Excelente trabajo de los servicios jurídicos de Vox contra el golpe separatista

Gracias a Vox ahora por fin sé qué se siente cuando un político hace honor a tu confianza

Ayer el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena procesó por un delito de rebelión a Puigdemont y a los demás cabecillas del golpe separatista en Cataluña. Podrían caerles hasta 30 años de prisión.

Vox: un motivo de esperanza para los que nos quedamos sin voz en las instituciones
Cinco ejemplos de votos tirados a la basura

Un proceso judicial iniciado por Vox como acusación popular

La decisión del magistrado es una excelente noticia para todos los demócratas, porque la democracia implica el imperio de la ley y que ésta sea igual para todos, sin excepciones. Mientras buena parte de nuestra clase política pretendía resolver el golpe con nuevas componendas con los separatistas, como las que llevan haciendo desde hace décadas a costa de los derechos de los ciudadanos, hubo un pequeño partido que dijo “basta” y comprometió sus escasos recursos para poner a los golpistas donde tienen que estar: en prisión. Este proceso judicial lo inició Vox en el Juzgado número 13 de Barcelona como acusación popular. En este caso, el juez Llarena ha llegado a atender el criterio de esa acusación popular en vez del criterio de la Fiscalía, a pesar de las presiones del Gobierno sobre el juez. En este sentido, la independencia y la firmeza demostradas por el juez Llarena han sido determinantes para que en este caso impere la ley y no los apaños.

Los votantes ‘huérfanos’ y la desconfianza en los políticos

Lo ocurrido en este proceso judicial merece una detenida reflexión. Soy uno de esos españoles que llevan ya mucho tiempo sintiéndose defraudados por nuestros políticos. Muchos hemos tenido la amarga experiencia de votar a personajes que decían una cosa en la oposición para luego cambiar de discurso una vez en el poder. La inicial alegría de que tu opción ganase las elecciones se volvía, al cabo de un tiempo, en indignación ante la traición a las promesas hechas a los votantes. Si un político no cumple lo que promete, si incluso se pone al servicio del proyecto ideológico de sus oponente, como ha hecho el PP, el voto otorgado a ese político es un voto inútil, por mucho que obtenga la mayoría absoluta. Pero hay algo peor que la inutilidad de ese voto, y es que esas traiciones que hemos sufrido tantos votantes liberales y conservadores han acabado anulando nuestra confianza en la clase política. Han conseguido que los políticos nos inspiren recelo y desconfianza, y que no esperemos de nuestras instituciones algo tan elemental como el cumplimiento de su deber para hacer frente a unos delincuentes como los que han encabezado ese golpe separatista. Basta con ver el “155 descafeinado” que ha aplicado el Gobierno en Cataluña, evitando tocar el máximo órgano de propaganda del separatismo pagado con dinero público, TV3, y eludiendo toda intervención en la enseñanza, que ha sido miserablemente manipulada por los hispanófobos para inculcar su odio a España a los más jóvenes.

Un motivo de esperanza

Cuando se presentó Vox fui uno de los votantes “huérfanos” que se sintieron esperanzados, como señalé desde este blog en un artículo publicado en enero de 2014. Desde entonces he votado a Vox siempre que he tenido la oportunidad, y cuando no se presentaba en mi provincia, preferí votar en blanco. Ya estoy harto de votar con la nariz tapada. A pesar de mi esperanza, la situación política de España y las malas experiencias vividas con otros políticos habían conseguido mellar mi ánimo. Sólo la oportunidad de conocer personalmente a Santi Abascal -hablé con él en un par de ocasiones en Madrid y La Coruña- me hicieron ver que sí había una posibilidad de que las cosas fuesen a mejor. Hoy puedo decir que gracias a Vox por fin sé qué se siente cuando un político hace honor a la confianza que has depositado en él, un hecho que debería ser habitual en toda democracia, pero que en la nuestra, y en lo que respecta a los votantes de derechas, dejó de ser así hace mucho tiempo. Así pues, no sólo quiero agradecerle a Vox el excelente trabajo desarrollado por su equipo jurídico en defensa de la unidad de España y del Estado de Derecho -trabajo por el que ya se merecen un gran aplauso, tanto por los resultados como por el esfuerzo asumido-, sino también el haberme devuelto la confianza en que España puede cambiar. Viendo lo que ha sido capaz de conseguir ese pequeño partido sin tener aún representación y sin disponer de más medios económicos que los que aportan sus afiliados, estoy deseando ver de lo que Vox es capaz en cuanto consiga entrar en el Congreso.

(Foto: Twitter de Santiago Abascal)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir. Hay que añadir que los unicos canales de television en España en estos momentos que se pueden denominar de derechas son la ‘Trece’ y el nuevo look de ‘Intereconomía’. El periódico ‘La Gaceta’ es el portavoz en la red de este último. Aunque no concuerdo con todo lo que dicen o discuten son los únicos que sacan a relucir noticias, especialmente de la realidad tanto politica como enonomica del pais que cualquiera de los otros en todo el país. La TVE tiene muy buenos programas con tal de que no toquen lo politico. Tratan de ser imparciales pero se les ve el pelo. Los otros nacionales se inclinan a la extrema izquierda gusten o no. Personalmente veo varios canales extranjeros para saber que pasa en el resto del mundo. Cuando mencionan España solo sabe hablar de Cataluña y siempre es apoyando a Puigdemont y Cia. Asi esta el mundo.

  2. pacococo

    Me alegro enterarme que los procesados por rebelión lo han sido a pesar del gobierno y por acción de vox y un juez que no se ha sometido.

    Que el gobierno esta en contra de llevar a los separatistas hasta donde deben estar ya lo hemos comprobado desde hace tiempo.

    Es esperanzador saber que la separación de poderes se produce alguna vez.

    James

    Coincido en lo que dices de los medios. También se puede mirar Libertad Digital, siempre sabiendo que cada cual “barre para dentro”, pero como dices, te enteras de cosas.

    Un periódico que últimante está sacando cosas que nadie dice es La Tribuna de Catagena. El otro día leí por qué el País se ha pasado al pp, por ejemplo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.