La izquierda exhibe en este debate las mismas trampas que usó con el aborto

Eutanasia: siete razones contra las falacias que usa la izquierda para devaluar la vida humana

La izquierda tiene una alarmante propensión a fomentar la muerte de aquellos seres humanos que considera descartables, que son precisamente los más vulnerables.

Eutanasia en España: los socialistas retoman la senda iniciada por los nacional-socialistas
Eutanasia: un testimonio que no verás en La Sexta sobre el efecto de devaluar la vida

Ayer el Congreso de los Diputados aprobó continuar con la tramitación parlamentaria del infame proyecto de ley de eutanasia presentada por el PSOE. Durante el debate parlamentario se escucharon mentiras y falacias que se habían pronunciado en relación con el aborto. Tomando como referencia la crónica publicada por Actuall, procedo a contestar algunas de esas falacias.

Más eutanasia, menos cuidados paliativos

1. La eutanasia no tiene nada que ver con los cuidados paliativos (PSOE, PNV). Es una de las mentiras más gordas que se escucharon en el debate de ayer. Los hechos demuestran lo contrario. En Países Bajos, la legalización de la eutanasia llevó a descuidar la Medicina paliativa. En el Reino Unido, a los niños Charlie Gard y Alfie Evans se les aplicó la eutanasia contra la voluntad de sus padres, que reclamaban poder dar a sus hijos tratamientos para salvar sus vidas. La consecuencia lógica de devaluar legalmente la vida humana es mermar los cuidados paliativos de aquellos que padecen enfermedades incurables o en el caso de los pacientes terminales. La eutanasia provoca que invertir en esos cuidados sea considerado un desperdicio: es mucho más barato matar. Devaluar la vida humana conduce a eso.

Quieren imponernos la cultura de la muerte

2. Oponerse a la eutanasia es imponer tus creencias y tu moral a los demás (PSOE, PDCat). Esta falacia se ha utilizado muchísimas veces para justificar la legalización del aborto. Obvia decir que es una afirmación cargada de cinismo, pues la hacen quienes imponen sus ideas a toda la sociedad con el fin de devaluar la vida humana para así justificar su eliminación. Primero utilizaron esa falacia para desproteger la vida humana en sus inicios, y ahora quieren desproteger la vida humana en su final en virtud de una ideología materialista que considera descartables a ciertos seres humanos (ancianos, enfermos, discapacitados…).

Por supuesto, toda ley está fundamentada por las ideas de quienes la promueven, así que en cierto modo toda ley implica imponer ideas. Esas ideas pueden ser acertadas o erróneas, y tener efectos beneficiosos o desastrosos. El colmo de la cara dura es que acusen a otros de imponer ideas buenas y beneficiosas (la cultura de la vida) quienes imponen ideas aberrantes y perjudiciales (la cultura de la muerte).

Consideran que ciertas vidas no son dignas de ser vividas

3. Asegurar una vida digna es asegurar una muerte digna (ERC). Esta afirmación también está cargada de cinismo, porque los promotores de la legalización de la eutanasia consideran que hay vidas que no son dignas de ser vividas por determinadas circunstancias: edad, estado de salud, discapacidad… Como demuestra la experiencia vivida en otros países, la legalización de la eutanasia conduce a la sociedad a menospreciar la vida de ciertas personas. Llamar “muerte digna” a deshacerse de esas vidas no es más que un monstruoso maquillaje del descarte de seres humanos por motivos como los indicados.

¿Devaluar la vida humana es promover la libertad y la dignidad?

4. La eutanasia es libertad y dignidad (ERC, Cs, Más País). También lo dijeron del aborto, como si al niño abortado le diesen opción de elegir. La realidad nos muestra algo muy distinto: en Bélgica y Holanda, los médicos han aplicado la eutanasia a centenares de pacientes sin su consentimiento. En el Reino Unido incluso se la han aplicado a niños como Charlie Gard y Alfie Evans contra la voluntad de sus padres. Recordemos que los pioneros en la promoción de la eutanasia fueron los nazis: ¿acaso ellos pensaban en la libertad y la dignidad de las víctimas?

