Manipulando el lenguaje: así es como imponen la ideología progresista

‘Ultracatólicos’ y otras 4 trampas verbales que usan muchos medios para manipularte

Desde el auge de Internet, el periodismo está viviendo una crisis sin precedentes. Es una crisis de ventas y de condiciones laborales, pero ante todo una profunda crisis de credibilidad.

7 cosas que hemos aprendido (o que hemos confirmado) gracias al autobús de HazteOír
Es fácil ser ‘ultraderecha’ en una sociedad para cuyos medios nada es ‘ultraizquierda’

Esa crisis de credibilidad tiene que ver, en gran medida, con las servidumbres políticas de buena parte del periodismo. En España la amplia mayoría de los medios se alinean con el progresismo político en sus diversas franquicias (PSOE, PP, C’s y Podemos). Dejando a un lado las diferencias accidentales entre ellos, cualquiera que intente cuestionar el discurso progresista común de esos cuatro partidos (en temas como el aborto, la familia, la educación, la ideología de género o el intervencionismo estatal) se convierte en blanco de sus terminales periodísticos, como hemos visto esta semana con la campaña del autobús de HazteOir.org.

Es muy fácil reconocer las trampas que usan esos medios. Veamos algunos ejemplos:

1. Ultracatólicos en un mundo sin ultraateos ni ultramusulmanes

Una manipulación habitual en muchísimos medios en tildar de ultracatólicos a los católicos que se limitan a ser coherentes con la doctrina de la Iglesia. En los medios progres es algo habitual y hasta descarado, que se usa para estigmatizar a quienes sostienen planteamientos acordes con la doctrina católica, e incluso con cualquier fanático de otras iglesias cristianas aunque no fuese católico. Recordemos como en 2012 diversos medios tacharon de ultracatólico al terrorista masón y luterano Anders Breivik. Sin embargo, ningún medio habla de ultramusulmanes, ni siquiera para referirse a terroristas. A lo sumo, a los más extremistas se les llama fundamentalistas o islamistas. Es curioso observar como los seguidores más violentos y fanáticos del Islam reciben un tratamiento mucho más amable que los católicos que defienden su fe pacíficamente, a pesar de que no son precisamente católicos quienes están protagonizando diversos atentados terroristas por media Europa desde hace años. De igual forma, ningún medio ha llamado ultraateos a los fanáticos ateos que con cierta frecuencia atacan iglesias o a creyentes.

2. Existe la islamofobia, pero no la cristianofobia

Para muchos medios progresistas la mera crítica del Islam te convierte en un islamófobo. Es muy frecuente ver que, después de un atentado, algunos medios alertan contra la islamofobia. Sin embargo, en esos mismos medios es imposible encontrar el adjetivo cristianofóbico o el sustantivo cristianofobia ni siquiera para describir a quienes dirigen su odio y su violencia contra los católicos. Recordemos, a modo de ejemplo, los insultos y las amenazas contra los católicos durante la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid en 2011 con motivo de una convocatoria de la extrema izquierda. Los medios no hablaron de marcha cristianófoba, sino de marcha laica (ver por ejemplo El Mundo, El País, la Cadena SER, 20 Minutos y Público).

3. Hay homófobos, transfóbicos y LGTBfóbicos, pero no heterófobos

Cuestionar la ideología de género o las tesis del lobby LGTB te convierte, automáticamente, en homófobo, LGTBfóbico y transfóbico. Es lo que ha hecho multitud de medios esta semana para desprestigiar la mera afirmación de algo tan obvio como que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva. Sin embargo, cuando se trata de afirmaciones violentas dirigidas contra los heterosexuales, entonces la cosa cambia. El pasado mes de diciembre un grupo LGTB colgó una pancarta con el lema “Hetero muerto abono pa mi huerto” en la Universidad Complutense. Ni un solo medio tituló el hecho haciendo referencia a la heterofobia.

4. Hay ultraderechistas, ultraconservadores y ultraliberales, pero no ultraizquierdistas ni ultraprogresistas

Aunque es muy frecuente ver referencias a la ultraderecha, es muy difícil encontrar menciones a la ultraizquierda en los medios. Da la impresión de que consideran que ser de izquierdas es algo que te convierte en un moderado, aunque sostengas ideologías tan extremistas y antidemocráticas como el comunismo. De igual forma, es fácil ver a medios hablando de “ultraconservadores” e incluso de “ultraliberales”, pero ninguno habla de “ultraprogresistas”. Es una descarada forma de blanquear a una ideología frente a otra. De igual forma, por muy radicales que sean, ningún medio habla de “ultranacionalistas” para referirse a ningún grupo separatista de los que tenemos en España. Esa etiqueta siempre se reserva para políticos de ultraderecha extranjeros.

