No bastará con derramar lágrimas: sin ejemplaridad no saldremos de esta crisis

Estas imágenes de Elsa Fornero se han convertido ya en el símbolo de los políticos obligados a hacer reformas muy impopulares para ajustar las desastrosas cuentas públicas de países como Italia. La actual Ministra de Trabajo de ese país, que lleva tres semanas en el cargo, ha tenido hoy que presentar un plan de ajuste tan duro que se ha puesto a llorar.

El error y la injusticia de volcar en la ciudadanía el grueso de los ajustes

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha explicado que ese plan de ajuste tiene como fin la “distribución de los sacrificios con equidad”. A eso ha añadido: “Queremos que Italia se sienta orgullosa, que los italianos no se sientan burlados”. A la vista de los detalles del plan de ajuste, sí que tienen motivos para sentirse burlados. Y es que como señala Libre Mercado, el 60% de los ingresos de este plan de ajuste procederá del aumento de impuestos. El plan, que no sólo elevará la presión fiscal sino que también reducirá las pensiones y endurecerá las medidas contra la evasión fiscal, tiene por contrapartida una escasa austeridad por parte de las administraciones públicas. De hecho, el plan de Monti consiste no tanto en reducir los gastos estatales como en aumentar los ingresos públicos a costa de los ciudadanos, con medidas tan abusivas como prohibir todo pago en metálico superior a los 1.000 euros.

Esa estrategia ya falló en Grecia y no creo que vaya a resultar tampoco en Italia. La razón es sencilla: amén de que aumentar la presión fiscal hará que Italia espante a los inversores y penalice el ahorro -justo lo contrario de lo que debería conseguir un plan de ajuste para sacar al país de la crisis-, el proyecto de Monti pide a los italianos enormes sacrificios, pero no predica con el ejemplo. Esto no es ninguna novedad en Europa, por desgracia, pues ése fue el mismo error que cometió Zapatero en mayo del año pasado, cuando volcó sobre los funcionarios, los pensionistas, los asalariados y las personas dependientes el grueso de su plan de recortes, sin anunciar la reducción ni de un ministerio ni de tan siquiera una sola Secretaría de Estado. Ésta es la mejor forma de que los ciudadanos se sientan ultrajados.

Un ejemplo a seguir: la Xunta pasa de 160 coches oficiales a sólo 16

El ejemplo contrario lo hemos tenido en Galicia la semana pasada: la Xunta de Galicia redujo un 90% el número de sus coches oficiales. De 160 vehículos para uso de altos cargos que tenía el gobierno gallego durante el mandato de Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana, el ejecutivo de Feijóo se quedará con sólo 16. Obviamente, una medida así tomada de forma aislada no serviría para nada, pero es un buen ejemplo de por dónde deben ir los tiros en los planes de ajuste. Tenemos una clase política muy desprestigiada, en buena medida, porque vive rodeada de lujos y de privilegios mientras los ciudadanos tenemos que soportar recortes y sacrificios. O esa clase política empieza a demostrar en serio que quiere compartir esos sacrificios, dando ejemplo, o no saldremos de esta crisis. Y digo esto último sin duda alguna: España no saldrá de esta crisis si los ciudadanos se sienten estafados y traducen su descontento en las urnas -otorgando su voto a quien apueste más por el populismo y reduciendo, en consecuencia, aún más nuestras posibilidades de salir de esta situación-, o incluso dan lugar a un estallido social que impida llevar a cabo las reformas necesarias para arreglar la desastrosa herencia económica que nos deja el PSOE.

Los políticos negligentes que arruinaron nuestra economía, al banquillo

Hay muchas medidas con las que los políticos pueden dar ejemplo para ser ellos los que empiecen asumiendo la austeridad que tendrán que imponer también a aquellas partidas públicas que más afectan al ciudadano de a pie. Pero con ser importantes las medidas económicas, no son las únicas a tener en cuenta en este momento tan crucial. Además es inconcebible que quienes han dejado tal desastre de cuentas públicas queden impunes. Cualquier ejecutivo del sector privado que hubiese dejado a su empresa en la ruinosa situación en la que han dejado a sus países tanto Berlusconi como Zapatero estaría ya sentado, a estas alturas, en el banquillo de un tribunal.

