Lo que ha hecho el PP con la confianza de sus votantes en la última década

17 ejemplos de votos tirados a la basura que al PP no le gustará que recordemos

“Votar a Vox es tirar el voto a la basura”. Fue la consigna lanzada ayer en un mitin del Partido Popular en Algeciras. Lo dijo José Ortiz, cabeza de lista del PP por la provincia de Cádiz.

El PP apoyó la Ley Mordaza andaluza hecha por PSOE y Podemos y ahora se queja de Vox
14 reveladoras medidas que cargos electos del PP han votado junto a la ultraizquierda

Pues no. Votar a un partido que es coherente con sus principios no es desperdiciar el voto. Tirar el voto es apoyar a un partido que miente una y otra vez a sus votantes, diciendo una cosa antes de las elecciones y haciendo algo muy distinto después, por mucho que ese partido consiga holgadas mayorías (¿para qué, si luego no cumple lo prometido?). Os muestro algunos ejemplos que seguramente al PP no le gustará que recordemos (me limito a ejemplos de los últimos 10 años):

  1. Elecciones gallegas de 2009: el PP de Galicia promete libertad lingüística si gana las elecciones. Gana por mayoría absoluta y una vez en el gobierno traiciona su promesa.
  2. Elecciones catalanas de 2010: el PP dice que sólo pactará con CiU si pone fin a la inmersión en catalán en los colegios y a las multas lingüísticas. Los separatistas de CiU ganan esas elecciones por mayoría simple y necesitan el apoyo del PP para poder gobernar. En junio de 2011 CiU y el PP sellan un pacto autonómico. Ese año CiU bate un récord de multas lingüísticas y, por supuesto, no deroga la inmersión. A pesar de ello, en 2012 el PP renueva su pacto con CiU. Es más: los dos partidos extienden sus pactos a la Diputación de Barcelona y a los ayuntamientos de Barcelona, Reus y Salou.
  3. Elecciones autonómicas de 2011, Baleares: el PP promete “libertad lingüística absoluta” si gana las elecciones en las islas. Las gana por mayoría absoluta, pero una vez en el poder traiciona su promesa.
  4. Elecciones locales de 2011, Vigo: tras cuatro años de gobierno municipal socialista, el PP pide el “voto del cambio”. “Dadnos la oportunidad, no os vamos a fallar”, dijo la cabeza de lista del PP, Corina Porro. En 2014 el PP firma un pacto con el PSOE en Vigo.
  5. Elecciones generales de 2011: el PP acude a los comicios con el “cambio” por lema. Rajoy clama contra las subidas de impuestos. En su programa, el PP promete cambiar la regulación del aborto para “reforzar la protección del derecho a la vida”. El PP gana las elecciones por mayoría absoluta. Nada más llegar al poder, Rajoy anuncia una subida de impuestos. Tres años después, y después de muchos titubeos, en septiembre de 2014 Rajoy anuncia que no cumplirá su compromiso electoral sobre el aborto. El PP también deja intactas leyes socialistas con una fuerte carga ideológica como la Ley de Violencia de Género y la Ley de Memoria Histórica.
  6. Elecciones andaluzas de 2015: el PP pide el voto afirmando: “El voto útil del cambio sólo pasa x el PP”. Un año después, y como también hizo en la Comunidad de Madrid, el PP vota junto al PSOE y Podemos a favor de una ley que permite a Susana Díaz imponer sanciones al ejercicio de la libertad de expresión contra el criterio de los jueces. Una ley abiertamente totalitaria y anticonstitucional que aumentar el poder del PSOE en Andalucía para censurar opiniones incómodas.
  7. Elecciones autonómicas de 2015, Baleares: el PP defiende en su programa autonómico la “libertad de las familias en las decisiones que afectan a la educación de sus hijos y la “libertad en la elección de la educación religiosa/en valores” (ver PDF, página 52). Un año después, el PP vota a favor de una ley impulsada por el PSOE, MÉS y Podemos que viola la libertad de educación, imponiendo la ideología de género en todos los centros educativos, tanto públicos como privados.
  8. Elecciones autonómicas de 2015, Cantabria: después de comprometerse en su programa a “responder a las preferencias de ideario o de modelo pedagógico de las familias” en la enseñanza (ver página 60), una vez pasadas las elecciones, en mayo de 2017, el PP vota junto a Podemos a favor de una ley de adoctrinamiento sexual que impone la ideología de género en los colegios.