De la eutanasia a la promoción del suicidio

5. La eutanasia se justifica por la autodeterminación personal (ERC). No deja de ser curioso que este argumento lo use un partido político que apoya la imposición del catalán en las escuelas y las multas lingüísticas a quienes rotulan sus comercios en español en Cataluña. Es decir, que ERC considera que tienes derecho a matarte, pero no a elegir la lengua de los rótulos de tu negocio. Curiosa idea de la “autodeterminación personal” la que tiene ese partido de extrema izquierda…

El caso es que la falacia usada por ERC parece más pensada para promover el suicidio que la eutanasia, un caso extremo de devaluación de la vida. ERC ya no se conforma con que pueda descartarse a ancianos, enfermos y discapacitados, algo ya monstruoso, sino que además parece querer normalizar el suicidio, un problema de salud mental, convirtiéndolo en un derecho. ¿Qué será lo siguiente en esta carrera por promover la sinrazón en nuestra sociedad? ¿Legalizar el canibalismo consentido? Si se impone la idea de ERC y alguien intenta curar o salvar a un suicida que sólo haya conseguido herirse, podría ser castigado por atentar contra un “derecho”. ¿Se han parado a pensarlo, o lo único que les preocupa es parecer los más progres?

Confunden matar con acabar con el sufrimiento

6. La eutanasia es terminar con tu sufrimiento (Cs). Como en otras cosas, Ciudadanos se ha sumado a las peores falacias de la izquierda. Con esa afirmación volvemos al comienzo: para acabar con el sufrimiento están los cuidados paliativos: no hace falta matar al paciente para eso. Pero además, la afirmación de Cs abriría otra caja de Pandora más en España. El año pasado ya hubo un debate sobre el suicidio de una adolescente holandesa de 17 años que tenía depresión. Algunos utilizaron el caso para reclamar la legalización de la eutanasia incluso para niños y por motivos psicológicos. A este paso, no sólo vamos a retroceder en cuidados paliativos, sino también en el tratamiento de los trastornos mentales. Ofrecer la muerte como una opción a quienes tienen problemas psicológicos es una enorme barbaridad. Algunos parecen querer “arreglarlo” todo con la muerte, sin preocuparse de los efectos que tiene devaluar la vida humana a nivel social, ético y jurídico.

¿Toda idea nueva es la correcta?

7. Rechazar la eutanasia es propio de retrógrados (BNG). Dejo para el final uno de los argumentos más utilizados por la izquierda para zanjar todo debate, esquivando cualquier argumento racional y serio. En lógica, ese falso argumento se conoce como falacia ad novitatem, y consiste en afirmar que toda idea nueva es la correcta. Si nos fiamos de esa falacia, en 1933 los “retrógrados” eran los que rechazaban el nazismo, una ideología muy reciente, frente a quienes defendían la democracia liberal, que es más vieja que la dictadura nazi. Si dentro de unos meses alguien pide legalizar el canibalismo consentido, ¿el BNG lo defenderá por ser una idea novedosa?

Un debate que afecta a la vida humana, y que amenaza a los más vulnerables, se merece argumentos más serios que los utilizados por los partidarios de legalizar la eutanasia. Lamentablemente, la izquierda sigue sumida en la misma frivolidad, simpleza y mendacidad que viene exhibiendo en el debate sobre el aborto. Y eso debería animarnos a pensar cómo hemos podido dejar que nos impongan leyes tan aberrantes utilizando argumentos tan penosos. Es la demostración de que no se mueven por criterios de razón, sino por la mentira, la manipulación y la demagogia.

Foto: Rido / Dreamstime.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Paula F.J.

