos golpistas.
  • Y finalmente el PSOE, el partido de Pedro Sánchez, un partido que lleva décadas sumido en graves casos de corrupción política, un partido que ha tenido una historia criminal y sangrienta, en la que se incluye un golpe de Estado contra un gobierno democrático en 1934, el secuestro y asesinato de un dirigente de la oposición (José Calvo Sotelo) en 1936, la brutal masacre de 5.000 presos políticos en Paracuellos (entre las víctimas había 50 niños) y un caso de terrorismo de Estado (los GAL), hace sólo unas décadas.

¿Cómo se puede tener la cara dura de ir demonizando a la derecha democrática desde un gobierno con esta basura de socios? Cada uno podrá estar de acuerdo con ellos o no, pero ni el Partido Popular ni Vox tiene la larga historia criminal del PSOE, ni apoyan a dictaduras comunistas como los socios comunistas de Sánchez, ni son herederos de una banda terrorista, ni tienen entre sus fundadores a apestosos racistas como Sabino Arana.

La izquierda española no tiene ninguna autoridad moral para dar lecciones de nada a la derecha. Nunca la ha tenido. Con su oscuro pasado, lo único que debería hacer es pedir perdón todos los días y asegurarnos por activa y por pasiva que nunca volverá a hacer todas las fechorías que ha hecho.

---

Foto: Bildu. Pedro Sánchez estrecha la mano de María Mercedes Aizpurúa, diputada de Bildu, en la reunión que mantuvieron el 13 de octubre de 2023 para escenificar el apoyo de Bildu a la reelección de Sánchez.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    Por supuesto…

    con este variado surtido de «compañeros de viaje» es con los que se relaciona el PP que supuestamente es de «derechas» y era hasta hace poco el «lider de la bancada de oposicion de derecha»…y el PP ni corto ni perezoso hace muy buena relacion con estos verdaderamente extraños y peligrosos sujetos que tienen tan oscuros antencedentes….

    esta clase de personajes son los que un partido serio de derechas como VOX evitaria relacionarse….y por el contrario VOX si representa a la autentica bancada de oposicion de derecha ademas de denunciar a este peligroso conjunto de partidos que representan un verdadero peligro para la Democracia Española y Europea…

  2. JuanM

    «La izquierda no tiene autoridad para dar ninguna lección moral a la derecha»

    No la tiene, pero la ejerce.

  3. JoseRamon

    Las campañas de la izquierda para desprestigiar a la derecha son de libro. Utilizan la teoría del efecto ancla para etiquetarla como un peligro. Ese efecto es muy conocido por los psicólogos y de gran aplicación en las técnicas de ventas. La ventaja de anclar a VOX e, incluso, a toda la derecha, como un peligro compensa menormente el juego sucio utilizado. Solo un pequeño porcentaje de personas (no más del 10-15 %) percibirán el efecto real y nos enfadamos muchísimo, pero somos muy pocos.
    Por lo tanto, debemos espabilarnos para contrarrestar el incorrecto desprestigio de la derecha. Contraatacar. No es nada difícil. La izquierda es lo peor. A clave es llevar a las masas el mensaje de que la izquierda solo pueden llevarnos a la pobreza. Partir de la realidad de que un voto de un ignorante vale lo mismo que el de una persona formada.

  4. aldaruiz

    Elentir, ayer vi este reportaje frances que nos indica hacia donde va España. https://www.arte.tv/es/videos/118869-000-A/arte-reportaje/?cmpid=ES&cmpsrc=newsletter&cmpspt=email

  5. FaramirGL

    «En cuanto al resto de los asuntos, el PSOE tiene que ser destruido.»

  6. escoces

    El BNG esta en nuestra casa. Ana Ponton es un peligro par la democracia española. Además no ha pegado golpe en su vida. Es una militante activa desde los 16 años. ¿Sabrá lo que es una queimada o una muñeira?

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.