Así quedó la zona rural de Bayona tras los graves incendios del 15 de octubre

Un vídeo que muestra el triste panorama de muchos montes de Galicia tras los incendios

Ya ha pasado una semana desde que el sur de Galicia se vio asolado por una ola de incendios que provocó la muerte de cuatro personas. Pero los problemas no acaban ahí, lamentablemente.

Asedio incendiario contra Vigo y el sur de la provincia de Pontevedra: hay cuatro muertos
El testimonio de uno de los policías nacionales que se vieron rodeados por el fuego en Galicia

El pasado jueves, el explorador urbano gallego Manuel Calavera, del que ya os he hablado aquí en muchas ocasiones, publicó en su canal de Youtube un interesante aunque tristísimo vídeo mostrando el estado en el que quedaron algunas de las zonas rurales de Bayona, una de mis sitios favoritos de Galicia. Manuel fue uno de los paisanos que colaboraron en la extinción de estos incendios, una tarea arriesgada de la que no salió indemne, como podéis ver aquí. Desde aquí deseo a Manuel que esté recuperado de esas heridas. Si ya tenía por él un gran aprecio, ahora me dan ganas de hacerle un monumento. Os dejo sin más con su vídeo del día después:

Como ya os dije la semana pasada, en Bayona los incendios llegaron hasta las viviendas. Uno de ellos, en concreto, alcanzó la Casa-Cuartel de la Guardia Civil. La parroquia de Baredo se vio afectada por tres incendios que empezaron la misma noche. También hubo un incendio cerca de la Virgen de la Roca y otro junto a las murallas occidentales del Castillo de Monterreal (en cuyo recinto se encuentra el Parador de Bayona). Según he sabido este domingo, allí el incendio llegó hasta la llamada Huerta de los Frailes, situada ante la Puerta del Pozo, el sitio en el que fue enterrado el primero de los indios americanos que falleció en Europa, de los traídos a estas tierras por Martín Alonso Pinzón.

Como señala Manuel en su vídeo, con los incendios no se han acabado los problemas. Si ahora vienen lluvias fuertes podría pasar lo mismo que en 2006, cuando el monte pelado por el fuego recibió un aguacero en otoño, arrastrándose muchos sedimentos ríos abajo y provocando una grave inundación en Sabarís. Además, el posible arrastre de las cenizas pone en riesgo a 20 bancos marisqueros en toda Galicia.

Al margen de eso, no quiero desaprovechar la ocasión de comentar algo que Manuel Calavera ya apunta en su vídeo, concretamente cuando se encuentra con una lavadora tirada en el monte y con otra basura que la gente tira sin más a la naturaleza. He estado recorriendo montes gallegos desde que tengo memoria. Aunque vivo en la costa, siempre me ha gustado más ir a la montaña que a la playa (será porque en el monte hay mucha menos gente y así no se me hincha mi vena misantrópica). Siempre que voy al monte tengo presente una norma: dejarlo todo como lo encontré para que otros también lo puedan disfrutar. Mi familia me educó en el respeto a la naturaleza y, sobre todo, en el civismo. Sinceramente, no entiendo a las personas que usan el monte como su basurero particular, tirando desde servilletas a botellas, pasando por cosas mucho mayores. Nuestras bellas montañas, como nuestras bellas playas, son un gran regalo que Dios nos ha dado a los gallegos -somos un pueblo afortunado donde los haya, dicho sea con todo mi respeto hacia los demás- para que disfrutemos de él pero sin destruirlo ni maltratarlo. Ensuciar el monte es una falta de respeto hacia los demás, y con “los demás” no me refiero sólo al resto de la gente que va por allí y en concreto a los que tienen que limpiar la basura que otros tiran, sino también a las generaciones futuras. Lo que me pregunto es si sirve de algo explicar esto a estas alturas: es algo que todos tendríamos que haber aprendido de pequeñitos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]