  9. Elecciones autonómicas de 2015, Madrid: Esperanza Aguirre pide el voto para su partido afirmando: “Cada voto que vaya a VOX, va a ser como dedicárselo a Podemos. Hay que votar al PP”. El PP gana las elecciones en la comunidad por mayoría simple y llega al poder gracias al apoyo de Ciudadanos. Un año después, el PP vota junto a Podemos a favor de una ley que ataca la libertad de educación y la libertad de expresión. El gobierno autonómico del PP impone la primera sanción de esa ley al director de un colegio católico. En 2018 la Justicia cancela la sanción señalando que se lesionó la libertad de expresión del multado. En marzo de 2017, el PP vota junto a Podemos y el PSOE para pedir al gobierno que tome represalias contra HazteOir.org por el simple hecho de contradecir la ideología de género.
  10. Elecciones autonómicas de 2015, Murcia: el PP promete “fortalecer la libertad de las familias a la hora de afrontar la formación académica de sus hijos” (ver PDF, página 15). El PP gana las elecciones quedándose al borde de la mayoría absoluta y mantiene el gobierno regional gracias al apoyo de Ciudadanos. Un año después el PP vota junto al PSOE y Podemos a favor de una ley que viola la libertad de educación, imponiendo la ideología de género en los colegios y amenazando con multas a quienes contradigan esa ideología.
  11. Elecciones locales de 2015, Cádiz: tras afirmar que “nos gusta la libertad de expresión” y apelar al voto del miedo contra Podemos antes de los comicios, el PP apoya una moción de Podemos para declarar “non grato” el autobús de HazteOir.org por contradecir la ideología de género.
  12. Elecciones locales de 2015, Ferrol: tras haber hecho su campaña electoral en español (es la ciudad gallega con una mayoría más amplia de hispanohablantes), el PP apoya junto a los separatistas del BNG y de las Mareas la exclusión a nivel oficial de la lengua española en el ayuntamiento, una medida que viola abiertamente la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia y del Tribunal Constitucional.
  13. Elecciones locales de 2015, Málaga: tras proclamar su “apoyo a la libertad y la tolerancia” antes de los comicios, en marzo de 2017 el PP respalda una moción de Izquierda Unida atacando la libertad de expresión de un grupo provida, por el simple hecho de repartir octavillas ante un abortorio.
  14. Elecciones locales de 2015, San Sebastián: tras pedir el voto para impedir que Bildu llegue a la alcaldía, en marzo de 2017 el PP vota junto a Bildu a favor de declarar “non grato” el bus naranja de HazteOir.org por el mero hecho de contradecir la ideología de género.
  15. Elecciones locales de 2015, Sevilla: tras afirmar antes de los comicios que en el PP “defendemos la libertad y la democracia”, en marzo de 2017 el PP vota junto al PSOE, Podemos e IU declarar “non grato” el autobús de HazteOir.org por contradecir la ideología de género. Dos semanas después, ultras de izquierda apedrean el bus de HO en Sevilla. Al ser preguntado si condena la agresión, el PP sevillano guarda silencio.
  16. Elecciones generales de 2016: el PP pide el “voto moderado” para frenar a Podemos. En mayo de 2017, el PP vota en el Senado a favor de una moción de Podemos para que el aborto sea sin restricciones y pagado por los contribuyentes, a pesar de que el PP recurrió al Tribunal Constitucional la actual ley del aborto. En noviembre de 2018, y pese a tener mayoría simple en el Congreso y mayoría absoluta en el Senado, inexplicablemente el PP entrega al PSOE y a Podemos el control del Consejo General del Poder Judicial. Así mismo, en la votación del decreto-ley con el que el PSOE pretende profanar ilegalmente una basílica católica, el PP se abstiene.
  17. Elecciones gallegas de 2016: en su programa, el PP afirma: “Impulsaremos el uso libre y sin confrontaciones de las dos lenguas cooficiales en Galicia” (ver PDF, página 238). Una vez pasadas las elecciones, que el PP gana por mayoría absoluta, en febrero de 2017 el gobierno gallego patrocina un libro que estigmatiza a los gallegos que tienen apellidos en español, presentando esos apellidos como una “afrenta” y una “desconsideración”. En enero de 2018 el gobierno de Feijóo veta el uso del español en un concurso de debate para estudiantes.

