El oscuro pasado del PSOE que Pedro Sánchez se empeña en esconder

Dirige un partido implicado en crímenes de guerra y nunca recuerda a sus víctimas

La izquierda española suele presumir de “memoria histórica”, pero sufre una amnesia atroz en lo que respecta a los episodios más oscuros de su pasado.

Los 50 niños asesinados a los que Sánchez no recuerda y su relación con las 13 Rosas
Margarita Nelken: los crímenes de una diputada del PSOE que tiene calles dedicadas a su nombre

La implicación de partidos de izquierda en dos golpes de Estado

Todas las formaciones de centro-derecha que hay en las Cortes Españolas son de reciente creación. La más antigua es el Partido Popular, fundado en 1989, y el más joven es Vox, que hizo su aparición en 2014. Por el contrario, en el Congreso hay diputados de izquierdas que pertenecen a partidos mucho más antiguos y que estuvieron implicados en la Guerra Civil Española y también en los hechos violentos anteriores a ésta y que contribuyeron a desencadenarla. El más antiguo es el PSOE, fundado en 1879. También está el Partido Comunista de España (PCE), fundado en 1921, y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), fundada en 1931.

Para empezar, y por si alguien lo ha olvidado, tanto el PSOE como ERC estuvieron directamente implicados, como promotores, en dos golpes de Estado durante la Segunda República, ambos cometidos en octubre de 1934 y que se saldaron con más de 300 muertos en Asturias y 107 muertos en Cataluña. Lejos de avergonzarse de ello, la izquierda tiene la desfachatez de dedicar monumentos y calles a cabecillas de aquellos golpes, como Lluís Companys, Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero. Es tan grotesco como si se dedicasen calles a los cabecillas del 23-F, con la gran diferencia de que éstos no mataron a nadie.

Los crímenes de esos partidos de izquierda en la Guerra Civil

Otro hecho que se suele pasar por alto es que el PSOE, el PCE y ERC estuvieron implicados en crímenes de guerra durante la Guerra Civil Española. Bajo el mandato de Companys, líder de ERC, durante la Guerra Civil fueron asesinadas en Cataluña más de 8.000 personas por motivos políticos, entre ellas 4 obispos, 1.536 sacerdotes (el 30% del clero catalán) y miles de seglares por el simple hecho de ser católicos. Estas purgas al más puro estilo estalinista incluyeron el asesinato de 90 miembros de ERC que eran molestos para Companys, al más puro estilo de lo ocurrido en la “noche de los cuchillos largos” en la Alemania nazi.

En el caso del PSOE, bajo el mandato del socialista Largo Caballero como presidente del Consejo de Ministros de la República se perpetró la masacre de Paracuellos, con unas 5.000 personas asesinadas, entre ellas 50 niños. El año pasado ya abordé aquí la responsabilidad de Largo Caballero sobre esa masacre, alimentada por sus constantes llamamientos a la violencia durante la Segunda República y que fue perpetrada por un órgano delegado del gobierno que él presidía. A eso hay que añadir otras acciones criminales en las que miembros del PSOE estuvieron implicados en la retaguardia. Ya hablé aquí de la chekista Margarita Nelken, que fue diputada del PSOE y que hoy tiene calles dedicadas a su memoria en 20 localidades españolas. Recordemos, además, que de las 345 chekas de Madrid, 49 estaban controladas por los socialistas. Eran sitios donde a menudo se torturaba y asesinaba a personas detenidas por motivos políticos.

Pedro Sánchez esconde a las víctimas de esos crímenes

Recuerdo todo esto porque ayer Pedro Sánchez recordó a las “13 rosas”, un grupo de mujeres socialistas -la mayoría de ellas eran miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU)- ejecutadas por la dictadura franquista en agosto de 1939. Sánchez afirmó: “Las mataron por defender la democracia, por luchar por la libertad y la justicia social”. Ya expliqué aquí el año pasado que las JSU no defendían la democracia ni la libertad, sino una dictadura socialista al estilo de la URSS. Esa organización, además, estuvo implicada en la masacre de Paracuellos, cuyo máximo responsable fue Santiago Carrillo, secretario general de las JSU entre 1936 y 1947 y más tarde secretario general del PCE.

El caso es que mientras hace eso, Sánchez nunca dedica ni un tuiteo ni mensaje institucional alguno a los asesinados por la izquierda antes de la guerra y durante ella. Tanto en su función de dirigente del PSOE como en su papel de presidente de gobierno, actúa como si esas víctimas no existiesen y como si sus verdugos fuesen grandes demócratas (recordemos que en marzo un diputado del PSOE incluyó a Carrillo entre los “luchadores por la libertad”, a pesar de haber dedicado gran parte de su vida a defender a un movimiento totalitario, antidemocrático y genocida como es el comunismo).