En el caso de Zapatero a la negligente gestión económica hay que añadir algo aún más grave: los engaños de los que se valió para conseguir su reelección den 2008. Él disponía de los mismos indicadores que muchos economistas que ya alertaban de la crisis en 2007 y además tenía también las estadísticas del Estado, pero en vez de decir la verdad optó por mentir una y otra vez, negando la crisis hasta el verano de 2008 para justo después darla por cerrada antes de tiempo, y gobernando hasta bien entrado 2009 como si no pasara nada, con una política de despilfarro de fondos públicos que ha agravado considerablemente la situación económica y social de España, hasta llevarnos a los 5 millones de parados. Además de ello se ha constatado ya el maquillaje de las cifras oficiales de paro, y veremos qué otros falseamientos de estadísticas públicas salen a la luz con el cambio de gobierno dentro de unas semanas. No se puede seguir lanzando a los ciudadanos la idea de que los políticos no son responsables de lo que hacen y que incluso se pueden ir de rositas tras haber arruinado el país y haber hundido en la miseria a tanta gente. Ya va siendo hora de que los políticos negligentes comparezcan ante los tribunales igual que lo hace el resto de los ciudadanos.

Entradas relacionadas:

¿Por qué Europa y los inversores ya no confían en el gobierno Zapatero?
Frases de Zapatero para el recuerdo

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. La economista-actriz,ex-consejera del Banco Sampaolo, ex-asesora del World Bank con alguna que otra mamandurría en la Unión Ruropea y en política desde el año 93, llora… Santa Paciencia.

  2. Pues aqui en España, Rajoy parece querer continuar con las subvenciones a UGT y CCOO, dos sindicatos dependientes de dos partidos, PSOE y los comunistas de IU, que se llevan un pastón de los trabajadores de cuyos despidos se nutren estos Toxo Y Mendez.

    Esto de estos dos sindicatos tiene que terminar también, aqui se va mucho dinero que puede ser usad para dar de comer a muchas familias, y que los mantengan sus respectivos partidos. ¿Porqué se tolera que sean mantenidos estos parásitos con el dinero de los ciudadanos honrados y decnetes que trabajan?.

    ¿En que país el estado manitiene a sindicalistas, y más si pertenecen a partidos politicos?.

    Rajoy y el PP tienen que cortar esta “mamandurria y chollos” como lo definió Esperanza Aguirre, y las subvenciones a los partidos politicos, que deben subvencionarse de sus afiliados y empresas privadas que quieran ayudarles.

    ¿Porqué no han empezado YA por ahí?

  3. Juana, de momento lo que se ha publicado es justamente lo contrario:

    http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/economia/pp-defiende-suprimir-subvenciones-nominativas-sindicatos-y-patronales-20111

    Veremos si al final Rajoy se atreve a retirar esas subvenciones o no.

    Por cierto, sobre tu pregunta de por qué no han empezado ya por aquí, te recuerdo que aún siguen Zapatero y su cuadrilla como gobierno en funciones.

  4. MR (Monárquico y Republicano)

    ¿Y llora por el sufrido pueblo, o llora por lo mal que queda pedir sacrificios impopulares y teme el linchamiento? Bueno, no… Populares, porque es siempre el pueblo a quien le toca hacerlos. Yo no me creo nada de la nada sacrificada casta política.

  5. Estoy oyendo y viendo a Feijoo, y como antes no lo habia hecho, no podia imaginarme hasta que punto es un cinico y manipulador.

    Este sujeto compara la hospitalización con una hostal, para decir que la hospitalización supone un gasto, pero ¿es que los trabajadores cuando pagamos la Seguridad Social o nos lo descuentan de las nóminas, no estamos ya pagando de antemano la posible hospitalización?, no me imagino a nadie pagando por adelantado durante años un hostal, por ejmplo.

    ¿No es obligatrio pagar la SS para todos los empleadores o trabajadores autonomos? ¿Entonces de que caramba habla este tio?.

  6. Precisamente en ese punto, Juana, es donde se están rompiendo la cabeza algunos defensores de las tesis socialdemócratas, que también los hay en el PP, y ahí está el ejemplo de Feijóo para demostrarlo. Nos han vendido muchos años la sanidad pública como un derecho, por el que sin embargo nos cobran cada vez más impuestos… pero a la hora de usarla bien que se cuidan de que la gente abuse de ella. Será que ahora se dan cuenta de que el modelo no se sostiene, pero no se atreven a reconocerlo.

