Los abortistas usan el engaño, otra vez, para manipular a la opinión pública

Ocho mentiras de El País para promover el aborto en El Salvador con el ‘caso Beatriz’

Ayer el diario de PRISA volvió a demostrar que no entiende el periodismo como una forma de contar la verdad a los lectores, sino como un medio para ocultarla o manipularla en favor de su ideología. En este caso El País ha cogido el caso de una madre salvadoreña que pidió abortar tras ser convencida por abortistas de ese país de que moriría si no lo hace. Incluyo a continuación una lista de las mentiras que publica hoy el diario abortista.

El Salvador: se destapa la verdad sobre un caso manipulado por el lobby proaborto
Medios españoles proaborto ocultan el caso del asesino abortista Kermit Gosnell
Organizaciones de discapacitados contra la ofensiva abortista para discriminarles

El Instituto de Medicina Legal niega que la joven esté en riesgo de muerte

1ª mentira: “una mujer en riesgo de muerte”. Hace tres semanas el Instituto de Medicina Legal de El Salvador emitía un dictamen sobre el caso tras someter a la joven a un examen a cargo de médicos, ginecólogos, psicólogos y psiquiatras de dicho Instituto. El dictamen médico, que fue unánime, desmintió que la joven corriese riesgo de morir si lleva a término su embarazo. El director del Instituto, José Miguel Fortín, denunció: “Se ha vendido a la población algo que no es verdad”. El psiquiatra del Instituto que examinó a la chica reveló que la han presionado para que aborte diciéndole “está sometida al riesgo de morir si no se decide ha sacar el niño”, lo cual no es cierto. El psiquiatra fue muy crítico con los que intentan manipular a la chica: “esto es sumamente peligroso porque se ha estado manipulando a la muchacha desde el principio y se están diciendo cosas que no son verdad y que Medicina Legal no puede acompañar”.

El Colegio de Médicos denuncia que el nefrólogo del hospital no examinó a la joven

2ª mentira: “los médicos que la atienden habían aconsejado la intervención de su embarazo”. Se trata de una afirmación muy repetida. Sin embargo, y a modo de ejemplo, el Colegio Médico ha señalado que el nefrólogo del Hospital Nacional de Maternidad donde está hospitalizada la joven no ha evaluado a Beatriz. Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico, denunció el mes pasado que “hay información que no se ha dicho en una forma muy verídica.” ¿Cómo dictaminaron entonces en dicho hospital que la joven padecía una insuficiencia renal? Brizuela señaló al respecto: “los que dicen que tiene insuficiencia renal, desde mi punto de vista pierden un poco la credibilidad, porque no la ha evaluado el médico que la tiene que evaluar”. El Colegio Médico reiteró esa denuncia ayer.

El Instituto de Medicina Legal niega que Beatriz padezca una insuficiencia renal

3ª mentira: “La mujer, de 22 años, padece Lupus, enfermedad renal grave y preclamsia.” Tras examinar a la chica, el dictamen del Instituto de Medicina Legal -unánime, como ya he señalado- apuntó que el lupus que padece está inactivo y que “no existe evidencia clínica de una insuficiencia renal” que ponga en peligro la vida de la paciente.

Un feto con anencefalia no es necesariamente un feto ‘sin cerebro’

4ª mentira: “el feto tiene anencefalia (sin cerebro)”. Lo dice El País aquí. Pero la anencefalia no implica la ausencia de cerebro, sino de una parte del mismo. El propio diario da aquí la versión opuesta al explicar que la anencefalia implica “falta de parte del cerebro”. Esa carencia supone, por regla general, que el niño viva unas horas o unos días nada más. En muchos casos los bebés anencefálicos ni siquiera sienten dolor. Pero siguiendo su línea editorial de que a los discapacitados conviene matarlos antes de que nazcan, para El País es preferible que a un ser humano lo maten antes de nacer si tiene una tara física, una aberrante idea eugenésica según la cual matar a un inocente es un acto de piedad.

La ‘comunidad médica’ no respalda el aborto

5ª mentira: la petición del aborto cuenta “con el apoyo de la comunidad médica”. Lo dice Iñaki Gabilondo en este videoblog publicado por el diario de PRISA. Como ya hemos visto, el Instituto de Medicina Legal de El Salvador, tras examinar a la joven, fue unánime al rechazar el aborto, ya que considera que no corre peligro la vida de la joven y de que ha sido engañada por ciertos elementos para que piense eso. El Colegio de Médicos tampoco ha apoyado el aborto.

El aborto en El Salvador no está penado con 30 años de cárcel

6ª mentira: si Beatriz abortase “correría un riesgo de cárcel de hasta 30 años”. Lo dice Iñaki Gabilondo en el videoblog antes señalado. Sin embargo, el Código Penal de El Salvador no contempla tal pena en ningún caso. La pena más elevada, que contempla su Art.135, es de 6 a 12 años para los médicos o farmacéuticos que practiquen un aborto.