5. Hay machistas, pero no hembristas

La imposición del feminismo de género como una de las ideologías oficiales del Estado, aunque muchos españoles no estemos de acuerdo con ella, ha llevado a catalogar como machista a todo tipo de personas y cosas. En los medios se citan a menudo los homicidios de mujeres a manos de sus novios o maridos como terrorismo machista, aunque las causas del homicidio hayan sido el alcoholismo o transtornos mentales y no se trate de asesinatos perpetrados de forma organizada por una banda criminal para sembrar el terror entre las mujeres. Significativamente, es rarísimo ver a medios hablando de terrorismo separatista o terrorismo nacionalista para hablar de ETA, que sí es una banda terrorista que ha sembrado el terror de forma premeditada, perpetrando numerosos atentados en los que han sido asesinados más de 800 personas, niños incluidos. De igual forma, ni siquiera se usa la palabra hembrista para calificar a las feministas más radicales, aunque pretendan cosas tan bestias como meter a todos los hombres en campos de concentración.

Espero que estas pistas os resulten útiles para comprobar cuando algunos medios manipulan el lenguaje, aplicando una doble vara de medir a situaciones similares. Lamentablemente, podéis comprobar que estas mismas trampas se dan incluso en medios que la mayoría considera de derechas, ya sea de forma intencionada o por seguir la corriente dominante.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Creo que lo suyo no es “cristianofobia”, sino “misocristinismo”, es decir, odio al cristianismo, aunque haya que inventar un neologismo.

  2. Sharovarov

    “Lamentablemente, podéis comprobar que estas mismas trampas se dan incluso en medios que la mayoría considera de derechas (…)”. Magnífico final para la entrada. De hecho, el otro día, en la versión digital del periódico de Marhuenda y Marhuendo se decía que HazteOír era una “asociación ultracatólica”. Conque anoche Marhuenda y Marhuendo acusó de “frikis” a los de HazteOír…¿pero se puede ser mayor friki que él, que se considera católico y de derechas a la vez que le lame el culo al PP?

  3. Luis Carlos. Exacto.

  4. Elentir. Esto harto, harto, harto, y mas harto de que en España ataquen constantemente a la iglesia CATOLICA cuando en realidad están atacando a 2400 millones de cristianos. Es el único país del mundo con raíces cristianas (católicas mayoría) en donde una colección increíble de la sociedad manipulado por politicos y medios dictatoriales se pasan el tiempo atacando, incluso fisicamente a la iglesia. Y lo trágico es que va en aumento constante. ¿Dónde demonios esta la silenciosa mayoría? ¡No lo entiendo!

  5. Sharovarov

    Se les podría haber puesto tranquilamente a algunos cepos el logotipo de El País, a otros el de La Razón, a otros el de El Mundo…

  6. Nicole

    La banda terrorista ETA es también comunista, de ultra izquierda.
    Ese blog siempre dice la verdad, condición sine qua non para ser libre.

  7. Luis

    Yo vote a C’s pensando que iba cambiarlo pero todo cambio cuando una diputada de C’s dijo es lo mismo que una mujer mate a un hombre que un hombre mate a mujer , tubo que pedir perdon Albert ribera a decir algo coherente. Shhhh

  8. salvador layseca

    De ahí la urgencia de medios de comunicación honestos, que clarifiquen y hablen siempre con la verdad así se caiga el cielo.
    Por eso es urgente iniciar una campaña para buscar mecenas, fondos, recursos y posicionar no buenos, excelentes medios informativos electrónicos por todos los medios actuales y futuros, face, instagram, webs etc.
    También creo que es bueno que se funde un centro nacional o internacional de medios de comunicación veraces desde donde se coordine, apoye y difunda todo el esfuerzo de decenas de medios pequeños, medianos y grandes, unirse para crecer y crecer para servir.
    Ah, también es urgente invitar plumas talentosas que aporten en bioética, moral, sociologia, familia,doctrina, eclesiología etc., hay tanto por hacer para defendernos nosotros, defender a nuestras familias y a nuestros países…
    Un abrazo, hasta pronto.
    Hasta pronto

  9. ARC

    Muy buena entrada mostrando que los prefijos y los sufijos de moda (ultra, fóbico…) solo tienen utilidad para unos y no existen para otros a los que, sorprendentemente les cuadran bastante más.

  10. Basfi

    Son tergiversaciones lingüísticas de diseño. Las utilizan sistemáticamente para crear crear un marco de debate aislado de la realidad.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.