  7. Soraya

    Estoy bastante de acuerdo con tu análisis, salvo que yo no creo que estemos como estamos por culpa exclusiva de Zapatero. La crisis se lleva gestando mucho tiempo, incluso cuando Aznar gobernaba ya había personas entendidas que decían que esto iba a pasar. Ni un partido ni el otro han hecho nada para impedir los efectos más nocivos -desde luego ninguno de los dos podría haberla evitado-.

    Lo que decís de los sindicatos tampoco lo comparto. Con independencia de su ideología los sindicatos son necesarios, si no el trabajador no tendría fuerza alguna para defender sus intereses. Que reciban dinero público me parece lógico y normal, igual que otros organismos e instituciones reciben dinero público para cumplir con sus funciones, y entre ellas, está la Iglesia cuya ideología no compartimos todos ni mucho menos -además de que sus funciones son menos importantes que las que tiene un sindicato se mire por donde se mire-.

    A pesar de que no suelo estar de acuerdo con las conclusiones a las que llegas Elentir, he de decir que me gusta mucho leerte porque se te ve una persona muy lógica y razonable, que escribe de forma impecable. Lo único que se echa en falta en tu blog son entradas con puntos de vista divergentes.

    Un saludo.

  8. Soraya, la Iglesia Católica se financia mediante las asignaciones que de forma libre y voluntaria hacemos muchos contribuyentes. No recibe “dinero público”, recibe nuestro dinero porque así lo queremos quienes rellenamos esa casilla. Ojalá pudiésemos hacer lo mismo con los sindicatos, porque a la hora de ayudar a los pobres, ahí está la Iglesia, pero a los sindicatos no les veo por ninguna parte. En la parroquia a la que acudo me encuentro pobres en las puertas todas las semanas. Nunca los he visto pidiendo en las puertas de la sede de ningún sindicato.

    En cuanto a que los sindicatos son necesarios, desde luego que lo son. Lo que eso no justifica es las enormes subvenciones que reciben algunos sindicatos, subvenciones millonarias que a menudo sirven para comprar su silencio por parte del gobierno de turno. Comprarlo, por supuesto, con nuestro dinero, pero sin que tengamos en este caso la oportunidad de negarnos. Hay sindicatos como la Unión Sindical Obrera (USO) que tienen un papel más crítico con el poder y que se autofinancian en mucha mayor proporción que UGT o CCOO. Desde luego, en los tiempos que corren es inmoral que las enormes maquinarias burocráticas de UGT y CCOO reciban mucho más dinero que organizaciones que ayudan a los hambrientos, como Cáritas, que se está viendo saturada por las peticiones de ayuda que viene recibiendo.

    En cuanto a este blog, me alegra que te guste leerme y agradezco tus palabras. Eso sí, entiende que es un blog personal y que en él expreso mis opiniones, así que no tendría mucha lógica publicar opiniones contrarias a las mías… Para eso ya hay otros blogs y ya están, precisamente, los comentarios de las entradas.

    Un saludo.

  9. Claro que los sindicatos son necesarios, pero que se mantengan con las subvenciones de sus afiliados, además de que UGT y CCOO cobran por cada parado nuevo, y quitan la comida a los hambrientos para irse de comilonas y hoteles de super lujo, mientras Cáritas sin un céntimo del Estado, da comer a TODOS LOS HAMBRIENTOS, a todos los que el dinero de los sindivcalistas podrian alimentar y mantener en sus puestos de trabajo, con los millones que se levan.

    http://www.libremercado.com/2011-04-22/ccoo-y-ugt-se-enriquecen-con-cada-trabajador-despedido-en-un-ere-1276421189/

    ¿Porque no esto?: http://www.libertaddigital.com/economia/los-sindicalistas-alemanes-ante-toxo-y-mendez-estamos-orgullosos-de-autofinanciarnos-1276413570/

    ¿En que otro país del mundo los sindicatos son subvencionados por el estado?

