El PSOE vuelve a las andadas con una consigna que puso en marcha desde 2004

Sánchez recupera un método de Zapatero para silenciar toda oposición: pues no nos va a callar

Hoy Pedro Sánchez ha sido investido presidente del Gobierno con los votos del PSOE y de la extrema izquierda y gracias a la abstención de proetarras y golpistas: un cuadro realmente patético.

El PSOE confirma el referéndum pactado con ERC: una traición a España y a la Constitución
Sánchez, en plan dictador: «soy presidente del Gobierno y yo haré lo que quiera en la cámara»

Un gobierno débil y que será chantajeado por ultraizquierda y separatistas

De momento, además de la estafa que ha cometido contra sus propios votantes (“yo no voy a permitir que la gobernabilidad de España dependa de partidos independentistas como ERC”, dijo Sánchez, antes de negociar su investidura con el presidente de ERC, el delincuente Oriol Junqueras, actualmente en prisión), el dirigiente del PSOE ha batido el récord de ser el presidente investido con menos ventaja en todos los años que llevamos de democracia. Lo que le queda por delante va a ser cualquier cosa menos un camino de rosas: si algo se puede decir de este ejecutivo es que va a ser un gobierno débil y sometido al constante chantaje de sus socios radicales, y lo que es peor, que está dispuesto a ceder ante ese chantaje.

Ya no estamos en 2004: ahora hay una derecha sin complejos en el Parlamento

A eso hay que unir otro hecho: somos muchos los españoles que no nos vamos a quedar cruzados de brazos viendo como este individuo sin escrúpulos desguaza España y la Constitución. Esta vez no ocurrirá como en 2004, cuando tuvo que ser la sociedad civil la que llevase la iniciativa de la rebelión cívica ante la inacción de una oposición parlamentaria -la del Partido Popular- que estaba noqueado y desalentado. Ahora tenemos a una derecha firme y sin complejos, Vox, con 52 diputados, y que ya ha convocado movilizaciones para el próximo domingo. Los tiempos de esperar sentados y calladitos a que los socialistas y sus aliados destrocen España se han acabado.

Sánchez recupera el mantra de Zapatero para callar a la oposición: la ‘crispación’

Consciente de ello, hoy Sánchez ha pedido abandonar la “atmósfera de crispación”. La palabreja me ha hecho gracia, porque ayer mismo les decía a mis padres que esa palabra -crispación- no tardaría en aparecer en cuanto Sánchez fuese investido. Ese mantra de la “crispación” fue usado repetidamente por el gobierno socialista de Zapatero para callar a la oposición, tanto a la política, como a la mediática y a la cívica. El PSOE pretendió entonces demonizar a quienes nos oponíamos a sus caprichos presentándonos como unas malas personas que querían poner de mala leche a los españoles. Todos los medios afines al PSOE repitieron aquella consigna como loros durante años, lanzándola contra la oposición parlamentaria, contra los medios críticos, contra la Iglesia e incluso contra las víctimas del terrorismo por no callarse ante la negociación política iniciada por el PSOE con la banda terrorista ETA.

El cinismo de la izquierda que en 2004 cercó las sedes del PP en una jornada de reflexión

Quienes lanzaron esa consigna eran la misma izquierda política y mediática que en marzo de 2004 lanzó una brutal campaña de agitación para utilizar políticamente unos atentados terroristas, los del 11-M, a fin de catapultar al PSOE hacia el poder. Una campaña de agitación que incluyó actos de acoso y agresiones a sedes y a militantes del PP en plena jornada de reflexión, alcanzando el propósito deseado: un vuelco electoral. Cuando en 2011 el PSOE perdió las elecciones y tuvo que abandonar el poder, la extrema izquierda amenazó entonces con “quemar las calles”, y no tardaron en cumplir su amenaza, desatando la violencia en las calles. Fue entonces cuando el que ahora se perfila como vicepresidente del Gobierno, el comunista Pablo Iglesias, dijo que le emocionaba ver a encapuchados pateando a un policía.

