El Ministerio oculta datos con el fin de fomentar una nueva lucha de clases

Banderas rojas y puños en alto: el Ministerio de Irene Montero usa la estética comunista

Uno de los denominadores comunes de los movimientos totalitarios es su afán por imponer sus símbolos partidistas a todo el pueblo. Esto ya lo hicieron el comunismo y el nacional-socialismo.

La confirmación de que la izquierda nos ofrece comunismo vestido de feminismo
La ministra de Igualdad de Sánchez reivindicó a dos socialistas que rechazaron el voto femenino

Banderas rojas y puños en alto en un cartel del Ministerio de Igualdad

La entrada de la extrema izquierda en el Gobierno de España se ha notado hoy, estéticamente hablando, en una publicación del Ministerio de Igualdad, la nueva cartera ministerial creada para dar cabida en el ejecutivo a la dirigente de Podemos Irene Montero:

Lo que más llama la atención del tuiteo, además de los datos sesgados que publica, es el cartel que adjunta (se puede descargar aquí). Y más concretamente, la imagen que encabeza el cartel, con varias mujeres puño en alto y con banderas rojas:

La ministra aún se declaraba comunista en 2017

La clara estética comunista de la imagen ha provocado las críticas de algunos tuiteros: “Esta es la cuenta oficial de un ministerio o es la cuenta oficial del partido comunista de Podemos?”, pregunta @pinzotee, a lo que @LaDerecha8 contesta: “En teoría es la cuenta oficial de un Ministerio, pero parece ser que es la oficial del Partido Comunista de Podemos”. Cabría preguntar si en próximos carteles del Ministerio de Irene Montero veremos los clásicos retratos de Marx, Engels, Lenin y Stalin que caracterizaban a la parafernalia de la cartelería soviética. Hay que recordar que la ministra militó en la Juventud Comunista y aún en 2017 seguía declarándose comunista.

Los datos que oculta Montero en su afán de provocar una nueva lucha de clases

Por otra parte, el cartel abunda en el mito de la “brecha de género”. Para ello, el cartel acude a los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial de 2017, publicada el 21 de junio de 2019, comparando los ingresos medios de hombres y mujeres, unos datos que no reflejan lo que cobran las personas de ambos sexos por hacer los mismos trabajos, pero que la izquierda se empeña en manipular como si así fuese. Lo que el Ministerio de Igualdad olvida decir es que según datos del INE, los hombres hacen más del doble de horas extras que las mujeres (4.027.300 horas de los hombres frente a 1.993.100 de las mujeres en el 2º trimestre de 2019) y hay muchas más mujeres que hombres que eligen trabajos a tiempo parcial (más de 2 millones de mujeres frente a 762.000 hombres en el 4º trimestre de 2019), lo que también repercute en los salarios medios.

Además, la siniestralidad laboral es mucho mayor entre los hombres: según datos del Ministerio de Trabajo, en 2017 murieron 461 hombres y 35 mujeres en accidentes laborales. Así mismo, los accidentes laborales que provocaron una baja fueron 339.599 entre los hombres y 149.466 entre las mujeres. Si el Ministerio de Irene Montero oculta estos datos es, claramente, para seguir fomentando la idea de que los hombres oprimen y discriminan a las mujeres, una lucha de sexos que se empeña en provocar la izquierda para sustituir a su fracasada lucha de clases. Tanto una como otra tienen el mismo fin: sacar provecho político de un enfrentamiento social, porque una sociedad dividida por el odio, el rencor, la envidia y la demagogia es el único escenario en el que los charlatanes comunistas tienen alguna oportunidad de que la gente les haga caso.

Foto principal: La Moncloa.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis A. Recinos

    Frase clave Elentir, “sacar provecho político de un enfretamiento social.” Esto es lo que Agustín Laje (El libro negro de la nueva izquierda, 2016, pp.44-45) identifica como “hegemonía”. Según su análisis, “de lo que se trata es de lograr una hegemonía socialista que aglutine todos los elementos de conflargración social posible.” Y si no hay conflictos a la vista, entonces hay que crearlos: “estamos ya no frente a una propuesta sino frente a una clara estrategia en marcha.”

  2. Luna

    Pero son comunistas de carnaval, no saben que el saludo con el puño no se hace extendiendo el brazo. Es una muestra más de esa izquierda que pretende ser retrógrada sin que se note, o que no tiene un presente que mostrar ni un futuro para proponer, así que sólo queda montar la parafernalia -esperando que nadie advierta estos fallos garrafales- y seguir al pastor de la manada porque ése sí que sabrá.

    Mi consejo particular es que como el saludo con el puño viene a significar “voy a arrear una leche”, el otro brazo también debe estar un poco preparado porque “donde las dan, las toman””, no puede andar colgando como un adorno si se ha de parar un golpe. Pero quede entre nosotros porque se supone que es un saludo elegante y comprometido, que quien desea salud no arrea. (Incongruencias que tiene el comunismo, ya se sabe).

  3. José

    Esto es indignante. No obstante esta banda ya ha provocado que tengamos encima una crisis económica que va a ser apocalíptica. Las noticias de empresas que cierran o se van de España y de los despidos de miles de trabajadores se han convertido en un goteo constante. Si no paramos esto, en diciembre volveremos a los 5 millones de parados. ¿Será ese el momento de la reacción de los españoles?.. Esto va a ser dramático.

  4. Luna

    José, no reaccionamos cuando Pedro Sánchez plagió la promesa incumplida de “800.000 puestos de trabajo” de Felipe González ¿y lo vamos a hacer ahora? Seguro que no lo haremos ni cuando llegue un Manolo García al PSOE y repita el engaño. Sería perder el tiempo recordar lo del “insomnio” y cómo se pasó en dos noches. A veces pienso que necesitamos que nos mientan, que vivimos de la fantasía porque la cruda realidad nos hace daño. Hemos ido creando una costra en la piel y un mirar para otro lado porque todo esto nos parece inevitable, como si fuera lo único posible…

    ¿”hemos” o “nos han”?, Creo que todo esto es el resultado de una precisa maquinaria de ingeniería social, ni es la condición humana, ni es el azar ni es por nuestra idiosincrasia nacional.

  5. DAVID AGM

    Buscando el conflicto

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.