El PP ha demostrado que votarle ni siquiera te garantiza nada de lo que promete aunque consiga mayorías absolutas. Que después de todo esto el PP se atreva a hablar de votos tirados a la basura ya me parece el colmo de la jeta. Lo que me pregunto es si el PP pretende ganar al PSOE en Andalucía o ser un merco recambio, y hacer un “quítate tú para ponerme yo” y seguir haciendo lo mismo, como hizo Rajoy cuando obtuvo la mayoría absoluta más inútil de nuestra democracia. Cuando un partido como el PP no da la batalla de las ideas es que no piensa cambiar nada. Y para un partido así debe ser un engorro que tenga opciones de éxito una opción como Vox, que sí está dando esa batalla ideológica. Porque si el PP llega a depender de Vox para gobernar, lo de dejar intacto el tinglado ideológico socialista se acabó. ¿Es eso a lo que le tiene miedo el PP?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. nafasy

    Lo que no entiendo, sinceramente y con todos mis respetos, es que los votantes que son o se sientan de derechas, sigan votando al PP. El PP ha demostrado por activa y por pasiva con sus actos desde hace años seguir la política de izquierdas impuesta por Zapatero, los separatistas, los etarras y Podemos… y les siguen votando… no lo entiendo. Agitan el voto del miedo a Podemos, los comunistas… pero si no cambian ni una coma cuando están en el poder de lo que les dicta la política izquierdista!!! ¿Cuál es la diferencia ideológica entre el PP y el PSOE hoy día?, yo es que no veo ninguna diferencia. Votan la Ley de género, se abstienen o apoyan los comites de la verdad de La Ley de “Desmemoria” histórica, le dan a la izquierda el CGPJ con un juicio que hay en puertas a los golpistas y sabiendo que están deseando que los golpistas se vayan de rositas. De verdad no se dan cuenta, o les da igual que el PP está hasta las trancas de corrupción, seguramente menos que el PSOE, pero que los están chantajeando y que les importa nada por no decir algo peor, España y los españoles y que sólo miran por su trasero?

  2. Javi

    Muy bueno, Elentir. Maldita hemeroteca…

    Cuando muchos medios dicen que VOX procede de la extrema derecha, sencillamente es mentira. Uno de los orígenes de VOX es precisamente Hazte Oír, además de miembros del PP decentes, que no aguantaban más las mentiras del tándem Rajoy-Arriola-Villalobos-Soraya y sus mariachis.

  3. Jandro

    “El PP ha demostrado que votarle ni siquiera te garantiza nada de lo que promete aunque consiga mayorías absolutas.”

    Me tienes que perdonar, Elentir, pero creo que aquí te has pasado de suave. En realidad, la mayoría de las veces ha garantizado lo contrario de lo que prometía para las elecciones.

    En cualquier caso, buena recopilación de casos en los que el electorado ha tirado el voto a la basura. Los del PP deben tener la cara como el cemento para seguir usando ese eslogan en 2018.

  4. Sharovarov

    Me gustaría equivocarme, pero veo difícil que VOX logre algún diputado. Si resulta que no me equivoco, al menos, que el PP se lleve el mayor batacazo posible.

  5. Luna

    A Javi, que dice: “uno de los orígenes de Vox es precisamente hazte Oír”.

    Sencillamente, no. Es de comprender que personas de Hazte Oír se hayan apuntado a Vox o le sigan, pero HO no tiene que ver con la fundación de este partido ni la pertenencia al mismo. Más de una vez le han pedido a Ignacio Arsuaga “que funde un partido Hazte Oír”, pero él lo tiene muy claro. Defiende unos valores que no pueden ser recortados ni condicionados por el tema de votos, competencias y demás, y siempre ha dicho que no, que no funda un partido político.
    En su equipo hay libertad y cada uno está en el partido que sea, sin que s ele exija que pertenezca a uno determinado.

  6. Auténtico Liberal

    Por no hablar de la ley antitabaco. Sé que en este tema hay gente de todos las ideologías que está encantada, pero Rajoy prometió hacer una ley más blanda para que todo el mundo tuviese su lugar y tenía la esperanza de recuperar mi trabajo que perdí con la bajada de clientes.

    Esta fue una de las promesas que más me decepcionó por no cumplir. Peor aun, sólo se la quería cambiar al del casino que quería construir en Madrid. Cuando el proyecto fracasó ya no se acordaron más de esta promesa.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.