Si a Sánchez le crispa que no nos quedemos de brazos cruzados viéndole destrozar España, que se tome una tila

Ciertamente, somos muchos los españoles que tenemos motivos para sentirnos indignados por los pactos infames suscritos por el PSOE con la extrema izquierda y con los separatistas de ERC, con el único fin de conseguir que Pedro Sánchez siga disfrutando de las comodidades del Palacio de La Moncloa. Quienes tienen motivos para estar crispados ahora mismo son él y el resto de la cúpula del PSOE, cuya falta de escrúpulos le ha hecho acumular una serie de deudas a hipotecas que no va a poder pagar, porque para ello tendría que saltarse la Constitución y millones de españoles no se lo vamos a permitir. A diferencia de la izquierda, la oposición de este gobierno va a ser como fue la rebelión cívica contra Zapatero, en la que no se rompió ni una papelera, en la que ningún policía fue agredido y en la que no fueron incendiados contenedores ni cortadas carreteras, como sí han hecho la extrema izquierda y los separatistas. Ningún aprendiz de tirano nos va a callar por mucho que lo intente: vamos a defender España y la Constitución y lo haremos como demócratas que somos. Y si eso crispa a Sánchez y a sus secuaces, que se tomen una tila.

Foto: Efe.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Estoy realmente preocupado. No se trata de más años de vacas flacas, sino de la amenaza de un golpe tan duro para España como la crisis del 98. En condiciones normales nadie apostaría como un trepa, un amateur y recién llegado como Falconetti frente a la Corona, que cuenta con la lealtad de profesionales y veteranos del Juego de Tronos. Falconetti es peligroso porque es el ahijado de Soros, y grupos poderosos buscan la independencia de Cataluña para convertirlo en su satélite.

    Quizás tengamos una esperanza en que Trump es un “patriota-soberanista”, es decir, se opone a las élites con sus planes globalistas.

    Y encima Marruecos que quiere hacer explotaciones mineras en aguas territoriales de las islas Canarias. ¿se atreverán a una segunda marcha verde?

    La plataforma elecciones transparentes tras terminar su propio recuento piensa presentar una denuncia formal por lo que parece ser un descarado pucherazo, sin un verdadero recuento manual, sino simplemente dar por bueno lo que dijera Indra. ¿No es posible cuando sabemos que el PSOE se recuperó demasiado rápido tras perder Andalucía, su principal cantera de votos?

    ¿Y si nuestros enemigos preparan otro 11-M en caso de que gane la derecha? ¿El PP está dispuesto a gobernar con Vox o le van a clavar un puñal por la espalda?

  2. Manuel Ros Amo

    Todo se ha consumado y ha sido vergonzoso . . . hasta para el que ha ganado

  3. Miguel Angel

    No temo las deudas que ha firmado el Sr Sánchez, lo que me preocupa es que él no las pagará, las pagaremos todos los españoles.

  4. Blanca

    Hoy presenta en el juzgado de Plaza de Castilla su denuncia Elecciones Transparentes. Esperemos que se la admitan a trámite, como le admitieron la relativa a las elecciones de Abril.

  5. Pedro Sánchez ha demostrado ser un político astuto y sin escrúpulos, para quién EL FIN (conseguir el poder y mantenerse en el) JUSTIFICA LOS MEDIOS (estafar y mentir descaradamente a sus electores)… Ahora que ya tiene la deseada Presidencia del Gobierno, para poder dormir tranquilo, también sería deseable que de nuevo engañe y estafe a los socios de su investidura (comunistas separatistas y etarras) y se asocie con los constitucionalistas para conseguir aprobar los presupuestos y gobernar más tranquilo, por más tiempo y sin insomnios… (Esa sería la jugada maestra del “Sanchismo”… Aunque desafortunadamente dudo que lo haga)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.