Los exámenes médicos y sentencias judiciales no los hacen obispos y activistas provida

7ª mentira: “la presión de la Iglesia salvadoreña y de las organizaciones provida ha sido de tal intensidad que no ha permitido siquiera mover un poquito la doctrona tan estricta de la justicia salvadoreña”. Nuevamente, la mentira sale de la boca de Iñaki Gabilondo en el citado videoblog de El País. Esto es como suponer que es la Iglesia y los provida quienes emiten los dictámenes médicos y dictan sentencia en El Salvador. Pero no es así. Como ya he señalado, el dictamen en contra del aborto lo ha emitido la Corte Suprema de ese país, con los votos de tres magistrados, una abstención y sólo un magistrado en contra del dictamen. Además, el diagnóstico contrario a la necesidad del aborto lo han emitido de forma unánime un equipo formado por médicos, ginecólogos, psicólogos y psiquiatras, no por obispos ni por activistas provida. Da la sensación de que el señor Gabilondo y su periódico pretenden que el Derecho y la Medicina se ajusten en todo momento a sus exigencias ideológicas, incluso a costa de violar la ley, el derecho a la vida de los niños por nacer y la deontología médica.

Matar a su hijo no es condición indispensable para que Beatriz viva

8ª mentira: “en este caso, como el de Halappanavar, la intolerancia, la ciega intransigencia de la justicia y la iglesia salvadoreña, dará como más probable resultado una doble muerte: la del feto y la de la mujer que lo alberga”. Lo afirma Gabriela Cañas en un demagógico artículo en el blog “Mujeres” de El País. En el colmo del cinismo que llama “defensores de la muerte” a quienes nos oponemos a la matanza de niños por nacer promovida por los abortistas. Lo que no dice esta manipuladora es que el propio marido de Savita Halappanavar declaró en noviembre que abortar no habría salvado a su mujer. Tal vez Cañas no se enteró de la noticia porque El País no dio esa información, fiel a su política de ocultar noticias incómodas para los abortistas, incluso cuando un abortero es condenado por tres asesinatos. Ya hemos visto, por lo demás, que el dictamen del Instituto de Medicina Legal señala que la joven Beatriz no corre peligro de morir si continúa su embarazo. Pero además, matar a su hijo no es la única opción que hay para salvar a la joven si fuese verdad que corriese riesgo de morir: también se le podría inducir un parto. Pero claro, eso dejaría a los abortistas salvadoreños sin una excusa para promover la matanza de niños por nacer en ese país. Precisamente el psiquiatra del Instituto de Medicina Legal que examinó a la joven ya denunció hace unas semanas que “no se le ha informado respecto a alternativas a este procedimiento”. ¿Para los abortistas qué es lo que importa, la vida de Beatriz o convertirla en una pancarta para promover el aborto, aunque para ello tengan que engañar a esa joven?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elisa

    La lástima es que la noticia manipulada ya corre como la pólvora por la tele, y lo que dice la tele, va a misa

  2. Pues para algo tenemos la red: respondamos a la ofensiva contando la verdad sobre este caso. Es tan fácil como difundir este enlace.

  3. Elisa

    Sí, pero me da que poco caso nos van a hacer, a mí este caso me olía a chamusquina desde el principio: si el feto no tenía cerebro ya hace muuuuuucho tiempo que hubiera tenido lugar el aborto (natural), y si tiene medio, igual o apenas vivirá, lo que tiene la madre tampoco es riesgo mortal, yo también tengo una piel que a la mínima me da rosácea grave y no tiene nada que ver (no es exactamente lo mismo, pero vamos, que yo sepa una enfermedad en la piel no tiene nada que ver con tener o no un hijo con riesgo de muerte), lo tercero es que el embarazo ya está muy avanzado como para llevar a cabo el aborto, que para quiénes no lo sepan, son más de 7 meses de gestación, edad más que de sobra para ser viable un bebé si nace (es más, yo cuando nací apenas llegué a los 8 meses), yo creo que a esta muchacha le han metido el miedo en el cuerpo y asustándola para que esté desesperada y que los aprovechados “chupen del bote”, y digo yo, con todo esto, cuando nazca el hijo y se venga todo este teatro abajo (el crío nacido y muerto por causas naturales y la madre que aún vive y que su enfermedad no va a nada y la han coaccionado)¿cómo dejará a este tinglado, a feminazis, a abortistas, a la prensa internacional…? ¡¡Al final ellos serán los perjudicados!!!

  4. Carlos

    Se agarran al clavo ardiendo de esta desgracia para arrimar el ascua a su criminal sardina…

  5. Jandro

    Lo que es el colmo de la hipocresía es que armen este revuelo por el caso de esta chica y no muevan una pestaña por los muertos cada día a manos de abortistas. Me produce especial asco el caso de AINI (Amnistía Internacional para lo que Nos Interesa).

  6. Jandro

    Y, no lo he dicho, magnífico artículo.

