" /> ">
Serie políticamente incorrecta y que no paga los típicos peajes ideológicos

'La lista final': una excelente serie que ha puesto a los progres al borde de la histeria

Esta semana he terminado de ver "La lista final" (The Terminal List), una serie protagonizada por Chris Pratt y que está disponible en Amazon Prime Video.

El protagonista de 'Guardianes de la Galaxia' da gracias a Dios públicamente al recibir un premio
'La gran evasión': 10 curiosidades históricas poco conocidas sobre esa excelente película

La serie está protagonizada por el propio Pratt en el papel de James Reece, un oficial del Equipo VII de los Navy SEAL, el grupo de operaciones especiales de la Armada de EEUU. La cosa empieza con una misión en Siria. Un aspecto a destacar es que está muy bien ambientada y los aspectos militares y tácticos de la serie están muy bien cuidados, señal de que ha contado con un buen asesoramiento en ese aspecto. En esta ocasión encontramos a Chris Pratt en un papel en el que podemos verle registros dramáticos que no son habituales en otros papeles que ha hecho, y el resultado es muy bueno. Se trata, en fin, de una buena historia, que mantiene el interés hasta el último momento.

Podría parar de escribir así, pero el caso es que esta serie está siendo machacada por la crítica, especialmente por la más progre. Ayer el diario El Mundo publicó una crítica de la serie escrita como si Pratt le hubiese robado la novia al autor del texto, presentándola como "la peor serie de la semana" y dedicándole unas dosis de inquina que se plasman en la afirmación de que el actor tiene un "aura de ultraconservador y ultracatólico". Acabáramos. Ahora resulta que una serie es mala porque no paga los peajes ideológicos de la inquisición progre. Lo más divertido es leer los comentarios de los lectores: casi todos contradicen esa crítica e incluso la ponen a caldo, y lo mismo en Twitter.

En Hipertextual están alarmados porque dicen que la serie "tiene obsesionados a los locos de las armas" y "eso es preocupante". Si hablásemos de una serie que defendiese el aborto, otro gallo cantaría, ¿no? No quiero imaginar lo que dirán si ven una película de la Segunda Guerra Mundial, ese conflicto tan feo en el que los Aliados decidieron vencer a los nazis con armas porque el "Imagine" de John Lennon aún no se había escrito.

Pues sí, Pratt es cristiano, y además ha hecho una serie políticamente incorrecta, en la que se trata bien a la religión y a la familia. No hay, además, los guiños ideológicos que están siendo habituales en muchas producciones de Hollywood. Tampoco hay cuota LGTB. ¡Escándalo! La serie no comparte la dosis típica de moralina progre, y eso para algunos es imperdonable. No quiero imaginar cómo pondrían algunos a Alexandre Dumas si hubiese publicado "El conde de Montecristo" hoy en vez de hacerlo a mediados del siglo XIX.

Por mi parte, os recomiendo "La lista final", a mí me ha encantado, con lo que seguro que ahora me cuelgan el sambenito de "ultraconservador", "ultracatólico" y "loco de las armas", pero me da igual. Aquí os dejo con el trailer en español:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. FaramirGL

    Alberto Rey es al periodismo lo que Hannibal Lecter a la gastronomía.

    Lo dicho, no existen periodistas de izquierdas. Sólo activistas y mamporreros.

  2. wladimir

    pues saben...

    yo tambien me sumo a esa ola antiprogresista...y que me cuelgan el sambenito de “ultraconservador”, “ultracatólico” y “loco de las armas” tambien...donde tengo que firmar....

    pues si es mala porque no paga los peajes ideológicos de la inquisición progre...pues para mi es buenisima...

    pues si Pratt es cristiano..yo tambien...

    pues además ha hecho una serie políticamente incorrecta, en la que se trata bien a la religión y a la familia...yo estoy de acuerdo....

    pues si además..no hay los guiños ideológicos que están siendo habituales en muchas producciones de Hollywood..exelente....

    que no haya Tampoco hay cuota LGTB. ¡Escándalo!...pues magnifico....

    y que La serie no comparte la dosis típica de moralina progre, y eso para algunos es imperdonable...estoy totalmente de acuerdo...

    claro que si....No quiero imaginar lo que dirán si ven una película de la Segunda Guerra Mundial y otras guerras...si ellos vieran Playa Roja,el dia mas largo,la batalla de inglaterra,Midway (la version vieja),Pearl harbour (la version vieja) ,cartas de Iwo Jima,la delgada linea roja,etc,etc, o peliculas de la guerra de Corea o las de Vietnam...imaginense.... se moririan del susto...

    pero si la serie que defendiese el aborto, otro gallo cantaria...o si defendiera politicas de genero o LGBTI..ahi si es buena pelicula...

    al fin..una pelicula que si es de verdad....y no esos filmes contaminados idelogicamente que uno tiene separar la paja para encontrar el grano o que estan tan degradados que ni siquiera vale la pena ver....

    pues si esto representa una nueva ola antiprogresista o el inicio de la contrarevolucion antiprogre...entoncescon gusto me apunto...

  3. Jandro

    ¡Pues qué ganas de verla! A Chris Pratt llevan tiempo intentando cargárselo por no ir de woke perdido por la vida y por haberse atrevido a mentar a Dios públicamente en varias ocasiones.

    Como siempre, la agenda globalista dando pena.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.