La estafa de la «memoria histórica» del PSOE

En el fondo, es como si Sánchez y su partido estuviesen empeñados en seguir alimentando el odio que desencadenó aquellas atrocidades cometidas por el PSOE, atrocidades sobre las que nunca han pedido perdón y a cuyas víctimas humillan cada vez que blanquean y ensalzan a los responsables de esos crímenes de guerra y de lesa humanidad. Teniendo en cuenta esto, obvia decir que eso que el PSOE llama “memoria histórica” y “memoria democrática” no es más que una estafa y un intento indecente de echar tierra sobre los crímenes de ese partido y del resto de la izquierda. Y ante ese propósito y mientras exista esa web, Contando Estrelas no dejará de recordar esos crímenes.

Foto original: Efe.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Carlos

    Lo triste es que, todo eso, lo han hecho y lo hacen con la connivencia del PP.
    Sólo nos queda VOX…! 🇪🇦

  2. Luis Carlos

    Según algunos, presuntamente, porque cuando alguien lanza acusaciones tan serias hay que decir presuntamente, para cuando termine las vacaciones la situación de la epidemia se pondrá muchísimo peor, y el gobierno reclamará mayor poder de control, por lo que a efectos prácticos nos convertiremos en una dictadura. Me cuesta creer que la Casa Real permita algo así. En EE.UU. y Europa ya le tienen calado, y le han dicho que nada de fondos europeos hasta que se convoque nuevas elecciones. Supongo que habrá que llamar a observadores internacionales porque hay sospechas de posible intento de fraude electoral (otra vez).

    La izquierda dando lecciones de tolerancia y convivencia como si la derecha fuera la única que tuviera que sentirse culpable pero los otros nada de lo que arrepentirse o avergonzarse. Nos recuerdan la inquisición para que no vuelva a ocurrir, pero bien olvidado el horror de las torturas en las chekas, o como mártires españoles tuvieron a manos de los milicianos muertes tan espantosas propias del guion de una película de terror.

  3. Ginés Ladrón de Guevara

    Decir que el PP es un partido de centro derecha me parece una broma amarga, cuando Mariano Rajoy dijo que son “de centro reformista” y Pablo Casado afirma que “representan a la socialdemocracia tradicional mejor que el PSOE”.

    El PP es un partido de centro izquierda, SOCIALISTA como la copa de un pino. El PP es lo que debería ser el PSOE, si no tuviéramos los socialistas más psicóticos, radicales e intolerantes del planeta.

    Por otra parte, el PSOE, que no es más que una organización criminal de traficantes de drogas, influencias y personas, bajo el aspecto de partido político, estuvo implicado en varios golpes de estado.

    El PSOE participó en el golpe de estado contra la monarquía en 1931 y en los golpes de estado contra la Segunda República en octubre de 1934, febrero de 1936 (el que tuvo éxito) y marzo de 1939.

  4. ♑Felipe

    Desde mi punto de vista, este deleznable,abyecto y vil sujeto,al que también se puede llamar asesino (alguien que oculta miles de muertos de una triste pandemia,que son consecuencia de su ineptitud)no merece ni el pan que come.Y no es extraño que tape los crímenes de su partido, espero que la historia lo trate como merece, el presidente Sanchez Míster Muerte.

  5. Luna

    Lo que el PSOE ha hecho con la mal llamada ley de memoria Histórica se contaría en romances con la frase de dar “a moro muerto gran lanzada”. Jamás (y digo jamás)movió nadie del PSOE un solo dedo en la también mal llamada lucha antifranquista, ni siquiera años después, hasta que llegaron al poder vaya usted a saber cómo. Y esto es tanto así que hasta los noventa había en España una muy buena opinión de Don Francisco Franco en la cabeza de muchos españoles.

    Lo demás es fantasía, traición o marketing político. U olvido del Maquis y otras movidas terroristas en las que no participaron los socialistas.

  6. Jandro

    ¡Qué poco guerracivilista es nuestro presidente! ¡Cómo le gusta ahondar en lo que nos une y promover la concordia!

  7. Lugareño

    A mí siempre me ha llamado la atención que no sea de dominio público que también tuvieron chekas en Madrid la UGT y el PNV. ¿Han pedido perdón? ¿Han condenado a sus creadores? ¿Y qué narices hacían los representantes del “noble pueblo vasco” en un centro de tortura en Madrid?

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.