  7. Ya me temía yo que las cosas no eran como las pintaban.

  8. Chabe

    En qué se parecen el caso de Halappanavar con el de Beatriz? Que ambos se dan en países donde está prohibido el aborto en cualquiera de sus formas! Utilizan y manipulan historias trágicas y difíciles que deben manejarse con cuidado para imponernos su mortal agenda. La CIDH ya le dio “permiso” para abortar, metiéndose en la soberanía de El Salvador.

  9. Chabe

    Elentir: Mi comentario lo hice antes de leer esa noticia. Había leído en otro medio de comunicación lo contrario.

  10. No te preocupes, la mayoría de los medios han dado la versión falsa, por culpa de las agencias. Es sorprendente lo lejos que puede llegar una mentira en esto que llaman “sociedad de la información”. Acabo de publicar una entrada comentando la resolución de la CIDH, espero que os sea útil:

    http://www.outono.net/elentir/2013/05/31/caso-beatriz-la-corte-interamericana-de-derechos-humanos-no-ha-pedido-el-aborto/

  11. Aquí tenemos una muestra de cómo la realidad puede ser un simple hilo de inspiración para las fantasías novelescas con las que algunos periodistas (Como Iñaki Gabilondo) construyen un imaginario que luego nos perseguirá en nuestras decisiones y obnubilará nuestras conciencias.

    Todo está perfectamente estudiado: No hay modo de competir con estos medios mendaces, porque tienen un alcance y una hipnosis que acaparan toda la atención. En nuestro subconsciente, en nuestra memoria, quedará el nombre de Beatriz y el de la mujer india como víctimas. No es fácil recordar todos los detalles y desmentidos, por lo que guardaremos una síntesis que se irá asimilando a otras de noticias parecidas. Y así va creciendo el monstruo.

    Puede que lo desenpolven dentro de unos años, añadiendo a los detalles ya inventados otros novedosos que serán comunes a otros casos manipulados. Toda esta urdimbre se va tramando para conseguir el perfil del abortista y de lo pérfidos que somos quienes nos oponemos. Hoy podrás decir que ningún obispo ha dictado la sentencia, pero dentro de cincuenta años, cuando la leyenda negra haya cuajado, no te escucharán si lo haces. No porque sea falso, sino porque contravendrá a la base del pensamiento único implantada.

    Viendo esto en el presente y el futuro, siento tristeza en pensar en el presente y el pasado, en tantas manipulaciones y falsedades sobre las que se basan tantos postulados falsos como ha conseguido la progresía. Ya he visto demasiado de esto durante mucho tiempo y sé que sin la verdad, la verdad no triunfa.

  12. Me alegra que hayan encontrado una solución para el caso de esta joven, pero sigo creyendo que es necesario debatir sobre este tipo de casos extremos dentro del propio movimiento pro-vida, porque siempre puede darse una situación difícil en la que haya que tomar una decisión drástica y debemos estar preparados para afrontarla.

  13. Por cierto, no sé si fue en el Mundo o dónde, pero creo recordar que leí que en El Salvador el aborto se pena con 12 años para el médico y hasta 50 para la mujer. ¿Es eso cierto?

  14. No es cierto, María. Se han dicho muchas mentiras: que si las condenan a 30 años, que si las condenan a 50… A este paso acabarán diciendo que las condenan a la pena de muerte. La mentira engorda y engorda cada día más. Lo que dice el Código Penal salvadoreño sobre el aborto se puede leer aquí:

    http://www.hsph.harvard.edu/population/abortion/Elsalvador.abo.htm

    Y no hay ninguna condena mayor que la de los 12 años que le pueden caer a médicos y farmacéuticos que practiquen un aborto.

  15. ¿Esos “expertos” de la ONU sometieron a un examen médico a Beatriz, o basaban sus opiniones en lo que publicaron ciertos medios? Porque el Instituto de Medicina Legal de El Salvador sí que examinó a la joven, y opina lo contrario que esos “expertos” de la ONU.

    En cuanto a lo de que la ONU miente por lo que dices esos expertos, noooo, qué vaaaa… La ONU es infalibre, siempre dice la verdad y todo lo que dice es dogma de fe, claro. Así, por ejemplo, la campaña de esterilizaciones forzadas apoyada por la ONU en Perú debe ser un dogma de fe laico:

    http://www.elindependent.org/articulos/article.asp?id=1417

    Precisamente ese apoyo, y el apoyo brindado por la ONU a las campañas abortistas, fueron el motivo por el que EEUU recortó su financiamiento al Fondo de Población de las Naciones Unidas varias veces:

    http://www.aciprensa.com/noticias/eeuu-recorta-fondos-a-unfpa-por-promover-aborto-y-esterilizaciones-forzosas/#.UbJyPuAWu70

    Pero nada, Eduardo, tú sigue creyendo que la ONU es el cénit de la verdad y de la ética.

  16. Arivalia

    Pues yo creo que se podría cambiar esa condena de doce años por una simple inhabilitación, eso sí, de por vida. Teniendo en cuenta que médicos de todo el mundo suelen realizar el juramento hipocrático, que explícitamente se muestra contrario al aborto, bastaría con una inhabilitación de por vida por incumplimiento del juramento hipocrático

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]