  10. Soraya

    Dos aclaraciones antes de seguir con el debate:

    1) Cáritas se financia principalmente con la casilla de fines sociales -e indudablemente con aportaciones privadas-, no con la casilla de la Iglesia Católica. Por supuesto, muy loable su labor, pero yo no veo correcto hablar de Cáritas y remarcar su aspecto confesional, porque yo no lo haría con otras organizaciones que igualmente ayudan y no están adscritas a ninguna confesión en particular. Creo que su labor es independiente de su ideología.

    2) Lo de los sindicatos alemanes es un poco demagógico teniendo en cuenta que en Alemania la afiliación es obligatoria para los trabajadores. Así, es fácil financiarse. Yo no quiero para España una afiliación obligatoria, me parece contraproducente; es como lo del voto obligatorio, no me convence aunque para gustos…

    Por otra parte, ni el Estado ni los sindicatos tienen el monopolio del empleo: el primero sólo puede crear empleo público -e incentivar levemente el privado- y los segundos no tienen ni ese poder, además de que no es funcion. Su función son los derechos laborales y la vida del trabajador dentro de su puesto de trabajo.

    Elentir tú hablas de la politización de los sindicatos, y obviamente puede ser un problema, aunque en ningún momento se ha establecido -ni legal ni constitucionalmente- que los sindicatos no puedan tener ideario político, ni tampoco se les prohíbe perseguir fines políticos (por ejemplo LAB es un sindicato nacionalista, así que hazte una idea de lo que defiende). Yo vería más conflicto en lo de la representatividad a nivel estatal y no tanto en su politización que, como ya he dicho, es acorde con el modelo sindical que tenemos. En mi opinión, las organizaciones sindicales no reciben tan alta suma de dinero comparado con la labor que desarrollan -que no olvidemos que afectan tanto a afiliados como a no afiliados- y comparado con lo que reciben otros sectores, por ejemplo, cualquier club deportivo o las fiestas taurinas.

    Por último, en torno a este tema, quiero decir que estoy segura de que la Iglesia no se financia sólo con la casilla correspondiente, sino que también recibe subvenciones del Estado. Como ahora mismo no dispongo de tiempo para traer las pruebas, lo dejo en el aire, quizás venga en alguno de los Acuerdos que mantienen la Iglesia y el Estado, y más probablemente en los Presupuestos Generales del Estado.

    Elentir, mis disculpas por mi mala redacción antes, no me refería a que tú debieras publicar distintas opiniones en tu blog, sino a los comentarios de las entradas a tu blog. Por desgracia he visto bastante censura por parte de Hazteoír y de sus blogs relacionados, entre los que te encuentras, aunque no sé si será tu caso, no me entiendas mal.

  11. Soraya, en los blogs de HO y en éste en particular hay políticas de moderación que excluyen el uso del insulto. Muchos de los que vienen aquí y también a HO a expresar opiniones discrepantes lo hacen, desgraciadamente, faltando al respeto. No veo, así pues, dónde está la “censura”. Censura es lo que hace el Estado, por ejemplo, al imponer una multa a un medio de comunicación por manifestar ideas que no coinciden con las del gobierno, como se hizo con Intereconomía. Si quieres ver lo que es impedir la discrepancia, vete al blog de Escolar, donde a cualquiera que discrepe del autor los fans de éste le machacan a votos negativos y le ocultan sus comentarios, cosa que no ocurre aquí ni en HO, afortunadamente.

    En cuanto a la Iglesia, insisto: recibe lo que libremente le damos los contribuyentes. Y sobre Cáritas, te contradigo: la labor que hace tiene directa relación con su inspiración religiosa -que no “ideología”-, que es la que mueve a la inmensa mayoría de los voluntarios de Cáritas. Muestra de ello es que ninguna ONG laica llega ni remotamente al volumen de las obras sociales de Cáritas, que dicho sea de paso, se nutren en buena medida del apoyo de las Diócesis y parroquias católicas. Comparar esto con lo que hacen los sindicatos, cobrando directamente del presupuesto cantidades multimillonarias, me parece fuera de lugar. En fin, te basta con preguntar a cualquier trabajador medio qué labor valora más, si la de Cáritas o la de los sindicatos.

    En cuanto a Alemania, no, la afiliación allí a los sindicatos no es obligatoria. Lo era en la Alemania del Este, con régimen comunista, pero no lo es en la Alemania actual. De hecho, allí los sindicatos registran una constante pérdida de afiliados.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.