    Vergonzoso lo que hacen para poner a algunas vidas como “indignas”.
    Y sé que lo que voy a decir no viene al caso, pero hoy se cumplen 19 años de los atentados del 11 de septiembre donde murieron casi 3000 personas. Recemos por sus almas.
    Y también rezo para que los independentistas no reclamen falsos derechos y lamenten los hechos yihadistas.

  2. wladimir

    Este es tipo de argumentos…

    Que el Socialismo-Progre defiende…..asi como otras ideas en la misma linea: lo politicamente correcto, la Ideologia del Genero,el aborto libre,uso de la Mariguana,la Familia Moderna,Sociedades de mente abierta, pensamiento critico,los derechos del menor y el control del estado sobre los menores,la defensa de las minorias,etc….

    y por supuesto esto…segun ellos el libre “derecho” de la Eutanasia…una muestra mas de la cultura de la muerte….promovida por estos sujetos y sus amigos de la ONU y el izquierdismo global…

  3. Pepe Lozano

    Totalmente de acuerdo, pero el señor Casado, líder conservador de la oposición actual, dice que no le interesa el debate cultural ni de las ideas. La ausencia de esa lucha ideológica hace que el ciudadano esté adormecido ante la imposición de la izquierda. A estas alturas hay quien todavía no se cree que votar en la urna tenga estos efectos nocivos.

  4. Luna

    En España se abolió la pena de muerte, considerando que ni el peor de los criminales, ni el más despiadado de los terroristas la merecían. Luego se recobró con la falta de consideración hacia los hijos que aún no hubieran nacido, quienes sí parecían merecerla. Ahora se refuerza con la eutanasia, quedando los enfermos, ancianos y deprimidos como indignos de vivir. A esto llaman “muerte digna”.

    ¿”Digna” la muerte e “indigna ” la vida? Ya me dirán por qué. La muerte nos iguala a todos, podrá decirse que dignifica a quien alcance en un acto heroico -como un salvamento abnegado- no a quien se administre como renuncia a otros tratamientos. Lo que podemos dignificar son nuestras vidas, y en esto ha de colaborar también el poder legislativo como parte integrante del bien común.

    Por supuesto que se está intentando comenzar por una pretendida compasión hacia unos casos determinados para luego ir ensanchando “supuestos” y llegar a una permisión casi total, como hicieron con la ley del aborto. De esto no nos cabe ninguna duda. Y por supuesto, se cuida mucho el Gobierno de que haya la necesaria “confidencialidad” como para que no pueda saberse cuándo no se haya dado este consentimiento expreso para aplicar la “solución final”, si las circunstancias en que se “administró” eran o no las requeridas. Pero es que en el caso de que no sea así, pese a las leyes que promulguen, el Estado entero es criminal. Demasiado se cuidan de que esto no se pueda enjuiciar.

    Y la eutanasia NO es un derecho por un motivo muy sencillo: Conculca una fuente de derecho tan importante como es la vida misma, al terminar con ella. ¿Os habéis fijado en que todos nuestros derechos emanan al fin y al cabo del hecho troncal de la vida y las consideraciones que de ella emanan?

    A partir de ahora tendría defensa el mayor de los asesinos, si hacemos abstracción podremos inferir que tuvo una especial consideración hacia su víctima, que le otorgó un derecho a morir en contemplación del móvil del crimen, que le estaba dotando de una dignidad mayor al matarle.

    Necesitamos verdugos, espero que pronto se convoquen oposiciones para cubrir las plazas que esta nueva ley generará. No puede ejecutar la eutanasia un médico como ellos pretenden, porque dar muerte es un acto contrario a su cometido, al Código deontológico y vocación del profesional. Ellos no están para matar sino para curar.

  5. Jandro

    Buena exposición.

    Por cierto, extraordinaria la intervención de María Ruiz Solás en la réplica a la ley de eutanasia. Es especialmente importante subrayar cómo se debe enfocar la ayuda a las personas en esas situaciones no corriendo a poner fin a su vida por una voluntad terriblemente condicionada, sino ayudándoles a recuperar su deseo de seguir viviendo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.